Los países con rehenes en Argelia buscan respuestas después de la crisis

El primer ministro argelino informó que en el ataque de islamistas murieron al menos 37 rehenes
  • A+A-
Por:
Amir Ahmed
Autor: Amir Ahmed
(Reuters) -

Al menos 37 rehenes extranjeros y un argelino murieron en la toma realizada por terroristas y el asalto de parte de fuerzas especiales ocurridos en una planta de gas de Argelia, informó este lunes el primer ministro del país, Abdul Malek Sallal.

Otros cinco rehenes siguen desaparecidos del complejo Amenas y podrían estar muertos, dijo el funcionario.

Antes del comunicado de Sallal, otros países y empresas del gobierno de Estados Unidos que tenían empleados en el complejo habían confirmado la muerte de 29 personas.

Entre los fallecidos hay tres estadounidenses, dijeron funcionarios de ese país este lunes. Antes se había confirmado la muerte de otro estadounidense.

La agencia estatal de noticias de Argelia, APS, informó que 29 militantes murieron durante la toma que terminó el sábado luego de que fuerzas especiales de Argelia entraron en el complejo por segunda vez para liberar a los rehenes. El gobierno argumentó que lo había hecho porque planeaban volar las instalaciones y llevarse a los rehenes a Mali.

“Si explotaba, podría haber matado y destruido cualquier cosa en un radio de cinco kilómetros o más”, dijo Sallal.

La planta empleaba a 790 personas, incluidos 134 extranjeros, de acuerdo con Sallal.

La crisis comenzó el miércoles cuando militantes en camionetas llegaron al extenso complejo de gas natural en Amenas, reunieron a los trabajadores de occidente en un grupo y los amarraron.

Tras tomar control de las instalaciones, los militantes bien armados colocaron explosivos  a lo largo del complejo.

El Ejército trató de negociar con los militantes pero sus demandas para liberar a los rehenes en Argelia fueron consideradas irracionales, lo que llevó a la intervención de fuerzas especiales respaldadas por la Fuerza Aérea de Argelia, de acuerdo con Sallal.

En algún momento, los militantes trataron de huir en vehículos que llevaban explosivos y tres o cuatro rehenes como escudos humanos, de acuerdo con Sallal. Al menos uno de los vehículos se volteó y explotó.

El ataque al complejo tomó meses de planeación e involucró a militantes de ocho países: Argelia, Túnez, Egipto, Mali, Níger, Canadá y Mauritania, de acuerdo con APS.

 Sallal aseguró que el equipo que tomó los rehenes entró el país desde el norte de Mali, donde las autoridades de ese país y las francesas pelean con islamistas por el control de la zona.

Un islamista veterano, Mokhtar Belmokhtar, se atribuyó la responsabilidad del ataque y dijo que estaba vinculado con Al Qaeda, según la agencia de noticias de Mauritania, Sahara Media.

Dijo que era una represalia contra Argelia por permitir a Francia usar su espacio aéreo para combatir a los militantes islamistas en Mali. Pero analistas regionales creen que la operación fue demasiado sofisticada para haber sido planeada tan rápido.

La planta en el este de Argelia es dirigida por la empresa estatal de petróleo en cooperación con varias firmas como Statoil, de Noruega y BP, de Gran Bretaña, y contaba con empleados de varios países.

El primer ministro británico, David Canmeron, aseguró el lunes que los esfuerzos internacionales por evacuar a los trabajadores terminó y que ahora se concentran en entrar  a la planta para regresar los cuerpos de los muertos británicos a Gran Bretaña.

Cameron también alabó a las fuerzas argelinas por su trabajo y por terminar con la crisis, y aseguró que no eran responsables por las muertes que ocurrieron mientras las fuerzas trataban de retomar el control.

“Hubiera sido una de las tareas más demandantes para las fuerzas de seguridad en cualquier parte del mundo, por lo que deberíamos reconocer la resolución mostrada por los argelinos al llevarla a cabo”, dijo Cameron. “Sobretodo, la responsabilidad de las muertes recae en los terroristas”.

Esta es la más reciente lista de fallecidos:

Estados Unidos

Al menos tres estadounidenses están entre los muertos. El Departamento de Estado confirmó la muerte de un estadounidense identificado como Frederick Buttaccio, y un alto funcionario confirmó la muerte de otros dos. Los hombre de estos dos últimos no han sido dados a conocer.

Seis estadounidenses liberados dejaron Argelina y una más permanece en el país.

Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo que un connacional podría haber muerto en el ataque. 

Francia

Ya no hay rehenes franceses desaparecidos, aseguró el Ministerio de Defensa  este sábado.

Un hombre identificado como Yann Desjeux murió después de decirle al diario francés Sud Ouest este jueves que él y otros 34 rehenes de nueve nacionalidades recibieron un buen trato por parte de sus captores. 

Japón

Todavía hay 10 japoneses cuyo paradero y condición se desconoce, indicó la compañía JGC.

Malasia

Tres exrehenes provenientes de Malasia iban de regreso a su país, aseguró la agencia estatal de noticias de esa nación este domingo. Pero aún existe una "posibilidad preocupante" de que otro esté muerto y uno más desaparecido, según la agencia. 

Noruega

Cinco noruegos están desaparecidos, mientras que ocho ya están a salvo, dijo el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg.

Filipinas

Seis filipinos murieron y cuatro se encuentran desaparecidos, confirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores. El vocero de la instancia ha dicho que hay 16 filipinos entre los priosioneros rescatados y se encuentran con vida.

Rumania

Un rumano perdió la vida y cuatro fueron liberados, indicó la oficina de Relaciones Exteriores de ese país. 

Gran Bretaña

Tres ciudadanos británicos murieron, según la Oficina de Exteriores. "Se cree" que otros tres británicos y un residente de Gran Bretaña están muertos.

Otros 22 ciudadanos de ese país han regresado a salvo a casa.

El gobierno escocés indicó que ocho de sus residentes están a salvo y se cree que otros dos murieron. 

Barbara Starr y Per Nyberg contribuyeron con este reporte

Ahora ve