Vladimir Putin crea un sistema contra los ataques de piratas informáticos

Este sistema nace tras confirmarse que la red de piratas 'Octubre Rojo' trató de obtener datos oficiales a través de correos electrónicos
Presidente de Rusia Vladimir Putin
GET. Vladimir Putin-Rusia  Presidente de Rusia Vladimir Putin  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
MOSCÚ (Reuters) -

El presidente Vladimir Putin ordenó a las autoridades rusas proteger las computadoras estatales de ataques de piratas informáticos, informó este lunes el Kremlin, después de que una firma de seguridad en internet dijera que una red de espías se había infiltrado en los equipos del gobierno y de las embajadas en las antiguas repúblicas soviéticas.

Apodada Octubre Rojo, la red utilizó ataques de phishing —correos electrónicos no solicitados que tratan de obtener información confidencial de forma fraudulenta— para infectar las computadoras de embajadas y otras instituciones estatales con un programa diseñado para recabar información y enviarla de vuelta a un servidor.

Putin firmó un decreto el 15 de enero que permite al Servicio de Seguridad Federal (FSB) "crear un sistema estatal para la detección, prevención y liquidación de los efectos de los ataques cibernéticos sobre las fuentes de información de la Federación Rusa".

Las redes de computadoras estatales y telecomunicaciones protegidos por un sistema de ciberseguridad deberá incluir a aquellos dentro de Rusia y en sus embajadas y consulados en el exterior, según el decreto publicado este lunes en la página del Kremlin.

La empresa rusa de seguridad en línea Kaspersky Labs informó la semana pasada que la red de espionaje informático, descubierta en octubre pasado, había estado buscando información secreta de países del este de Europa y ex repúblicas soviéticas, incluyendo Rusia, desde el 2007.

Muchos de los sistemas infectados pertenecían a legaciones diplomáticas, dijo la semana pasada el experto en virus informáticos Vitaly Kamluk de Kaspersky Labs, sin dar el nombre de los países.

Kamluk dijo la semana pasada que la red seguía activa y que los organismos encargados de hacer cumplir la ley en varios países europeos la estaban investigando.

Kaspersky Labs dijo que los infiltradores habían creado más de 60 nombres de dominio, la mayoría en Rusia y Alemania, que trabajaban como cortafuegos o proxies para esconder la localización de su servidor real.

El FSB no hizo comentarios inmediatos la semana pasada cuando se le preguntó si Rusia había tomado medidas para llevar ante la justicia a los presuntos miembros de la red de espionaje, o actuó para mejorar la seguridad en internet a raíz del descubrimiento.

El FSB —la principal agencia sucesora de la soviética KGB— solicitó una consulta escrita, a la que aún no ha respondido. El Kremlin no quiso hacer comentarios el lunes cuando fue preguntado si el decreto de Putin estaba relacionado con "Octubre Rojo".

Ahora ve