Cientos de personas mueren por un incendio en una discoteca en Brasil

Entre 2,000 y 3,000 personas asisten cada noche los fines de semana a la discoteca Kiss, en la ciudad de Santa María
Autor: Nicky Robertson | Otra fuente: CNN

Un incendio se produjo en una discoteca en el sur de Brasil y provocó al menos la muerte de 233 personas en la madrugada del domingo, informaron autoridades policiales.

Muchas personas resultaron pisoteadas en medio del pánico al tratar de dejar la discoteca Kiss en la ciudad de Santa María, dijo un guardia de seguridad a la cadena afiliada de CNN, Band News.

Familiares y amigos en busca de información se reunieron en un complejo deportivo aledaño, donde los cuerpos sin identificar fueron trasladados, reportó la Agencia Brasil, de carácter estatal.

La policía describió el accidente como la peor tragedia que jamás haya afectado al estado de Rio Grande do Sul, según Band News.

Las multitudes en pánico empujaron hacia la salida mientras el fuego recorría el atestado lugar. Cientos no lograron escapar. Unas 2,000 personas se encontraban dentro del club cuando inició el incendio, el doble de la capacidad máxima de 1,000, dijo el funcionario de bomberos, Guido de Melo.

Guardias de seguridad detuvieron a personas antes de salir del club, según información preliminar de los investigadores proporcionada a Globo TV. "Este hacinamiento dificultó a la gente salir, y según la información que tenemos, los guardias de seguridad evitaron que la gente dejara el edificio", dijo de Melo.

El fiscal Valderci Oliveira dijo a Band News que vio pilas de cuerpos en el baño del club cuando llegó a la escena horas después del incendio. Lucía "como una zona de guerra", dijo. La Policía informó que 90% de las víctimas fueron halladas en esa parte del establecimiento.

El fuego empezó alrededor de las 02:00 horas (local) tras incendiarse el sistema de aislamiento, según la Agencia Brasil.

El fuego salió "de la nada" en un escenario del club y rápidamente se esparció por el techo, dijo el testigo Jairo Vieira a Band News.

El humo se elevaba por la parte frontal del edificio, dijo Max Muller, quien conducía su moto cuando vio las llamas. Muller grabó un video de escenas caóticas fuera del establecimiento, donde se apreciaban equipos de emergencia rescatando a las víctimas y sobrevivientes aturdidos descansando en la calle. También se observaron cuerpos sobre el suelo, a un lado de las ambulancias.

Algunas personas que estaban dentro del club describieron en el video cómo muchos asistentes lucharon para hallar las salidas en medio de la oscuridad. Muller, quien no estaba dentro del club cuando ocurrió el accidente pero que lo ha visitado en otras ocasiones, dijo que no había señales que indicaran las salidas de emergencia. Es raro ver estas señales en clubes brasileños.

Un video de la escena mostró a bomberos disparando chorros de agua al club y hombres sin camisa tratando de derribar las paredes con hachas.

Se espera que aumente la cifra de muertos, dijo el coronel Adilomar Silva, coordinador regional de defensa civil.

Al momento del incendio había un espectáculo de pirotecnia dentro del club. Las autoridades no han confirmado que esa haya sido la causa, y dijeron que aún está bajo investigación.

La mayoría de personas habrían muerto por inhalación de humo, dijo Silva. Se estima que hay cientos de heridos, aunque no hay un conteo oficial por el momento.

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff, quien se encontraba en Chile para participar en una cumbre regional, anunció su regreso para atender personalmente la emergencia.

"La gente brasileña es la que me necesita hoy", dijo. "Quiero decir a la gente de Santa María en este momento de tristeza que estamos juntos".

Además de Rousseff, el expresidente Lula da Silva y otros líderes mundiales se han unido a las condolencias.

La discoteca Kiss es popular entre los jóvenes en Santa María. Entre 2,000 y 3,000 personas asisten al lugar cada noche los fines de semana.

La ciudad es sede de la Universidad Federal de Santa María, así como de varias universidades privadas.

Ahora ve
No te pierdas