En Campo David hacemos tiro al plato todo el tiempo, dice Obama

El presidente de EU asegura que tiene un profundo respeto por las tradiciones de caza que se remontan a generaciones
Autor: Kevin Liptak
(Reuters) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que su intento legislativo por endurecer las restricciones a armas de fuego no ignora a los propietarios de armas, en una entrevista publicada este domingo.

Obama destacó la tradición de tiro y caza estadounidense, la cual también es una tradición en Campo David, Maryland, la casa de retiro presidencial.

“En Campo David, hacemos tiro al plato todo el tiempo”, dijo Obama en la entrevista con el diario The New Republic. El mandatario respondió a una pregunta sobre si había disparado alguna vez un arma.

Mientras que sus hijas adolescentes no participan en el tiro, él ha realizado esta actividad con acompañantes, dijo en la entrevista. “Tengo un profundo respeto por las tradiciones de caza que se remontan a generaciones en este país”, dijo. “Creo que quienes descartan eso cometen un grave error”.

Hace una semana y media, Obama anunció 23 acciones ejecutivas —que no requieren aprobación del Congreso— para endurecer las leyes de armas existentes y tomar medidas en salud mental y seguridad en las escuelas.

El mandatario pidió al Congreso reinstalar una prohibición a las armas de asalto que expiró en 2004, para restringir cargadores de más de 10 disparos y para expandir las revisiones de antecedentes de cualquier persona que trate de comprar un arma, sin importar si trata de una tienda o de una venta privada.

La decisión de Obama ocurre en respuesta al tiroteo en Newtown, Connecticut, que dejó 27 personas muertas, incluyendo 20 niños.

Como parte del paquete de medidas de control de armas, el vicepresidente Joe Biden se reunió con grupos involucrados en el debate, incluyendo propietarios de armas y organizaciones de fabricantes de armas.

La apertura para escuchar puntos de vista de los propietarios de armas debe continuar mientras el debate transcurre en el Congreso, dijo Obama.

El sábado, miles de personas marcharon para pedir un mayor control de armas por las calles de Washington.

“Gran parte del reto que tenemos en nuestras políticas ahora es que la gente siente como si lo discutido aquí en Washington estuviera completamente desligado de sus realidades del día a día. Y eso no es una perspectiva injustificable”, dijo.

Pero en su entrevista, Obama también sugirió lo contrario, que algunos grupos de propietarios de armas eran sordos a los argumentos provenientes de quienes piden más restricciones. “Los defensores del control de armas tienen que escuchar un poco más de lo que lo hacen a veces”, dijo.

 

Ahora ve
No te pierdas