El interés de republicanos y demócratas empuja el plan migratorio: 'Time'

La influencia de los inmigrantes y la conciliación política en el rubro suponen factores a favor del plan de regulación de indocumentados
| Otra fuente: 1

Nota del editor: Grupo Expansión, que edita CNNMéxico.com, es parte de Time Inc, la empresa que edita la revista Time.

(CNNMéxico) — El grupo de senadores republicanos y demócratas que presentó este lunes una propuesta para reformar el sistema migratorio, mostró una actitud cooperativa poco común en los acuerdos bipartidistas que ha concretado el gobierno de Estados Unidos recientemente, de acuerdo con un artículo de Alex Altman publicado en la revista Time.

En las propuestas anteriores de reforma inmigratoria en 2005, 2009 y 2010, en las que participaron muchos de esos mismos senadores, la cooperación no dio resultados.

El senador demócrata de Nueva Jersey, Robert Menendez, quien participó en el grupo bipartidista, explicó en el programa de noticias This Week de la cadena ABC que las posibilidades de que avance la reforma existen porque “los estadounidenses la apoyan en las encuestas, los electores latinos la están esperando, los demócratas la quieren y los republicanos la necesitan”.

La proposición elaborada por los senadores contempla una ruta “severa, pero justa” para que los indocumentados obtengan la ciudadanía estadounidense, al mismo tiempo que pretende incrementar la seguridad fronteriza para evitar nuevos flujos de migración ilegal. La propuesta busca facilitar la contratación legal de migrantes  destacados en aéreas de ciencia y tecnología, pero no abandona la necesidad de conseguir mano de obra extranjera que sea barata para trabajar en ramas como la agricultura.

El senador republicano de Arizona, John McCain, ha dicho que este plan no es muy diferente a uno que él mismo trazó en 2007 junto con el senador demócrata Ted Kennedy, ya fallecido. La diferencia que McCain distingue ahora para que la propuesta tenga éxito proviene de las últimas elecciones, ya que “el partido republicano está perdiendo el apoyo de los ciudadanos hispanos”.

El artículo de Time plantea el hecho de que los republicanos sospechan que sus esfuerzos en migración sean mitigados por el partido demócrata. El secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, reconoció los logros del “grupo de ocho”, que alude a los senadores de ambos partidos que trabajaron en el plan; pero no perdió la oportunidad de destacar el “importante liderazgo del presidente Obama en el tema migratorio”.

El camino que hay que recorrer para transformar en ley el plan de los senadores y la propuesta que plantea este martes el presidente Obama, todavía es muy largo. Más allá de la complejidad del proceso, otros asuntos legislativos a medio plazo, como el tope de deuda o el control de armas, podrían trabar o alargar el proceso para aprobar la reforma inmigratoria.

Ahora ve
No te pierdas