Los 'dreamers' usan su influencia en el debate sobre inmigración en EU

Los jóvenes indocumentados en Estados Unidos ayudan a promover la reforma inmigratoria aprovechando su repercusión social y popularidad
  • A+A-
Por:
Mariano Castillo
Autor: Mariano Castillo
(Reuters) -

Cuando la madre y el hermano de Erika Andiola fueron detenidos por agentes de inmigración este mes, ella entró en acción. Erika convocó el apoyo de otros jóvenes indocumentados igual que ella, conocidos como dreamers, por apoyar la DREAM Act, y en cuestión de horas los funcionarios de inmigración fueron saturados con llamadas telefónicas, logrando que los familiares de Erika fueran liberados.

Los oficiales de inmigración y aduanas dijeron que la detención y posterior liberación de los parientes de Erika, no tuvieron nada que ver con el activismo que ella practica. Pero eso no afecta su ánimo pues ella está convencida de que la intervención de los dreamers fue lo que salvó a su madre de ser deportada. “Se necesita mucha presión para lograr que hagan eso” dijo Erika.

Su trabajo y el de otros jóvenes migrantes se ha vuelto protagonista en las discusiones sobre la reforma inmigratoria, un tema que el presidente Barack Obama ha prometido atender en su segundo mandato. En el plan de Obama los llamados dreamers, en referencia al proyecto legislativo de Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Migrantes, DREAM por sus siglas en ingles; podrían recibir documentos legales a cambio de ir a la universidad o enlistarse en el Ejército.

En 2009, los dreamers fueron de puerta en puerta para pedir apoyo al proyecto legislativo y actualmente, el movimiento que organizaron tiene influencia en las discusiones políticas sobre inmigración. El verano pasado, los demócratas  le concedieron un espacio a los dreamers en la Convención Nacional Demócrata, permitiendo que Benita Veliz se convirtiera en la primera migrante indocumentada en dar un discurso en la Convención.

Pero los demócratas no son los únicos que están escuchando a los dreamers. El senador republicano de Florida, Marco Rubio, anunció una nueva propuesta de inmigración este mes que fue consultada con el grupo de jóvenes inmigrantes. “Nosotros creemos que hay mucho apoyo para dejar que los jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños se queden en el país” dijo el secretario de prensa del senador Rubio, Alex Conant.

José Luis Zelaya, estudiante de la universidad de Texas A&M y miembro activo de los dreamers dice sobre su grupo que “el poder siempre ha estado ahí, lo que pasa ahora es que se está demostrando”. La propuesta legislativa que los dreamers como Zelaya promovieron en 2009 y 2010 no tuvo éxito, pero a pesar del fracaso el grupo siguió cabildeando y han adquirido credibilidad con medidas como el permiso de trabajo por dos años que Obama extendió para algunos jóvenes indocumentados.

Según Andiola, muchos dreamers pensaron que estaban promoviendo una causa perdida cuando el DREAM Act no fue aprobado, pero persistieron y “han logrado probar a mucha gente que estaban en un error”. El próximo reto para este grupo es cabildear a favor de una reforma inmigratoria que trascienda la seguridad fronteriza y permita mantener unidas a las familias.

Un grupo conformado por cuatro legisladores republicanos y cuatro demócratas presentaron este lunes un plan para formular una reforma inmigratoria que fortalezca la seguridad fronteriza, mejore el monitoreo de migrantes legales y aplique sanciones a la contratación de trabajadores indocumentados. El plan bipartidista también prevé la posibilidad de que la mayoría de los indocumentados obtenga la ciudadanía estadounidense, una medida acorde con los principios originales del DREAM Act.  

El martes, el presidente Barack Obama reiteró sus intenciones de promover una reforma inmigratoria que comprenda las mismas previsiones que planteó el senado  y que  han sido parte de su campaña en los últimos años. En un viaje al estado de Nevada, Obama reconoció el trabajo del grupo de senadores sobre el sistema de migración, pero advirtió que si el congreso no actúa de manera puntual para aprobar una reforma, el presentaría su propia ley y exhortaría al congreso a votar sobre ella. 

Ahora ve