Hillary Clinton planea escribir y dar conferencias tras dejar su cargo

La secretaria de Estado de EU afronta nuevo retos en la divulgación y el activismo, sin retirarse por completo de la actividad política
  • A+A-
(CNN) -

Quizás tenga 65 años, pero la secretaria de Estado saliente de Estados Unidos, Hillary Clinton, no se retirará. En vez de eso, está considerando ayudar a la fundación de su esposo y dejar la puerta abierta a una posible carrera presidencial en 2016.

"No planeo postularme, dijo Clinton este martes a CNN, usando una retórica política que no excluye un cambio de planes, mientras se preparaba para entregar sus responsabilidades del Departamento de Estado a John Kerry. "Estoy fuera de la política en este momento".

Clinton dijo que planea reenfocar sus esfuerzos a dar conferencias y a escribir, y trabajar a favor de mujeres y niñas. Insinuó que quizás también sume sus fuerzas a la obra que lleva a cabo por la Iniciativa Global Clinton, presidida por el expresidente Bill Clinton. "Estoy muy orgullosa de lo que mi esposo ha hecho en los últimos 10 años", dijo Clinton. "Buscaremos la manera de unir nuestros esfuerzos". Señaló que su hija, Chelsea, también se ha involucrado en obras filantrópicas después de la tormenta tropical Sandy. "Llevamos al servicio público en los genes", dijo Clinton.

Clinton reconoció que en su legado hay problemas sin resolver en algunos de los puntos conflictivos del mundo, pero reconoció que tomó el puesto hace cuatro años en un momento de gran incertidumbre. "Pienso que debemos volver a cuando tomé el cargo en enero de 2009 para recordar la mala percepción que había de Estados Unidos, lo dañada que estaba nuestra reputación, cuán cuestionado estaba nuestro liderazgo, cómo la crisis económica había sacudido realmente la confianza que las personas depositaron en nuestro gobierno, nuestro sistema económico, nuestro país".

Clinton dijo que al principio simplemente había buscado restaurar la confianza internacional en el liderazgo estadounidense, "a veces contra todos los pronósticos", incluida una crisis en la economía mundial y las guerras en Iraq y Afganistán.

Entre los desafíos también estuvo la respuesta a la Primavera Árabe, formar coaliciones internacionales para aplicar sanciones contra Irán y Corea del Norte, y sortear los cambios en Myanmar, Europa, Latinoamérica y África. "Estoy muy orgullosa de lo que hemos logrado" dijo y añadió: "Empezamos a practicar la diplomacia de manera diferente, no es que hayamos desechado todos los logros anteriores, sino que añadimos nuevas herramientas a la caja".

Ante la pregunta de por qué en el gobierno de Obama no se designó a una sola mujer para cualquiera de los cuatro puestos principales en el gabinete, dijo: "Lo que debemos hacer es ver la escena completa". Aunque las mujeres jóvenes tienen oportunidades para entrar en el sistema, "creo que aún hay mucho que andar para tener la influencia que me gustaría ver".

Clinton, quien vive con su esposo en Chappaqua, en el Condado de Westchester, Nueva York, dijo que esperaba despertar el lunes sin compromisos para ese día por primera vez. "He trabajado desde los 13 años", dijo. "Cuando no estaba en la escuela, estaba trabajando. Creo que tendré que adaptarme".

Clinton, quien estuvo hospitalizada recientemente por un coágulo, dijo que se sentía muy bien. "Tengo mucha energía que deben ser aprovechada y canalizada", dijo. "Estoy ansiosa por empezar este siguiente capítulo de mi vida, sea lo que sea".

Tom Watkins, Elise Labott y Jill Dougherty de CNN contribuyeron con este reportaje.

Ahora ve