Malala "está despierta y habla" tras recibir placa de titanio en el cráneo

La activista pakistaní se recupera en Londres de dos cirugías craneales exitosas a casi cuatro meses de ser herida por talibanes
(Reuters) -

Malala Yousufzai, la joven paquistaní que desafió a atacantes talibanes para promover la educación de las niñas, dice que se "siente bien" después de dos cirugías este fin de semana.

Los médicos colocaron una placa de titanio en el cráneo y le implantaron un dispositivo coclear para restablecer la audición en su oído izquierdo.

"Estoy feliz de que ambas operaciones tuvieron éxito", dijo Malala este lunes desde su cama en un hospital de Birmingham. "Puedo caminar un poco y me siento mejor", dijo.

Malala espera recuperarse por completo en aproximadamente un mes.

La joven de 15 años "no tiene lesiones cerebrales de larga duración" después de recibir un disparo en la cabeza en octubre pasado, dijo su neurocirujano, Anwen White.

"Ella no va a necesitar más cirugías", dijo White.

Tras la operación del domingo se reporta en condición estable.

“Ambas operaciones fueron un éxito y Malala ahora se recupera en el hospital. Su equipo médico está ‘muy complacido’ con el progreso que ha logrado hasta ahora”, informó en un comunicado el Hospital Queen Elizabeth en Birmingham.

Las cirugías de cinco horas del sábado fueron el último paso la larga recuperación de Malala, quien recibió disparos en la cabeza y el cuello en octubre pasado por parte de un agresor talibán. El hecho ocurrió en octubre, luego de que Malala defendiera públicamente el derecho a la educación de las niñas pakistaníes.

La semana pasada, los doctores dijeron que usarían una plata de titanio para cubrir una herida en el cráneo de la menor, y que le harían un implante coclear para restaurar parcialmente la capacidad auditiva en su oído izquierdo. La placa era necesaria para reemplazar una sección de su cráneo de casi el tamaño de una mano que los doctores removieron para aliviar la hinchazón de la herida.

Malala se convirtió en un símbolo internacional de valor después de ser herida por los talibanes. Antes del ataque, la activista de 15 años escribió en un blog en defensa de la educación de las niñas y acusó al Talibán de orillarlas a la ignorancia.

El Talibán prohibió regiones de Pakistán el acceso de mujeres a las aulas y amenaza a quien desafíe sus disposiciones.

Malala fue herida el 9 de octubre, cuando viajaba a bordo del transporte escolar. Seis días después, fue trasladada al hospital británico donde fue operada este fin de semana.

Los doctores la habían dado de alta a principios de enero. Después, la menor continuó su recuperación con su familia en un hogar temporal localizado cerca. Su padre, que había sido maestro en Pakistán, se encuentra empleado ahora en el consulado de Pakistán en Birmingham.

Las autoridades informaron este domingo que Malala seguiría hospitalizada hasta que se encuentre lo suficientemente repuesta.

Ahora ve
No te pierdas