Los Boy Scouts suman apoyo para la admisión de miembros abiertamente gay

La discusión para terminar con el veto a personas homosexuales en la organización se suma a los llamados de igualdad del presidente Obama
| Otra fuente: CNNMéxico

La Junta Nacional Ejecutiva de los Boy Scouts de Estados Unidos discute desde el lunes, en Irving, Texas, la entrada de personas abiertamente homosexuales a su organización. Defensores y detractores de la propuesta esperan que se llegue a una resolución el miércoles.

El lunes algunos scouts y otros grupos a favor de cambiar sus reglas de admisión, presentaron firmas de apoyo recabadas en línea, que según ellos suman 1.4 millones, las cuales fueron entregadas en la oficina central de los Boy Scouts de Estados Unidos, (BSA por sus siglas en ingles). 

La discusión para eliminar la restricción es una respuesta a meses de protestas en los que cientos de scouts renunciaron a sus medallas y condecoraciones y antiguos miembros de la organización que son homosexuales, hicieron público su descontento.

En 2011, más de 2.7 millones de jóvenes colaboraron en proyectos de servicio con los Boy Scouts, pero el número total de miembros registrados se redujo respecto al 2010, de acuerdo al sitio web de la organización.

Si el grupo cambia sus políticas de admisión, cada organización local de Scouts podría aceptar a sus miebros “en consonancia con la misión de cada organización, sus principios o creencias religiosas” de acuerdo a un comunicado de los BSA. 

El presidente Barack Obama se pronunció a favor de eliminar las restricciones a las personas homosexuales pues considera que “los Scouts son una institución que promueve a la gente joven y les ofrece oportunidades de liderazgo de las que nadie debería perderse”.

Sin embargo algunos republicanos piensan diferente. El activista conservador y exsenador Rick Santorum, escribió una columna para el sitio web Daily World Net en la que expresó su desaprobación por las medidas de integración dentro de los Boy Scouts de Estados Unidos.

Santorum responsabilizó a la izquierda liberal de “sacar a dios de la vida pública”, indicando que la decisión de los BSA podría significar que la organización no sobreviva a esta transformación de la sociedad estadounidense.

El gobernador de Texas, Rick Perry, quien también contendió por la candidatura republicana a la presidencia en 2012; se opuso al cambio diciendo que estar en los Scouts “se trata una cantidad importante de lecciones de vida. La sexualidad nunca lo ha sido y no necesita serlo”.

En el 2000, la Suprema Corte de Estados Unidos determinó que los BSA  tenían el derecho para expulsar a un asistente homosexual ya que, como organización privada, es su prerrogativa elegir los valores que desean practicar.

United Way, una organización sin fines de lucro que se dedica a financiar proyectos comunitarios es uno de los entes de los que los Boy Scouts reciben fondos.

Pero esta ayuda podría terminarse debido a que las políticas de inclusión de los BSA van en contra de United Way al no permitir a personas abiertamente homosexuales ni ateas, ser líderes o miembros de los programas tradicionales de los Scouts, según explica un documento público en la página de los BSA.

Ante la pérdida de fondos,  el documento detalla que el plan de acción inmediata debe incluir fomentar el apoyo a los Boy Scouts por no “doblegarse ante la presión de United Way para hacerlos cambiar”.  

Ahora ve
No te pierdas