La Costa Este de EU se prepara para una tormenta de nieve histórica

Autoridades se preparan para atender las emergencias que pueda generar la conjunción de dos asistemas de tormentas este fin de semna
  • A+A-
Autor: David Ariosto
(Reuters) -

Dos sistemas de fuertes tormentas pueden converger durante la noche de este jueves en el noreste de Estados Unidos, lo que podría crear una tormenta de nieve histórica, que afectaría a las vías de transporte en una buena franja del país.

Una ráfaga invernal que se siente por todo el territorio estadounidense, en combinación con un frente frío que se ha disparado hacia arriba y a lo largo de la costa, podrían generar una nevada de hasta 30 centímetros en Nueva York, e incluso hasta 90 centímetros en Boston.

Más de 1,500 vuelos fueron cancelados en toda la región como previsión de la tormenta, mientras los equipos de emergencia se preparan para las inclemencias del tiempo, la mayoría de los cuales se esperan entre este viernes y sábado.

"Si estás en la carretera y te encuentras atascado, te estás poniendo en peligro", dijo a CNN el meteorólogo Chad Myers este jueves. En Boston podría caer hasta 7 centímetros por hora, y hasta 60 centímetros en 24 horas, así como ráfagas de remolino heladas en toda la región.

El sistema ya ha sido comparado con la "gran ventisca" de 1978, cuando miles que se encontraban en traslados quedaron varados de forma vertiginosa por las acumulaciones de nieve que cubrieron las carreteras y dejaron a varias personas muertas.

Una flota de 600 removedores de nieve estará operada por trabajadores municipales y contratistas en Boston, ya que las autoridades se preparan para lo que dicen podría ser una tormenta de 36 horas.

El alcalde Thomas M. Menino dijo que se trata de "una tormenta muy grave" e instó a los residentes a utilizar el transporte público si tienen que viajar. Los residentes se abastecían de víveres después de que las autoridades anunciaron que las escuelas públicas de todo Massachsuetts y Connecticut no tendrán clases este viernes.

"Ellos vienen a comprar palas, fundidores de hielo y trineos", dijo Atton Shipman, quien trabaja en la tienda Back Bay Hardware. Las redes sociales también eran un hervidero de charla sobre el clima que viene.

"Solo un recordatorio de cómo se ve la tierra si alguien se olvida de ella en un par de días", escribió Ryan Pickering, después de publicar una foto de una carretera de Rhode Island.

Funcionarios de emergencias de Massachusetts dijeron este jueves que estaban ocupados en el mantenimiento de carreteras en prevención de la tormenta entrante.

"Los viajes pueden llegar a ser casi imposibles con la caída/acumulación de nieve y la visibilidad de casi cero durante el apogeo de la tormenta (este viernes por la tarde y hasta la mañana del sábado)", dijo la agencia en un comunicado.

Los equipos comenzaron a preparar máquinas quitanieves en el Aeropuerto Internacional Logan, donde los funcionarios dijeron que la tormenta se espera que cause retrasos y cancelaciones de vuelos este viernes y hasta bien entrado el sábado.

Las aerolíneas United Airlines, Delta, JetBlue, Southwest Airlines y otras dijeron que ofrecerían la posibilidad de realizar cambios sin cargos extra.

En Nueva York, el alcalde Michael Bloomberg dijo que su ciudad estaba alistándose, y el hecho de que la tormenta llega en fin de semana podría beneficiar a los trabajadores, pues habrá menos tráfico en las calles a limpiar.

El viento también será una preocupación importante. Ráfagas podrían llegar a los 120 kilómetros por hora a lo largo de Cape Cod y 88 kilómetros por hora en el estrecho de Long Island, y causar inundaciones costeras y subida de mareas.

Ahora ve