La muerte de una menor por la violencia armada pone en luto a los Obama

Michelle Obama asistió al funeral de Hadiya Pendleton, una adolescente que luchaba contra la violencia de las pandillas en Chicago
Gregory Wallace
Autor: Gregory Wallace
(Reuters) -

La estudiante Hadiya Pendleton hizo un llamado a sus amigos a mantenerse alejados de las pandillas, pero desde un video que hizo en 2008, pues este sábado fue recordada como una de las tantas víctimas de la violencia armada en Estados Unidos.

"Es su trabajo como estudiantes el decir no a las pandillas y sí a un gran futuro", dijo a sus compañeros en un video de internet que hizo en 2008.

Pendleton, de 15 años, fue asesinada el 29 de enero en el barrio de Hyde Park en Chicago, una semana después de que actuó en la toma de posesión del presidente Barack Obama. 

La joven fue recordada este sábado como una víctima de la violencia de las pandillas en un funeral al que asistió primera dama Michelle Obama.

Su asesinato fue el número 42 en la ciudad este año.

Una nota escrita a mano por el presidente Barack Obama a los padres Hadiya fue publicado en el programa del funeral: "Queridos Cleopatra y Nathaniel, Michelle y yo solo queríamos que supieran que se nos rompió el corazón al haber oído acerca de la muerte Hadiya.

"Sabemos que no hay palabras que puedan aliviar el dolor, pero pueden estar seguros de que estamos orando por ustedes, y que vamos a seguir trabajando tan duro como podamos para poner fin a esta violencia sin sentido. Dios los bendiga, Barack Obama."

Ella "marchó por mí y por el presidente y por el resto de ustedes en el día de la inauguración, llevando con orgullo y compromiso la banda de la escuela secundaria" dijo el vicepresidente Joe Biden a miembros demócratas del Congreso esta semana.

“No era una niña ordinaria”, dijo. "Era una niña que había utilizado las redes sociales instando a sus amigas a levantar la voz de rechazar las pandillas, y ahora se ha ido”.

El gobierno de Obama se ha centrado en la reducción de la violencia que genera las armas luego de que 20 niños y seis adultos fueron asesinados el 14 de diciembre en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut.

El presidente ha propuesto una legislación sobre las armas y firmó órdenes ejecutivas encaminadas a reducir la violencia armada. Su plan incluye la prohibición de venta de armas de asalto, las restricciones a la capacidad de cargadores y verificación de antecedentes en las armerías.

La primera dama, el secretario de Educación, Arne Duncan, y la asesora principal de la Casa Blanca, Valerie Jarrett, todos residentes de Chicago, asistieron al funeral. El gobernador de Illinois, Pat Quinn y el reverendo Jesse L. Jackson Sr. también estuvieron presentes.

Cientos de familiares, amigos y compañeros de clase presentaron sus respetos. Sus compañeros de clase caminaron por el pasillo de la iglesia en sus trajes negros y amarillos de equipo.

Nathaniel Pendleton, el padre de Hadiya, dijo a CNN que su hija estaba emocionada de conocer al presidente y ser parte de su toma de posesión. Su muerte debe ser parte del diálogo nacional sobre la prevención de la violencia armada, dijo.

"Cuando hablamos de esto como una familia, nos dimos cuenta de las implicaciones de la muerte de Hadiya en este debate", dijo. "Creemos que este debate, que debería ser un enfoque multifacético... No debería ser un enfoque demócrata, no debería ser un enfoque republicano.

"Las leyes de armas deben ser, de alguna manera, creadas de una manera que hagan más difícil para los chicos malos el conseguir armas y que sea más fácil para los ciudadanos respetuosos de la ley que quieran tenerlas", dijo.

Más de 500 personas murieron en Chicago el año pasado. "Tenemos la responsabilidad de procurar un alto a esto", dijo el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel.

Athena Jones, Adam Aigner-Treworgy, Ted Rowlands, Tom Cohen, Catherine E. Shoichet y Michael Pearson contribuyeron a este reporte.

Ahora ve
No te pierdas