El noreste de EU se recupera mientras el centro espera otra tormenta

Trabajadores luchan por rehabilitar aeropuertos, autopistas y el servicio eléctrico tras las nevadas que cobraron la vida de nueve personas
  • A+A-
| Otra fuente: 1

Nota del Editor: Esta nota fue actualizada a las 20:58 horas (del centro de México). 

(CNN) — Para millones de habitantes en el noreste de Estados Unidos la tormenta ya pasó, pero estar bajo la nieve aún no.  La gran nevada de este sábado dejó niveles récord en algunas áreas, y la temperatura es aún muy baja para que se derrita.

El presidente Barack Obama declaró estado de emergencia en Connecticut, que registró la mayor acumulación de nieve durante el fin de semana, con un metro en la ciudad de Hamden.

Al menos nueve muertes en tres estados y en Canadá fueron atribuidas a la tormenta, originada por dos sistemas meteorológicos convergentes.

Desde Pennsylvania hasta Maine, varios habitantes tratan de abrirse paso entre la capa de nieve que supera los 90 centímetros.

Al menos 270,000 personas permanecían sin electricidad la noche de este domingo, una mejora significativa respecto a los 635,000 que no tenían luz este sábado.

Alrededor de 200 personas se encontraban en refugios este domingo, en el sureste de Connecticut, dijo el gobernador Dannel Malloy.

"Parecía una zona de guerra", dijo Jim Cantwell, un representante del estado en las ciudades de Bahía y Marshfield Scituate, donde alrededor del 90% de los clientes seguían sin electricidad este domingo.

 "La devastación que hemos visto aquí nos llevaría a creer que pasarán varios días antes de que tengamos la electricidad de vuelta”.

De las nueve muertes por accidentes relacionados con la nevada, cinco fueron en Connecticut, dos en Canadá, una en Nueva York y otra en Massachusetts.

En Boston (Massachusetts), la víctima fue un menor de 14 años que ayudaba a su padre a mover la nieve. El chico trató de calentarse en el auto familiar, pero el motor estaba andando y el escape estaba bloqueado por nieve, lo que causó que el monóxido de carbono se acumulara en el auto. Los bomberos no pudieron resucitarlo.

La policía de Boston investiga otra posible muerte por intoxicación en automóvil.

En Nueva York, una mujer de 18 años perdió el control de su auto y atropelló a un hombre de 74 que caminaba cerca, dijo la policía. Más tarde murió por las heridas.

Otros accidentes ocurrieron en Connecticut y Ontario.

Un día después de que las autoridades recomendaran permanecer en casa, los viajes poco a poco vuelven a la normalidad este domingo.

Los trabajadores intentan rehabilitar aeropuertos, trenes y autopistas, mientras varias personas tratan de retomar sus planes de desplazamiento.

La tormenta forzó la cancelación de más de 5,000 vuelos. Los tres aeropuertos más transitados de Nueva York reanudaron su servicio este domingo y en el aeropuerto internacional de Boston ya empezaron a aterrizar algunos aviones.

En Nueva York, los niveles de nieve variaron en sus distintas localidades. Alcanzó poco menos de 30 centímetros en Manhattan y en Long Island se registraron más de 65 centímetros.

Mientras que los estados del noreste estadounidense luchan contra los efectos de la tormenta, en el centro-norte se preparan para lidiar con ellos.

Una gran tormenta ocasionará fuertes vientos e intensas nevadas desde el noreste de Colorado hasta Minnesota entre domingo y lunes, informó el Servicio Meteorológico Nacional de EU. 

Con información de Chris Welch, Mary Snow y Holly Yan.

Ahora ve