Benedicto XVI, el papa que desertó de la milicia para servir a la Iglesia

El cardenal Joseph Ratzinger fue arzobispo de Munich antes de ser nombrado jefe de la Congregación de la Doctrina de la Fe por Juan Pablo II
AFP
Papa-Angelus-AFP  AFP  (Foto: )
  • A+A-
(CNN) -

El líder espiritual de 1,200 millones de católicos, Benedicto XVI, sorprendió al mundo este lunes al anunciar que renunciará a finales de mes debido a su avanzada edad. Es la primera vez que un Papa renuncia en casi 600 años.

El cardenal Joseph Ratzinger fue elegido sucesor de Juan Pablo II en 2005, quien fue el tercer líder que más tiempo duró al frente de la Iglesia católica.

Ratzinger nació el 16 de abril de 1927 en Marktl Am Inn, Baviera, una región muy católica de Alemania, y pasó su adolescencia en Traunstein, cerca de la frontera con Austria durante el régimen Nazi de Adolfo Hitler.

En sus memorias escribió que funcionarios escolares lo enrolaron en las juventudes nazis en contra de su voluntad en 1941, cuando tenía 14 años.

Le permitieron dejar la organización porque estaba estudiando para ser cura, pero fue llamado a servir en el Ejército en 1943, donde estuvo dentro de una unidad de fuego antiaéreo hasta que desertó durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

En algún punto Ratzinger fue capturado por soldados estadounidenses y permaneció como prisionero de guerra durante varios meses.

"Nuestros objetivos e ideales eran totalmente opuestos a los de Hitler, pero, por desgracia, éramos soldados. No veíamos la hora de que llegase el final de la guerra (la Segunda Guerra Mundial)", señaló un hermano de Ratzinger, George, en una entrevista en el 2008.

Luego de la guerra, regreso a sus estudios de teología y fue ordenado en 1951. Recibió su doctorado en teología dos años después y enseñó dogma y teología en universidades alemanas por varios años.

En 1962, fue consejero del cardenal Frings durante el pivotal Consejo Vaticano II. El cardenal era un reformador que en ese entonces era arzobispo de Colonia, Alemania.

Como joven cura, Ratzinger estuvo en el lado progresista en los debates teológicos, pero comenzó a girar hacia la derecha luego de las revoluciones estudiantiles de 1968.

Ratzinger era una persona tímida y gentil, visto por sus estudiantes como un profesor bien preparado y atento.

El papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Munich en 1977, y luego promovido a cardenal. Ratzinger fue arzobispo hasta 1981, cuando fue nominado por Juan Pablo II como jefe de la Congregación de la Doctrina de la Fe, una posición en la que estuvo hasta su elección como Papa en 2005.

Ratzinger se convirtió en decano del Colegio de Cardenales en noviembre de 2002, y en ese rol tuvo que convocar a los cardenales a Roma para el cónclave que terminó con su elección como el Papa 265.

Un pontificado tecnológico

Durante su pontificado, Benedicto XVI se pronunció a favor de que persista el celibato sacerdotal. No dio pasos para aprobar el sacerdocio femenino, y en mayo de 2011, en una visita a Portugal, dijo que el aborto y las amenazas al matrimonio heterosexual son “algunos de los retos más peligrosos e insidiosos que afronta hoy el bien común”.

En 2006, Benedicto XVI ordenó al padre mexicano Marcial Maciel retirarse para tener una vida de “oración y penitencia”, alejado de todo ministerio público, tras años de acusaciones de que el fundador de los Legionarios de Cristo había cometido abusos sexuales contra menores de edad.

“Por desgracia”, El Vaticano afrontó el caso “con mucha lentitud y retraso (…) porque estaba muy encubierto”, reconoció Benedicto XVI en el libro de entrevistas Luz del Mundo. En abril del 2010, el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, calificó como “paradójica” y “ridícula” la tesis de que Ratzinger encubrió a Maciel.

“Fue justamente al servicio de Ratzinger, a la cabeza de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el que se hizo avanzar el procedimiento (en contra del sacerdote)”, señaló Lombardi.

Como papa, Benedicto XVI incursionó en el uso de nuevas tecnologías. En junio de 2011, a los 84 años de edad, envió su primer mensaje en la red de información Twitter, desde una iPad.

En otra ocasión, pidió a los jóvenes difundir el Evangelio en las redes sociales. Contó con su propio canal en YouTube y respondió preguntas de fieles en un programa de televisión.

Benedicto XVI fue el sexto alemán en ser nombrado papa, y el primero desde el siglo XI. El último papa que renunció fue Gregorio XII en 1415. Lo hizo al final de una guerra civil dentro de la iglesia en el que más de uno se adjudicaba el título.

Ahora ve