Un intento de adopción de una pareja lésbica abre un debate en Puerto Rico

Un tribunal impidió que dos mujeres dieran su apellido a una niña de 12 años, hija biológica de una de ellas
La convención anual de comunidad LGBT
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Durante 12 años, una pareja de mujeres en Puerto Rico ha criado a una niña a la que consideran como hija de ambas, aunque solo una de ellas es la madre biológica. Ahora intentan que la menor lleve legalmente el apellido de ambas, una opción que ha sido negada por el Tribunal Supremo del país y que ha causado un debate público.

El máximo tribunal de Puerto Rico determinó este miércoles que una mujer no puede adoptar a la hija de su pareja, sin importar su sexo, pues las leyes del país hacen que la madre biológica pierda el vínculo legal con la menor.

La decisión fue dividida, como las opiniones en el país del Caribe, pues mientras cinco ministros negaron la petición que solicitaba la pareja de mujeres señalando que las leyes así lo determinan, cuatro dijeron que la justicia no debe limitar el desarrollo de la menor en un ambiente familiar.

“Aquí no hay ningún misterio. Ninguna cosa rara. Aquí hay dos mujeres que decidieron, como cualquier otra tiene derecho, a ejercer su maternidad, tener la experiencia, porque la experiencia de tener hijos no es exclusivamente heterosexual”, dijo este jueves Carmen Milagros Vélez, la madre biológica de la niña, al diario puertorriqueño El Nuevo Día.

Junto a su pareja, habían recurrido a instancias menores para solicitar que la niña pueda ser reconocida como hija de ambas legalmente, pero se han encontrado con la ratificación que hizo la máxima instancia del país a la sentencia del Tribunal de Apelaciones de días pasados.

La niña nació a través de una inseminación artificial que se practicó Vélez y ha sido criada desde entonces por la pareja de mujeres que vive en una relación estable desde hace 25 años, según un reporte de la agencia EFE.

“La niña lo ha tomado con coraje, ella ya tiene 12 años, es una adolescente, así que sus reacciones son a veces un poco más fuertes, en términos de expresar su coraje. Me parece muy bien que lo exprese”, dice Vélez a El Nuevo Día, aunque piensa que también tiene “tristeza” por la decisión.

Ahora la madre ha dicho en conferencia de prensa que presentará una apelación a la decisión en los siguientes 10 días para que el Tribunal Supremo reconsidere la decisión.

Sin embargo, el caso podría llegar a la Corte Suprema de Estados Unidos como instancia superior al ser Puerto Rico un estado libre asociado del país estadounidense.

El debate social en las calles

Al igual que los magistrados, los puertorriqueños han tomado partido tanto a favor como en contra. Este lunes una manifestación masiva en la capital San Juan, que convocó a 200,000 personas según dijeron organizadores a EFE, se expresó a favor de la familia tradicional.

Entre quienes respaldan la decisión de los magistrados está la Alianza de Juristas Cristianos, cuya presidenta, Ivette Montes-Lebrón, consideró que lo único que hizo el tribunal fue interpretar el Código Civil.

"Esta decisión no se trata de conceder o no derechos a gays, se trata de interpretar el alcance de nuestra Constitución, no de reescribirla para acomodar los deseos y visiones particulares de personas", indicó la jurista a EFE.

Montes-Lebrón subrayó que algunas personas tratan de confundir a la opinión pública al señalar que la decisión del Tribunal Supremo estuvo fundamentada en la preferencia sexual de las solicitantes de la adopción, cuando lo único que se hizo fue interpretar la ley.

El argumento fue respaldado por Myrna López Peña, presidenta de la Coalición Ciudadana de Defensa de la Familia, quien explicó que los jueces manifestaron con claridad que sexo, orientación sexual y género no son sinónimos para interpretar la ley sobre adopciones.

En tanto, otros grupos jurídicos y de activistas a favor de los derechos de las parejas del mismo sexo respaldó la petición de la pareja de mujeres.

“El bienestar de una niña o niño no puede estar a merced de prejuicios y estereotipos de clase alguna”, dijo Ana Irma Rivera, del Colegio de Abogados, en declaraciones a Wapa, afiliada de CNN. “Entendemos que los derechos de nuestros niños y niñas, así como los de todas las personas, están por encima de tabúes y prejuicios que no deben llevarse a decisiones jurídicas”.

El activista de derechos humanos y portavoz de la organización Puerto Rico Para Tod@s, Pedro Julio Serrano, mostró su rechazo a la sentencia, que catalogó como "nefasta y anticonstitucional".

"El Tribunal Supremo de Puerto Rico vuelve a incumplir con su obligación constitucional de otorgar justicia a quienes recurren a los tribunales como último recurso en su búsqueda de la igualdad", señaló el activista a EFE.

"Si la Asamblea Legislativa no corrige esta terrible decisión con legislación que permita a todas las personas adoptar independientemente de su orientación sexual o identidad de género, lo más terrible es que tendrá que ser el Tribunal Supremo estadounidense quien finalmente reconozca ese derecho en nuestra jurisdicción", apuntó el activista.

Leyes a favor de la comunidad homosexual

La multitudinaria manifestación llamada Puerto Rico se levanta de este lunes también tuvo mensajes en rechazo a las iniciativas de varios legisladores del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) para favorecer los derechos de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) en Puerto Rico.

El conjunto de proyectos de ley incluyen un proyecto para enmendar el Código Civil y aprobar así las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo, propuesta del presidente del Senado, Eduardo Bathia, según EFE.

Además, el senador Ramón Luis Nieves propone prohibir por ley la discriminación en la contratación a personas de la comunidad LGBTT y que se penalice la posible negación de entrada a lugares públicos, establecimientos y medios de transporte por causa de orientación sexual.

El también legislador Luis Vega Ramos quiere que las parejas de hecho compuestas por miembros de la comunidad LGBTT se incluyan en el marco de protección de la Ley 54 contra violencia doméstica.

Otro centenar de personas participaron en otra manifestación esta semana del Movimiento Inclusivo de Apoyo a la Comunidad, conformado por líderes de la comunidad LGBTT.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En medio de la polémica, Carmen Milagros Vélez defiende el derecho a la maternidad, en este caso de dos mujeres a la par. “Es una experiencia humana. Igual que hay gente heterosexual que son buenos y malos padres, igual hay gays que son buenos y malos padres”, dijo a El Nuevo Día.

“Queremos lo mejor para nuestros hijos, y los de nosotros no son menos que los de los demás”, concluye Vélez.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×