Una votación dividida deja a Italia en la incertidumbre

Debido a que ninguna coalición logró una victoria contundente, se podrían convocar a nuevas elecciones parlamentarias
/
ROMA (Reuters) -

Italia enfrenta un periodo de incertidumbre y cabildeo político luego de que las elecciones parlamentarias realizadas este domingo y lunes no resultaron en un claro ganador que deberá formar un nuevo gobierno.

Una coalición de centro izquierda liderada por Pier Luigi Bersani al parecer ganó por un estrecho margen la cámara baja del Parlamento, de acuerdo con resultados finales dados a conocer por el ministerio del Interior.

La coalición de Bersani, con 29.54% de los votos, terminó a menos de medio punto de distancia de la coalición de derecha que está en contra de medidas de austeridad y liderada por el tres veces ex primer ministro Silvio Berlusconi, que obtuvo el 29.18% de los votos.

La historia es similar en el Senado. La izquierda obtuvo el 31.63% de los votos, mientras que la derecha obtuvo el 30.72%, algo que llevaría a un estancamiento porque los asientos del Senado son distribuidos en bloques regionales.

La falta de una clara mayoría en el Senado significa que nadie tiene un claro mandato para gobernar el país.

"Este es un caso de parálisis", según James Walston, de la Universidad Americana de Roma. “Nada podría ser peor para Europa”.

Es la primera vez en la historia de Italia que se registran resultados tan cerrados, afirmó.

En un símbolo del descontento de Italia con sus líderes políticos, un cuarto de los votos en la cámara baja fueron para un movimiento de protesta liderado por el excomediante Beppe Grillo, que ya ha dicho que no se unirá a ninguna otra fuerza política.

Un bloque liderado por Mario Monti, que gobernó a través de lo peor de la crisis el año pasado, se encuentra en el cuarto lugar.

Los mercados reaccionaron negativamente este martes, debido a los temores de que resurja la crisis de la eurozona.

Si la coalición de Bersani se mantiene, el gobernar será muy difícil, y los inversionistas están preocupados de que una parálisis del Senado termine con el progreso hecho por Italia para reformar su economía en problemas.

Las bolsas europeas, incluyendo la de Milán, tenían pérdidas la mañana de este martes, al igual que los mercados en Asia.

La participación electoral fue menos de la esperada este domingo, el primer día de votaciones: 55.1% comparado con el 62.55% de 2008, según la agencia de noticias ANSA.

El clima causó, en parte, la baja participación, agregó ANSA, por las nevadas en el norte y las lluvias al sur del país.

Si Bersani ni Berlusconi pueden construir una coalición lo suficientemente fuerte para gobernar, Italia podría enfrentar nuevas elecciones. El sistema político italiano alienta la formación de alianzas.

Bersani tuvo un la ventaja en las preferencias en las semanas antes de la votación, la cual se redujo en los días finales de la campaña.

Según Walston, la izquierda ha tenido una falta de liderazgo, lo que no les ha permitido ser una opción viable.

En tanto, Berlusconi ha mostrado señales mixtas sobre si asumiría como primer ministro. Aunque en varias ocasiones ha dicho que si, en otras lo ha negado.

Ahora ve
No te pierdas