¿Héroe o villano? La división sobre Hugo Chávez se agudiza tras su muerte

El difunto presidente de Venezuela no pasaba desapercibido: siempre provocó fuertes reacciones tanto entre la crítica como entre sus aliados
¿Qué tipo de persona era Hugo Chávez?
Autor: Jason Hanna
(Reuters) -

Hugo Chávez era tan colorido como polarizador. Hace cuatro años, mientras celebraba 10 años en el poder, sostenía la espada con joyas incrustadas de su héroe Simón Bolívar, el revolucionario del siglo XIX, y le recordó quién era a la multitud en Caracas.

“El socialismo es el único camino para la redención del ser humano”, dijo el presidente venezolano, acompañado de líderes latinoamericanos que piensan como él y que le ayudaron a conmemorar su aniversario.

Tras su muerte de este martes, sus detractores y simpatizantes tuvieron mucho que decir sobre su fiero carácter y sus actividades izquierdistas; es difícil recordar que están hablando del mismo hombre.

Algunas personas dicen que dejó en ruinas la economía de Venezuela y acabó con las instituciones democráticas y las libertades del pueblo. Otras, que mejoró la vida de los pobres y se mantuvo firme ante las naciones “imperialistas”.

Uno de los tributos más interesantes fue el que rindió el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, quien declaró en el sitio web de su presidencia que Chávez era un gran líder que “resucitaría” junto con Jesús.

A continuación, presentamos algunas de las muchas formas en las que la gente ve a Chávez.

Campeón de los pobres

Chávez, quien gobernó prácticamente sin interrupciones de 1999 hasta su muerte, implementó grandes programas para combatir la pobreza y los pagó con los ingresos del petróleo venezolano. Sus simpatizantes dicen que los programas tuvieron resultados considerables.

El porcentaje de venezolanos que viven por debajo del umbral de pobreza se redujo del 62% registrado en 2003 a un 29% en 2009, según estadísticas del Banco Mundial. El analfabetismo se redujo del 7 al 5% entre 2001 y 2007.

Gracias a sus programas se proporcionó alimento y vivienda a los pobres. Como Chávez entregaba petróleo subsidiado a Cuba, la isla envió médicos a Venezuela para que proporcionaran servicios de salud gratuitos para los necesitados.

Los esfuerzos de Chávez impresionaron a algunas personalidades de Hollywood, entre ellas a Oliver Stone, quien siguió a Chávez en el documental político de 2990, Al sur de la frontera.

“Lloro la muerte de un gran héroe para la mayoría de su pueblo y para los que buscan un lugar en el mundo”, publicó Stone en Twitter esta semana. “Odiado por las clases acomodadas, Hugo Chávez vivirá para siempre en la historia. Amigo mío, descansa al fin en una paz largamente merecida”.

También está el petróleo a bajo precio que Chávez proporcionó a los pobres en el noreste de Estados Unidos a través de la petrolera venezolana Citgo. Sus detractores dicen que fue un pinchazo cínico al gobierno estadounidense, al que consideraba su enemigo imperialista. Sin embargo, las agencias que ayudaban a los pobres en Estados Unidos aceptaron el petróleo.

Destructor de economías

Los críticos dicen que Chávez terminó perjudicando a todos los venezolanos al acabar con la economía. Dicen que una forma en la que lo hizo fue la nacionalización de algunas empresas y su intervención en otras, con lo que ahuyentó la inversión extranjera.

Bajo su particular clase de socialismo, llamado chavismo, despidió a los especialistas petroleros y los sustituyó con los elementos leales del partido; los contratos con las petroleras extranjeras se alteraron radicalmente o se cancelaron, lo que hizo que invertir en Venezuela fuera arriesgado para las empresas internacionales.

“Esos factores han llevado a la escasez de artículos básicos. Por ejemplo, los venezolanos padecen por la falta de pañales, harina… así que esto es sólo un ejemplo de las distorsiones a la economía que resultaron del chavismo”, dijo a CNN Kathryn Rooney Vera, de Bulltick Capital.

Chávez dejó Venezuela con una elevada inflación: de enero del año pasado al de este año fue del 22.2%, según el Banco Central de Venezuela. Algunos analistas dicen que la economía del país está en ruinas después de que el mes pasado se devaluara la moneda en un 30% respecto al dólar.

Enemigo de los derechos humanos y las instituciones democráticas

Los críticos sostienen que Chávez era cada vez más autoritario y que gradualmente convirtió las instituciones independientes, como el poder judicial, las autoridades electorales y las fuerzas armadas, en facciones leales al partido.

En 2004 creó nuevos puestos en la Suprema Corte del país y los llenó con los simpatizantes del gobierno. Finalmente se le concedió la facultad de gobernar por decreto durante varios meses a la vez e impulsó una reforma constitucional con la que se permitió la reelección indefinida.

Esta semana, Human Rights Watch emitió un reporte en el que se atacó a Chávez por minar “la capacidad de los reporteros, defensores de los derechos humanos y otros venezolanos para ejercer sus derechos fundamentales”.

Enemigo de los medios

Chávez recurrió con cada vez más frecuencia a las leyes para someter a las transmisoras y otros medios. Su gobierno atacó sin cuartel a Globovisión, la transmisora de la oposición, y la acusó de violaciones que iban desde evasión de impuestos hasta ignorar una ley de responsabilidad de los medios.

La transmisora es la última estación de televisión que tiene línea antichavista, ya que el presidente se rehusó a renovar el permiso a otra estación de la oposición, RCTV, y argumentó que había incurrido en violaciones a las regulaciones de telecomunicaciones.

“El gobierno de Chávez incrementó de uno a seis la cantidad de canales dirigidos por el gobierno, al tiempo que tomó medidas agresivas para reducir la disponibilidad de canales para transmitir programación de crítica”, señala el reporte de HRW.

Enemigo de EU y de las influencias “imperialistas”

Tanto los críticos como los simpatizantes de Chávez señalan su espinosa relación con el gobierno de Estados Unidos. Estimuló el sentimiento nacionalista y se volvió popular al enfrentarse a los “imperialistas” Estados Unidos y a sus aliados en la oposición venezolana; recurrió a discursos incendiarios para abrir una brecha entre la clase trabajadora y la élite de su país.

¿Recuerdan su discurso del diablo en la Asamblea General de la ONU en 2006? Uno de sus insultos más memorables fue cuando dijo del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush: “El diablo estuvo aquí ayer, justo aquí, justo aquí. Hoy todavía huele a azufre”.

Al cineasta estadounidense, Michael Moore, le gustaba su estilo. En Twitter, Moore recordó que habló con Chávez durante el festival de cine de Venecia en 2009. “Hablamos por más de una hora. Dijo que estaba contento de conocer por fin a alguien a quien Bush odiaba más que a él”, tuiteó Moore esta semana.

El año pasado, dijo que Estados Unidos estaba usando el cáncer como un arma en su contra. “Es muy difícil de explicar, incluso con la ley de probabilidades, lo que está pasando con algunos de nosotros en América Latina”, dijo durante un discurso a las fuerzas armadas, según un reporte en la cadena de noticias estadounidense Bloomberg News. “¿Sería muy extraño que hayan inventado la tecnología para esparcir el cáncer y la mantuvieran en secreto por 50 años?

Chávez, el colorido

Chávez también fue famoso por sus discursos coloridos y a veces extraños. Durante una escasez de agua en Venezuela, en 2009, transmitió un mensaje para animar a los venezolanos a tomar duchas de tres minutos.

Durante una cumbre, en noviembre de 2007, el rey Juan Carlos de España le dijo, después de sus repetidas interrupciones: “¿Por qué no te callas?” En 2011, insinuó que el capitalismo había acabado con la civilización en Marte.

“Siempre he dicho, siempre he sabido que no sería raro que haya habido una civilización en Marte, pero tal vez el capitalismo llegó, el imperialismo llegó y acabó con el planeta”, dijo a través de la televisión estatal, según un reportaje del Wall Street Journal.

Eso tal vez hizo que algunos lo encontraran simpático. Sin embargo, Christopher Sabatini, editor en jefe de la revista de política Americas Quarterly, indica que Chávez tenía una razón más cínica para decir cosas como esas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“El presidente Chávez evitó inteligentemente la supervisión y las críticas internacionales al reafirmar agresivamente la soberanía, al avivar las sospechas antiestadounidenses y al comportarse como bufón en ocasiones. Las tres funcionaron particularmente bien”, escribió Sabatini.

Mariano Castillo, Kevin Voigt y Brad Lendon, de CNN, colaboraron con este reportaje.

Ahora ve
“Salí con ayuda de venezolanos”, narra desde Brasil la exfiscal Luisa Ortega
No te pierdas
×