La gasto social, el clima y la natalidad desafían al nuevo gobierno chino

La creciente brecha de la riqueza, los prejuicios de género y los daños medioambientales fundamentan los retos del mandato de Xi Jinping
Hilary Whiteman
Autor: Hilary Whiteman
HONG KONG (Reuters) -

Cuatro meses después de que se designara a los miembros de la nueva dirigencia de China, Xi Jinping asumirá formalmente el control del país al que gobernará por los próximos 10 años.

Junto con el nuevo premier, Li Keqiang, Xi heredó una economía supercargada gracias a la que algunas personas han amasado grandes fortunas; una clase media creciente, y muchos trabajadores inmigrantes empobrecidos que se sienten cada vez más frustrados por su destino.

Sin embargo, la creciente brecha de la riqueza no es el único reto al que se enfrenta el país asiático que tiene una población de 1,300 millones de personas.

En noviembre, mientras en China se celebraba el 18º Congreso del Partido Comunista Nacional, CNN pidió a varios expertos en China que definieran los que para ellos eran los retos más grandes del país. Cuatro meses después revisamos sus aportaciones, mientras los delegados asisten al 12º Congreso Popular Nacional en Beijing.

1. Cerrar la brecha de la riqueza

En febrero, el gobierno chino anunció un plan para aumentar el gasto en beneficencia social en dos puntos porcentuales a lo largo de los próximos cinco años.

El economista, Li Gan, dice que eso no es suficiente para cerrar la brecha de la riqueza y afirma que el país necesita trabajar “a una escala mucho mayor”.

“Si el gobierno crea una red de seguridad social más fuerte para sus ciudadanos, los trabajadores chinos se sentirán menos obligados a ahorrar para solventar una emergencia de salud, para el desempleo o el retiro y probablemente gastarán más en bienes y servicios, además de que se creará una economía madura impulsada por el consumidor”, dice.

Gan explica su postura aquí.

2. Demasiados hombres

Al enfrentarse a una población creciente, China intentó detener la procreación a finales de la década de 1970 al implementar una política controversial en la que se limitaba a las parejas de ciertas regiones a tener sólo un hijo.

Desde entonces, la tendencia cultural que favorece a los hombres llevó a un desequilibrio en la composición de la población por sexo que provocó que millones de hombres se enfrenten a un futuro incierto debido a la falta de parejas femeninas potenciales, de acuerdo con el biólogo Rob Brooks.

China debe seguir "el ejemplo de Corea del Sur y combatir los prejuicios de género que ocasionan abortos y negligencia", escribió Brooks. Este añade que los estudios demuestran lo que podría ocurrir si no se toman esas medidas.

3. Garantizar los alimentos, el agua y el aire de China

Un medio ambiente manchado por los contaminantes que genera el crecimiento económico es el legado de las portentosas exportaciones que China ha logrado gracias a la mano de obra barata e intensiva.

El escritor Geoff Hiscock dice que uno de los principales retos de la dirigencia china es asegurar la seguridad de los alimentos, el agua y el aire para los 1,350 millones de habitantes de China.

“En Beijing y otras partes del noreste de China ya escasea el agua; la calidad del aire en las mega urbes continentales como Chongqing y Chengdu es pésima; las tierras de cultivo están contaminadas por los desechos industriales de las actividades industriales y mineras; la lluvia ácida arruina grandes extensiones de tierras del sur de China; las enfermedades contagiosas son un riesgo latente para el ganado, y los fabricantes poco escrupulosos producen comestibles contaminados”, escribe Hiscock.

¿Qué puede hacer China al respecto? Lee más de lo que escribe Hiscock.

Ahora ve
No te pierdas