Los nuevos líderes chinos buscarán la justicia y cumplir el "sueño chino"

Xi Jinping y Li Keqiang, presidente y primer ministro, clausuraron la Asamblea Nacional Popular China
La complicada relación entre el Vaticano y China
Hilary Whiteman
Autor: Hilary Whiteman
HONG KONG (Reuters) -

El presidente chino Xi Jinping prometió a los ciudadanos este domingo que su gobierno llevará a cabo el "sueño chino", en un discurso con el que clausuró el Congreso Nacional del Pueblo.

"Hay que hacer esfuerzos persistentes, seguir adelante con una voluntad indomable, seguir impulsando la gran causa del socialismo con características chinas, y esforzarse por alcanzar el sueño chino de gran rejuvenecimiento de la nación china", dijo Xi, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

El nuevo presidente chino habló un claro y nítido mandarín, en un lenguaje relativamente sencillo, en consonancia con su deseo de abandonar la jerga tradicional de los discursos y textos oficiales.

Xi Jinping rindió en su discurso un homenaje a su predecesor, Hu Jintao, de 70 años, elogiando sus "contribuciones sobresalientes" a lo largo de los años. Xi hizo una pausa para permitir un largo aplauso de los 3,000 delegados en el Gran Palacio del Pueblo, se puso de pie e hizo una reverencia a Hu.

El discurso del primer mandatario chino fue seguido por la primera rueda de prensa a cargo del primer ministro Li Keqiang, quien como Xi juramentó como uno de los nuevos líderes de China durante la asamblea. Ellos están reemplazando a Hu Jintao y Wen Jiabao, quienes dirigieron el país durante 10 años.

Durante la sesión de preguntas y respuestas difundida a millones de ciudadanos por todo el país, Li abordó la relación de China con EU y la fricción reciente sobre las acusaciones de que piratas informáticos chinos habían atacado las redes estadounidenses.

Los intereses comunes entre EU y China son muy superiores a las diferencias, dijo Li, e hizo hincapié en la necesidad de mantener los lazos de amistad.

En cuanto al tema de la piratería, Li reaccionó ofendido a la pregunta de un reportero sobre una posible responsabilidad de los chinos. "Este es un problema mundial y, de hecho, China es el principal objetivo. Estamos en contra de esas actividades", dijo.

"Yo creo que no debemos hacer acusaciones infundadas contra otros y pasar más tiempo haciendo cosas prácticas que contribuyan a la seguridad cibernética", agregó.

Frente a cientos de periodistas locales y extranjeros en Beijing en la Gran Asamblea del Pueblo, Li dijo que el nuevo gobierno estaba tratando de frenar su propio poder.

"Esto lo exige el gobierno elegido y querido por el pueblo. Estamos decididos a hacer ese sacrificio... vamos a cumplir nuestra promesa".

Li reconoció que la sacudida en el sistema fue difícil: "a veces se mueven intereses creados que pueden ser más complicados que lo que agita el alma", pero que el gobierno no tuvo más remedio que actuar.

El primer ministro dijo que el objetivo era crear un país más justo.

"Independientemente del tipo de creador de riqueza que somos, siempre y cuando se compite en igualdad de condiciones y llevar a cabo su negocio de una manera clara y honesta, entonces seremos capaces de saborear el éxito", dijo.

Durante las visitas a las comunidades, Li aseguró que los lugareños se quejaron de que tenían que buscar la aprobación de varios departamentos para lograr algo.

1,700 artículos requieren la aprobación de los departamentos estatales del consejo, dijo, y su gobierno planea recortar un tercio.

Haciendo eco de los recientes comentarios del presidente, Li dijo que el gobierno predicará con el ejemplo, reduciendo el gasto en oficinas gubernamentales, edificios, viajes y hospitalidad. En cambio, el dinero se reorientará hacia el gasto social.

"Tenemos que ganar la confianza de la población mediante la promoción de la frugalidad", dijo Li.

El primer ministro aseguró que el gobierno se esforzará por ser "el guardián de la justicia social", y trabajará para reducir lo que él llama las "dos grandes brechas" entre las personas, los habitantes urbanos y rurales, y las personas de diferentes regiones.

"Tenemos que elevar el nivel en el cual los fondos de seguridad social se administran. Y en el ámbito de los seguros médicos menores y mayores, tenemos que asegurarnos de que las personas puedan reembolsar sus gastos y transferir sus cuentas a donde actualmente residen".

El logro de la estabilidad económica siguió siendo la prioridad del gobierno, aseguró el primer ministro, mientras repitió las metas económicas de este año del 7,5% de crecimiento anual.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Nuestro comercio seguirá creciendo, incluso a mayor velocidad en los próximos años", dijo Li. "Eso va a crear enormes oportunidades para el mundo".

Sin embargo, el crecimiento económico no va a venir a costa del medio ambiente, dijo, y agregó que las quejas sobre la contaminación y los suministros de alimentos contaminados han sido escuchadas.

Ahora ve
Escultores del hielo alistan sus piezas en mercado de Edimburgo
No te pierdas
×