El presidente chino visita Rusia para impulsar las relaciones bilaterales

Xi Jinping busca relanzar la relación con Rusia y crear un contrapeso contra las políticas estadounidenses en el mundo
Xi Jinping, el nuevo líder del comunismo en China
Peter Shadbolt
Autor: Peter Shadbolt
(Reuters) -

La decisión del presidente de China, Xi Jinping, de elegir a Moscú para su primer viaje al exterior, es vista por analistas como una medida simbólica que demuestra la creciente interdependencia entre los alguna vez enemigos durante la Guerra Fría.

Desde acuerdos energéticos, de comercio y geopolíticos, China y Rusia han estado juntos en varios asuntos internacionales, como con el tema de Siria, Irán y Corea del Norte.

Un elemento clave en las pláticas será cómo dirigir el futuro de las economías cada vez más entrelazadas. El comercio entre Moscú y Beijing creció 11.6% a un récord de 88,100 millones de dólares en 2012, de acuerdo con datos del Instituto Chino de Relaciones Internacionales.

“Quieren llegar a los 100,000 millones de dólares en los años por venir, hay también una sensación de que quieren impulsar la agenda doméstica y la agenda de política internacional también”, afirma David McKenzie, corresponsal de CNN en China.

Mientras que China y Rusia ya forman un poderoso bloque en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, las cálidas relaciones también son una evidencia de su necesidad de contrarrestar al dominio estadounidense en asuntos globales.

“En Putin, los chinos ven alguien que es un contrapeso a Estados Unidos en algunas áreas”, afirma el profesor Kerry Brown, director ejecutivo del Centro de Estudios sobre China de la Universidad de Sidney. “Rusia no está cerca de ser tan grande como lo fue pero al menos ven a alguien que puede dar un poco de triangulación entre China y Estados Unidos”.

Las entrampadas negociaciones sobre un gasoducto serán prioridad en la agenda de Xi durante su reunión con el líder ruso Vladimir Putin.

El viceministro de Exteriores, Cheng Guoping, y el embajador de Rusia ante China, Sergei Razov, recientemente afirmaron en Beijing que hay “progreso significativo” y que ambas naciones buscan un gran avance en el acuerdo.

Altos ejecutivos de los gigantes chinos petroleros Petro China y Sinopec, acompañan a Xi a Moscú donde se espera que el nuevo presidente relance las negociaciones sobre el ducto.

Sin embargo, los rusos están cautelosos con respecto al acuerdo.

“Del lado ruso, la prensa estatal y otros, están menos confidentes de que el acuerdo se logrará”, según McKenzie. “Ciertamente los rusos están preocupados de que su relación se vuelva más inequitativa con el tiempo”.

“La propia economía rusa se ha estancado un poco al no tener el robusto crecimiento que hemos visto en China”.

Cheng dijo durante una conferencia de prensa que Rusia y China coordinarían reacciones a los planes de Estados Unidos de incrementar sus defensas de misiles en la región de Asia-Pacífico, para contrarrestar un posible ataque de Corea del Norte.

Mientras que funcionarios chinos y rusos han elogiado la visita de 48 horas como una demostración de que los vínculos están más fuertes que nunca, el profesor Brown dijo que las relaciones entre los países antes díscolos ha sido conducido más por la conveniencia que por una convergencia real de intereses.

“Es difícil de pensar en una más paranoica relación en algunas formas: 1950, muy cercanos; 1960, los más grandes enemigos. Nunca ha habido un momento de corazón a corazón”.

“Hay algo de profunda desconfianza de un lado, pero del otro una aceptación pragmática de que es una gran relación”.

Xi y Putin también compararán posiciones frente a la cumbre regional en Sudáfrica el próximo mes del grupo económico del BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Incluso en ese tema, según analistas, la percepción de China es que el bloque está altamente influenciado por los Estados Unidos.

“La creencia en Beijing es que Estados Unidos está en todos lados, y que deben de encontrar otras formas de ejercer sus intereses sin Estados Unidos estando justo a su lado”, afirma el profesor Brown.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×