John Kerry visita Afganistán en medio de tensión por prisioneros talibanes

El secretario de Estado se reunirá con el presidente afgano en medio de crecientes diferencias por supuestas pláticas con el Talibán
Talibanes atacan a soldados de la OTAN en Afganistán
Jason Hanna
Autor: Jason Hanna
(Reuters) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, realizó una visita sorpresa a Afganistán para reunirse con el presidente Hamid Karzai este lunes, el día en que Estados Unidos entregó a las autoridades afganas una prisión que ha causado tensiones entre ambas naciones.

Kerry aterrizó en Kabul la tarde de este lunes (hora local) y se espera que se reúna con Karzai en el palacio presidencial. La escala es una extensión de un viaje de Kerry por varios países. El fin de semana visitó Iraq para presionar a los líderes locales a que prohíban que aviones iraníes entreguen armas a Estados Unidos.

Antes del viaje a Iraq, Kerry acompañó al presidente Barack Obama en su viaje por Israel, los territorios palestinos y Jordania.

Kerry aterrizó el lunes por la tarde en Kabul antes de reunirse con Karzai en el palacio presidencial para dar la conferencia que duró casi una hora. Esta es la primera visita de Kerry a Afganistán como secretario de Estado, pero la sexta como senador durante la presidencia de Obama.

La visita de Kerry ocurre el día en que Estados Unidos entregó el control de una prisión cerca de la Base Aérea de Bragram a las autoridades afganas. El centro de detención era un punto de fricción entre funcionarios de Estados Unidos y de Afganistán.

La visita también ocurre en medio de tensiones entre Karzai y la coalición liderada por la OTAN, que aumentaron luego de un ataque con bomba en Kabul este mes en el que murieron nueve personas. Karzai dijo luego que había “conversaciones diarias entre el Talibán, los estadounidenses y extranjeros en Europa y en Estados del Golfo”.

Los comentarios de Karzai daban a entender que Estados Unidos intentaba fomentar la violencia en Afganistán, y fueron rápidamente rechazados por funcionarios estadounidenses y de la OTAN.

En una conferencia conjunta, Karzai dijo que había sido malinterpretado cuando los medios dijeron que él había dicho que había una colusión entre los estadounidenses y el Talibán, y dejó claro que la violencia contra los pobladores debe detenerse para que haya oportunidad de tener conversaciones de paz.

Algunos expertos afirman que los comentarios de Karzai fueron resultado de la frustración por no haber recibido el control de la prisión antes, lo cual fue visto por él como un ataque a la soberanía de su país.

La entrega llegó luego de un acuerdo final el pasado sábado, pero ocurrió un año después de que fuera anunciado un plan inicial por las autoridades de ambos países. El plan original implicaba que la instalación debería de ser entregada en seis meses, pero en septiembre, Estados Unidos “pausó” la transferencia de detenidos, que incluían a presuntos militantes talibanes e insurgentes.

Bajo un ya anunciado acuerdo, el grueso de las fuerzas de combate de la OTAN y Estados Unidos deberá dejar Afganistán para finales de 2014. Aún resta saber cuántas tropas quedarán en el país para entrenar a los afganos.

Mientras tanto, el excomandante de las fuerzas militares internacionales, el general estadounidenses John Allen, dijo el lunes que la guerra continuaría luego de que fuerzas extranjeras concluyan su misión de combate a finales del 2014.

“El primero de enero del 2015 todavía habrá combates. Todavía habrá combates en Afganistán”, dijo Allen en una conferencia en la Instituto Brookings.

Añadió que Afganistán “se uniría a una larga lista de países distinguidos que seguirán batallando en un ambiente post-conflicto donde habrá una insurgencia en algunas partes del país por un periodo largo de tiempo”.

Nick Paton Walsh, Barbara Starr, Chelsea J. Carter y Ed Payne contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Así es el nuevo Galaxy Note 8 de Samsung
No te pierdas
×