El papa Francisco lava los pies a 12 jóvenes en un centro de detención

El pontífice recreó el lavatorio de Cristo con prisioneros en Roma como una señal de aproximación a los pobres y los necesitados
  • A+A-
(Reuters) -

El papa Francisco lavó los pies a 12 presos en un centro de detención juvenil en Roma, como parte de una Misa de Jueves Santo antes de la Pascua, informó el Vaticano.

El acto durante la misa de la Cena del Señor es parte de la tradición cristiana que refleja el lavatorio de los pies de los discípulos por parte de Jesús, narrado en el Evangelio.

La decisión de Francisco de celebrar la misa con los jóvenes delincuentes en el centro Casal del Marmo representa una ruptura con la tradición, pero está en sintonía con la posición de sencillez y humildad, que se ha mostrado desde que fue elegido nuevo pontífice de la Iglesia católica.

El servicio litúrgico en los últimos años ha tenido lugar en la Archibasílica de San Juan de Letrán, sede oficial del obispo de Roma. Esta vez, la misa "será, por su expreso deseo, muy sencilla", según la Santa Sede.

Cerca de 10 chicas y 40 chicos participaron en la misa, y el Papa lavó los pies a 12 de ellos, indicó el Vaticano. Fueron elegidos de diferentes nacionalidades y diversas religiones.

Después de la misa, el Papa se reunirá con más presos y funcionarios de justicia en el gimnasio del centro, dijo el Vaticano.

Los jóvenes delincuentes le darán al Papa un crucifijo de madera y un reclinatorio, que ellos mismos hicieron en el taller del centro de detención.

Por su parte, Francisco llevó huevos de Pascua y colomba, torta italiana tradicional de Pascua en la forma de una paloma, para todos, dijo el Vaticano.

Llegando a los "olvidados"

Francisco inició oficialmente su pontificado hace 10 días, después de haber sido elegido como sucesor Benedicto XVI.

Desde que asumió el cargo, se ha centrado en un mensaje de ayuda a los pobres y necesitados.

En su primera audiencia general el miércoles, ante miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano, habló de cómo seguir a Cristo, que "significa aprender a salir de nosotros mismos... para conocer a los demás, especialmente aquellos que están más lejos de nosotros, los que han sido olvidados, los que necesitan comprensión, consuelo y ayuda".

También hizo un llamado a poner fin a la violencia en la República Centroafricana, donde una coalición de rebeldes derrocó al presidente Francois Bozize esta semana.

Los servicios de Semana Santa culminarán el Domingo de Pascua con la primera bendición Urbi et Orbi del papa Francisco, dirigida a la ciudad de Roma y al mundo.

Ahora ve