Una médico brasileña mató a 7 pacientes para liberar camas de hospital

Virginia Helena Soares de Souza supuestametne reclutó a otros médicos para administrar dosis letales a enfermos
Virginia Helena Soares de Souza, medico, Brasil, Curitiba
Virginia Helena Soares de Souza, medico, Brasil, Curitiba  Virginia Helena Soares de Souza, medico, Brasil, Curitiba
Autor: Marilia Brocchetto
(Reuters) -

Una médico brasileña se presentó ante una corte por supuestamente matar a siete pacientes para liberar camas en un hospital de la ciudad al sureste de Curitiba.

Virginia Helena Soares de Souza contrató a un grupo de médicos para ayudar a administrar dosis letales de anestésicos, sedantes y analgésicos, según las autoridades.

Además, el grupo supuestamente alteró los niveles de oxígeno en los pacientes, lo que lleva a la muerte por asfixia, dijo la policía.

Siete profesionales de la salud han sido acusados en el caso.

Los fiscales alegan que de Souza tiró del enchufe en las víctimas contra los deseos de los pacientes y sus familias, y al hacerlo, violó la ley. Lo hizo para liberar camas en la UCI y aclarar el "desorden" que los pacientes estaban causando, según la policía.

De Souza fue arrestada en febrero, pero fue puesta en libertad más tarde hasta el juicio. Su comparecencia ante el tribunal este miércoles es parte del mandato de apariciones mensuales para evitar volver a la cárcel.

Los investigadores dicen que entre 2006 y 2013 de Souza ordenó a los profesionales médicos que trabajan con ella en una unidad de cuidados intensivos alterar los medicamentos y los niveles de oxígeno.

En una entrevista con Globo TV, afiliada de CNN, Mario Lobato, el médico encargado por el Ministerio de Salud para investigar el caso, dijo que el número de muertes podría ser mucho mayor.

Dijo que su equipo está analizando los registros médicos de más de 1,700 pacientes y entrevista a más médicos.

Durante los siete años en que ocurrieron los hechos, Souza no prescribió las drogas por sí misma, sino que ordenó a otros médicos cambiar los dispositivos de ventilación mecánica, según las autoridades. Ella permitió el acceso a los registros médicos para emitir recetas en su nombre, dijo la policía.

De Souza se ha declarado no culpable.

Su abogado, Elías Mattar Assad, dijo que demostrará que sus órdenes en la UCI fueron respaldadas y justificadas por la literatura médica. Lobato, sin embargo, dijo que algunos de los pacientes en esos momentos estaban despiertos y conscientes ante los fármacos que se les administraron.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

TV Record, afiliada de CNN, informó que la investigación inició hace un año. En las grabaciones telefónicas realizadas con el consentimiento del Departamento de Justicia, de Souza ordenó a otros médicos y empleados cerrar algunos de los dispositivos de ventilación.

La eutanasia es considerada un delito en Brasil.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×