Firmas y sindicatos avalan plan de empleados inmigrantes invitados en EU

Al menos 20,000 inmigrantes podrían ingresar cada año al país con un nuevo tipo de visa, según el programa negociado
"La inmigración nos hace más fuertes": Barack Obama
Autor: Jessica Yellin
(Reuters) -

Mediadores de empresas y trabajadores que discutían un programa de empleados inmigrantes invitados alcanzaron un amplio acuerdo, con el cual se elimina uno de los mayores obstáculos para renovar el sistema inmigratorio de Estados Unidos, dijo una fuente familiarizada con las conversaciones este sábado. 

Los líderes de las compañías y los grupos de empleados solucionaron así algunos de los puntos más controvertidos, como las remuneraciones o el número de trabajadores que recibirá autorización para entrar al país cada año.

OPINIÓN: Un plan de trabajadores invitados puede interferir con la reforma 

Los sindicatos que influyen en las negociaciones, incluida la AFL-CIO, argumentaron a favor de salarios más altos y menos trabajadores por año, debido a que están preocupados por las consecuencias para la plantilla laboral estadounidense.

Grupos como la Cámara de Comercio han presionado para que el pago a los trabajadores invitados sea igual al de los estadounidenses, dependiendo de su entrenamiento y experiencia.

Leer: Empresas tecnológicas y prisiones privadas cabildean sobre inmigración

La fuente dijo que el acuerdo permitiría la creación de una visa tipo “W” para los menos calificados que no trabajen en agricultura. Podrían entrar en mercados laborales con escasez de mano de obra y tendrían permitido estar en EU con la intención de aplicar por una residencia permanente. 

Según la AFL-CIO, el programa de visa “W” iniciaría el 1 de abril de 2015. El número de visas emitidas nunca disminuiría de los 20,000 por año y tendría un límite de 200,000 anuales en periodos de alta demanda laboral.

Un tercio de las visas estarían reservadas para negocios que empleen a menos de 25 personas, mientras que más de 15,000 visas por año serían para trabajadores de la construcción, indicó la AFL-CIO.

El sindicato detalló que el nuevo programa no afectaría adversamente a los ciudadanos estadounidenses, y que las compañías que recluten a trabajadores con visas tipo “W” estarían obligadas a reclutar también a obreros del país.

Los trabajadores invitados recibirían un pago similar al de sus pares estadounidenses con el mismo nivel de experiencia, según el sindicato.

OPINIÓN: Encarcelar a los inmigrantes en EU no es la solución al problema

Un nuevo departamento del gobierno, el Buró de Inmigración e Investigación de Mercado, determinaría industrias específicas con periodos laborales cortos y haría recomendaciones al Congreso. La agencia también participaría en la fijación de un límite anual para las visas “W”.

La AFL-CIO indicó que el buró funcionaría bajo la existente unidad de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de EU, y su director sería nombrado por el presidente y confirmado por el Congreso.

El presidente Barack Obama considera la reforma inmigratoria como una prioridad en su segundo periodo presidencial, y la Casa Blanca informó este sábado que el presidente "está animado por el progreso alcanzado por el grupo bipartidista de senadores".

"Esperamos revisar el texto una vez que sea introducido, y esperamos que la legislación avance tan pronto sea posible", indicó el comunicado.

 

Leer: Los mexicanos son la tercera población latina más pobre en EU

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Empresas tecnológicas y prisiones privadas cabildean sobre inmigración

 

Ahora ve
Donald Trump otorga su primer perdón presidencial… a un pavo
No te pierdas
×