Estados Unidos traslada un radar a las costas de Corea del Norte

El radar está en una plataforma marina y tiene la misión de monitorear los movimientos que haga el país asiático
  • A+A-
Por: Barbara Starr
Autor: Barbara Starr
(CNN) -

La Marina de Estados Unidos está moviendo una plataforma naval con radares cerca de la costa de Corea del Norte con el fin de monitorear los movimientos militares de ese país, incluyendo el posible lanzamiento de nuevos misiles, dijo un funcionario del Departamento de Defensa este lunes.

La decisión de enviar la plataforma petrolera SBX-1 es la primera de lo que podrían ser otros despliegues navales, y ocurre semanas después de la retórica beligerante de Corea del Norte: desde una prueba de misiles en febrero hasta las amenazas de usar armas nucleares, pasando por la renuncia al armisticio de 60 años con Corea del Sur que puso fin a la Guerra.

Estados Unidos y Corea del Sur han seguido adelante con los ejercicios militares conjuntos a pesar de las amenazas, y Corea del Sur advirtió este lunes que cualquier movimiento de provocación de Corea del Norte podría desencadenar una fuerte respuesta.

 

"Si hay cualquier provocación contra Corea del Sur y su pueblo, habrá una fuerte repuesta de combate inicial sin ninguna consideración política", dijo la presidente surcoreana, Park Geun-hye durante una reunión con altos funcionarios de Defensa, de acuerdo con su oficina.

Estados Unidos ha reforzado los ejercicios con demostraciones de poderío que incluyen sobrevuelos de bombarderos B-2 con capacidad nuclear, aviones B-52 y aviones de combate F-22 Raptor.

El mundo ha vuelto a estremecerse estos días con las amenazas de Corea del Norte y la declaración del "estado de guerra" con Corea del Sur.

Las dos Coreas están técnicamente en guerra luego de protagonizar un conflicto a principios de la década de los 50 que ya terminó pero para el que no se firmó un tratado de paz.

El régimen de Kim Jong-un ha lanzado una retahíla de ataques verbales contra Corea del Sur y Estados Unidos en semanas recientes, incluido un posible ataque nuclear. En particular se mostrado en contra de los ejercicios militares de Corea del Sur en curso y el endurecimiento de sanciones de las Naciones Unidas tras su más reciente ensayo nuclear, realizado en febrero.

El lunes, el vocero del Pentágono, George Litte, advirtió no relacionar el despliegue de barcos en el contexto del aumento de la tensión en la península coreana.

"Llamo a todo mundo a no conectar este despliegue de los recientes ejercicio militares en Corea del Sur. Tenemos un traslado regular de barcos en la región de Asia-Pacífico y usamos esos traslados para varios propósitos", dijo a Christiane Amanpour, de CNN.

Los analistas se han mostrado escépticos de que Corea del Norte pueda llevar a cabo ataques localizados, como lo hizo en noviembre de 2010 cuando atacó la isla Yeongpyeong, donde mató a cuatro personas.

Despliegue de fuerza

Estados Unidos ha buscado mostrar su voluntad de defender a su aliado al atraer la atención a su despliegue militar durante los ensayos que ha realizado en Corea del Sur.

Los recientes anuncios de Washington sobre los vuelos de práctica bombarderos B-52 y B-2 en Corea del Sur (ambos pueden llevar armas tradicionales y nucleares) no han pasado inadvertidos para Pyongyang, el cual los ha descrito como actos de hostilidad de parte de Estados Unidos.

Este lunes no hubo reacción inmediata de parte de Corea del Norte al anuncio de Estados Unidos de que enviaría F-22 raptors a su base militar en Corea del Sur para apoyar en sus ejercicios militares anuales en el país asiático.

Funcionarios de Corea del Sur y Estados Unidos han estado tratando de mantener un equilibrio entre reconocer que la retórica de Corea del Norte es motivo de preocupación pero al mismo tiempo minimizar la gravedad de la amenaza.

Park dijo el lunes que estaba "viendo la amenaza de Corea del Corte de forma seria". Pero un alto funcionario de la Defensa de Estados Unidos dijo la semana pasada que no había "indicadores en este momento de que haya algo más que una retórica belicista".

Little, el vocero del Pentágono, comentó este lunes que las recientes actividades de Estados Unidos en Corea del Sur "han sido para garantizar la alianza", y para asegurarles a los habitantes de ese país que están ahí para protegerlos.

"No hemos visto ningún tipo de movimiento de tropa de Corea del Norte que pueda indicar una acción militar inminente, así que creemos que las cosas pueden calmarse en la península coreana, al menos eso esperamos".

Corea del Sur ha hecho notar que sus trabajadores siguen entrando y saliendo del Complejo Industrial Kaesong, una junta de cooperación económica ubicada en una zona entre las dos Coreas. El complejo está específicamente del lado del Norte.

Pyongyang cuenta con una línea militar directa y amenaza con cerrar el complejo.

Moscú y Beijing llaman a la calma

La creciente tensión ha provocado que los aliados habituales de Corea del Norte, Rusia y China, llamen a ambas partes a mantener la calma.

"Moscú espera que todas las partes ejerciten su responsabilidad y se moderen los más posible a la luz de las más recientes declaraciones de Corea del Norte", dijo el Ministerio de Exterior ruso el sábado, de acuerdo con la televisora estatal Russia Today.

China, que recientemente expresó su frustración sobre la más reciente prueba nuclear de Pyongyang, también llamó a la calma.

"Esperamos que las partes puedan trabajar juntas para cambiar esta tensa situación en la región", dijo el vocero del Ministerio del Exterior chino Hong Lei, el viernes, al describir la paz y la estabilidad de la península de Corea una "responsabilidad conjunta".

Pero las próximas semanas parecen tener potencial para más ataques. Delegados norcoreanos están actualmente reunidos en Pyongyang para la Asamblea Suprema del Pueblo.

Este 15 de abril es el aniversario del Kim II Sung, el fundador de la nación y abuelo de Kim Jong Un. Ese día es el máximo feriado del país, y es celebrado con grandes desfiles.

Mientras tanto, los ejercicios militares de EU y Corea del Sur, que han agitado a Corea del Norte, se mantendrán hasta fin de mes.

Algunos analistas hacen notar que Pyongyang lleva a cabo actos de provocación militares durante el inicio de cada periodo presidencial de Corea del Sur. Park, la actual presidenta, asumió el poder el 25 de febrero, hace cinco semanas.

"No puedes evitar tener la idea de que están tratando de establecer un nuevo equilibrio en el cual sean aceptados como un estado con armas nucleares", de acuerdo Victor Cha, exdirector de asuntos asiáticos para el Consejo de Seguridad Nacional y ahora profesor de la Universidad de Georgetown.

Ahora ve