Obama insistirá en el control de armas en Colorado y Connecticut

El presidente de EU visitará Aurora y Newtown para presionar por una legislación eficaz sobre el acceso a las armas de fuego
El control de armas en EU
Gregory Wallace
Autor: Gregory Wallace
(Reuters) -

Cuando el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó el pasado mes de julio a las víctimas de la masacre del cine en Aurora, Colorado, expresó su esperanza de que “en los próximos días, en las próximas semanas y en los próximos meses, todos nosotros reflexionemos sobre lo que podemos hacer acerca de la violencia sin sentido que termina por arruinar este país”.

El presidente reiteró ese llamado después del tiroteo que ocurrió en diciembre en una escuela primaria en Newtown, Connecticut, y ha llevado ese mensaje a lo largo del país en una serie de eventos que se celebraron en lugares afectados por la violencia con armas de fuego.

Obama continuará pidiendo que se implemente la legislación para combatir la violencia con armas de fuego este miércoles, cuando hable en la Academia de Policía de Denver, señaló la Casa Blanca. La academia no está lejos del cine de Aurora, en donde fueron asesinadas 12 personas y 58 más resultaron heridas en un tiroteo en julio de 2012.

“No tiene por qué haber un conflicto entre la protección de nuestros ciudadanos y la protección de nuestros derechos de la Segunda Enmienda”, dirá Obama en Colorado, según extractos de su discurso adelantados por la Casa Blanca.

“He recibido montones de cartas de orgullosos propietarios de armas, que las usan ya sean para el deporte, o protección, o colección, que me dicen lo mucho aprecian sus derechos, y no quieren que se los violemos, pero aun así quieren que hagamos algo para detener la epidemia de la violencia armada”.

Al evento de esta semana, seguirá otro en Hartford, Connecticut, que se celebrará el lunes; el portavoz de la Casa Blanca dice que el presidente sigue tan comprometido en actuar como lo estuvo inmediatamente después de las tragedias.

"Él cree que esa pasión, esa urgencia, todavía existe en todo el país y que todavía existe en Washington, aunque sea sólo en parte, y por eso sigue defendiendo su postura", dijo el miércoles el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney. “Las negociaciones y conversaciones continúan, y es esencial que el Congreso actúe".

Las encuestas recientes indicaron que el público no está tan interesado en las grandes restricciones a las armas como lo estuvo inmediatamente después del tiroteo del mes de diciembre en la escuela primaria de Newtown. La encuesta de CNN y ORC que se efectuó a mediados de marzo mostró que el apoyo a las fuertes restricciones a las armas o a la prohibición total de las armas se redujo al 43% del 52%, que se registró en una encuesta de diciembre.

Sin embargo, el sondeo cuenta un segundo aspecto: un gran respaldo a la verificación de antecedentes obligatoria en cada venta de armas. En la encuesta más reciente de CBS News, se descubrió que nueve de cada 10 estadounidenses apoyaban la verificación universal de antecedentes, incluidos el 96% de los demócratas, el 86% de los republicanos y el 89% de los independientes. Otros estudios efectuados en marzo han determinado que la cifra es del 85% o más alta.

En Colorado, se espera que Obama se reúna con las autoridades y los líderes comunitarios de la zona. El estado adoptó recientemente varias leyes estrictas para el control de armas que entrarán en vigor el 1 de julio, como la adopción de revisiones universales de antecedentes y la limitación de la capacidad de los cartuchos a 15 balas.

Connecticut también ha reforzado sus leyes de control de armas desde el tiroteo de diciembre. La ampliación del alcance de la verificación de antecedentes ha sido el foco de la legislación federal, que incluye el proyecto de ley que el líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, planea presentar este mes.

Esta medida tiene ya una amenaza obstruccionista de algunos miembros conservadores. El senador Lindsey Graham, quien no forma parte del grupo que amenaza con obstruir la medida, dijo el domingo en el programa State of the Union con Candy Crowley, de CNN, que "la legislación no va a llegar a ninguna parte".

"Esta idea de que los particulares transfieran sus armas y tengan que someterse a una verificación de antecedentes no tiene sentido", dijo. "Sin embargo, me gustaría tener un debate serio acerca de cómo mejorar el sistema para asegurarnos de que las personas que padecen enfermedades mentales no obtengan un arma, para empezar. Y hay mucho que podemos hacer de forma bipartidista".

Un requisito universal para la verificación de antecedentes, dicen los opositores, requeriría innecesariamente que se registraran las transferencias de armas de fuego en traspasos inocentes como los que se dan entre los miembros de una familia. Muchos dicen que el enfoque actual debería estar en mejorar el sistema actual de registros o en asegurarse de que los individuos con trastornos mentales estén incluidos en la base de datos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, los partidarios dicen que el 40% de las ventas de armas no están sujetas al tipo de verificación de antecedentes que podría mantener las armas de fuego lejos de las manos de los criminales.

El proyecto National School Shield de la Asociación Nacional del Rifle dio a conocer el martes su plan para mejorar la seguridad de las escuelas, que incluye entrenar y armar a adultos para disminuir el tiempo de reacción a un tiroteo.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×