El presidente sirio advierte un 'efecto dominó' en Asia si es derrocado

Bachar al Asad consideró que si llegara el fin de su gobierno generaría inestabilidad en Medio Oriente; pidió a otros países que lo apoyen
La ONU reporta 70,000 víctimas en Siria
Gul Tuysuz
Autor: Gul Tuysuz
(Reuters) -

Si el gobierno sirio cae, otros países de la región podrían sufrir, dijo este viernes el presidente sirio Bachar al Asad una entrevista con un medio de comunicación de Turquía. 

El cuestionado líder dijo a la televisora turca Ulusal que las naciones vecinas deberían ser aliadas a su gobierno en lugar dejarse influir por las potencias extranjeras.

"Una lucha en Siria afectaría a los países de la región. Y tal vez con un efecto dominó afectará a países lejanos también", dijo al Asad. "Los estados árabes que no han apoyado al régimen sirio son aquellos que no son actores independientes, sino que están más bien bajo la dirección de otros países". 

Siria se encuentra en medio de una guerra civil con raíces que se remontan a marzo de 2011, cuando los manifestantes, en parte inspirados por los levantamientos de la primavera árabe en la región, comenzaron a manifestarse por una mayor libertad. 

Ese movimiento rápidamente se transformó en un movimiento en contra de al Asad, quien fue nombrado presidente por el parlamento de Siria en el año 2000 después de que su padre murió.

El gobierno respondió con una contraofensiva con resultados devastadores. 

Naciones Unidas estima que más de 70,000 personas han muerto en la violencia.

Cuestionado este viernes sobre si consideraría renunciar para alcanzar la estabilidad en Siria, al Asad no mencionó el levantamiento en Siria, pero dijo que los deseos de otros países no le afectarán.

"Soy un líder electo del pueblo sirio", dijo. "Si yo soy presidente es determinado por el pueblo sirio, no por estados extranjeros".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Señaló a Estados Unidos como una nación que ha "masacrado a millones" en Iraq, Afganistán y Libia. También criticó a Turquía, de quien dijo que como vecino "tiene una mano en la sangre que corre en Siria".

La brutal guerra civil se ha cobrado más de 6,000 vidas solo en marzo, lo que hace de este mes el  más mortífero desde que comenzó el conflicto, según informó el opositor Observatorio para los Derechos Humanos esta semana.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×