Una fuga de prisión con explosivos pone a la Interpol tras un gánster

Redoine Faid mantuvo a punta de pistola como rehenes a cinco personas, luego hizo estallar cinco puertas para lograr escapar
Interpol
Faid-Francia-Interpol  Interpol
Autor: Per Nyberg y Jason Hanna
(Reuters) -

La Interpol emitió este lunes una ficha roja para un convicto que, según las autoridades, utilizó explosivos para escapar de una prisión en Lille el fin de semana. 

Redoine Faid mantuvo como rehenes este sábado a cinco personas, cuatro de ellas guardias, según funcionarios. Entonces hizo estallar explosivos que destruyeron cinco puertas, informó Etienne Dobrometz, portavoz del sindicato penitenciario, a BFMTV afiliada a CNN. 

La ficha roja de la Interpol se suma una orden de arresto europea que cubre 26 países. 

Las fichas rojas alertan a las agencias policiacas en el mundo de que una persona es buscada, pero no son órdenes de arresto. Cada uno de los 190 miembros de la Interpol debe aplicar sus leyes y estándares para determinar si la persona buscada debe ser detenida.

Los cuatro guardias que Faid mantuvo como rehenes están sanos y salvos, informó el fiscal de Lille, Frederic Fevre.

En tanto, el sindicado de guardias de prisiones presionaron a la ministra de Justicia, Christiane Taubira, para que las prisiones sean más seguras, y se incluyan búsquedas más exhaustivas de los que tendrán, reportó la televisora local BFMTV.

El escape podría ser en parte debido a un problema que se registra en la prisión donde estaba Faid: hacinamiento.

Construida en 2005, la penitenciaría de Lille no es vieja, pero no está bien diseñada para mantener bajo observación a los prisioneros, según Jimmy Delliste, un exdirectivo de la prisión.

Faid inició su carrera delictiva inspirándose en las películas. Se ponía una máscara de hockey, como el personaje interpretado por Robert DeNiro en la película Heat, y asaltaba vehículos blindados.

En 1998, después de tres años de ser buscado y tras huir a Suiza, Faid fue capturado y sentenciado a 20 años de prisión, los cuales pasó en cárceles de máxima seguridad en Francia.

Luego de más de una década detrás de las rejas, fue liberado. Pero en 2011, un año después de la publicación de su autobiografía Ladrón: Desde los suburbios al crimen organizado, Faid fue nuevamente enviado a prisión.

Jean-Louis Pelletier, su abogado, no se dijo sorprendido por el escape de Faid.

Pelletier planeaba reunirse con su cliente para los preparativos de un juicio ligado a un ataque en mayo de 2010 en Villiers-sur-Marne, al este de París, en el que murió una mujer policía de 26 años.

“Él es bastante inteligente y está usando su intelecto para sus ambiciones”, dijo Pelletier a la televisora BFMTV.

Ahora ve
No te pierdas