Las autoridades de EU no ven rastros de al Qaeda en el atentado en Boston

El número de heridos aumentó a 183, de los que 17 están en estado crítico. Hasta el momento no hay amenazas creíbles para la ciudad
Aumentan los heridos por las explosiones en Boston
Josh Levs y Jethro Mullen
Autor: Josh Levs y Jethro Mullen
(Reuters) -

Los hospitales de Boston atienden a 183 personas heridas por el atentado de este lunes en el maratón de la ciudad, de acuerdo el conteo más reciente de CNN. Según el comisionado de la policía Edward Davis 17 se encuentran en condición crítica, mientras que la cifra de fallecidos continúa en tres.

Las autoridades identificaron a Martin Richard, un niño de 8 años, como una de las personas que murieron, según confirmó el jefe de la junta del fideicomiso de la escuela a la que asistía, Frederic Wittman.

Krystle Campbell, una joven graduada en 2001 de la Medford High School en Massachusetts, es otra de las tres víctimas que murieron en el ataque terrorista,  dijo el alcalde de la ciudad este martes.

La tercera víctima es una ciudadana china que observaba la carrera cerca de la línea de meta con otros dos estudiantes. Sus familiares no quisieron revelar su nombre.

El presidente Barack Obama calificó este martes los ataques en Boston como un "acto atroz y cobarde", y agregó que el FBI está investigándolo como un acto de terrorismo. "Cada vez que se utilizan bombas para atacar a civiles, es un acto de terrorismo", dijo Obama desde la Casa Blanca, y agregó que aún no está claro quién realizó el ataque y el porqué.

Obama también pidió a los estadounidenses alertar a las autoridades si ven algo sospechoso, y dijo que su gobierno trabaja en garantizar la seguridad de todos los ciudadanos

Sin rastros de al Qaeda

Un oficial superior del gobierno estadounidense dijo que “no hay ningún reporte que indique alguna conexión extranjera o una reacción de al Qaeda” por las explosiones ocurridas en Boston. “No sabemos de amenazas terroristas para el maratón”.

La secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, afirmó que hasta el momento no hay indicios de que el ataque en Boston forme parte de una trama más amplia.

En un comunicado, Napolitano afirmó el departamento mantendrá mayores medidas de seguridad en centros de transporte, utilizando medidas visibles y no visibles al público.

Napolitano urgió a los estadounidenses a permanecer alertas y reportar inmediatamente cualquier actividad sospechosa a las autoridades locales.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, calificó los ataques de este lunes en Boston como “un cruel acto de terror”.

El secretario afirmó que aún no se sabe quién está detrás del ataque o un motivo, y que una investigación determinará si el ataque fue de un grupo terrorista extranjero o doméstico. Hagel pidió no sacar conclusiones antes de conocerse todos los hechos.

Ningún sospechoso ha sido identificado, y el motivo no está claro, dijeron las autoridades.

¿Qué tipo de bombas estallaron? 

Deval Patrick, gobernador de Massachusetts, informó que solo se encontraron dos artefactos explosivos, y no varios más sin detonar como se había reportado este lunes.

Es "probable, pero no seguro" que las bombas fueron detonadas mediante un temporizador, en lugar de ser activado por un teléfono celular, informó un funcionario a CNN. El humo es consistente con “una mezcla explosiva improvisada de baja velocidad, quizá pólvora de pirotecnia o una mezcla de azúcar y clorato”, agregó. 

Con base en los efectos de las bombas, estas se colocaron al parecer dentro de ollas a presión ocultas en mochilas, dijo a CNN una fuente del gobierno federal de EU.

El gobierno de Estados Unidos ha advertido a las agencias federales en el pasado que las ollas a presión —con sellos herméticos que se utilizan para cocinar rápidamente y conservar los alimentos— se han convertido en bombas en algunas partes del mundo.

Un memorando del Departamento de Seguridad Nacional llamó "una técnica que comúnmente se enseña en los campos de entrenamiento terroristas de Afganistán".

"Por lo general, estas bombas están hechas mediante la colocación de TNT u otros explosivos en una olla a presión y adjunto un detonador en la parte superior de la olla", dijo la nota.

Dos médicos que supervisan la atención hospitalaria de los heridos creen que los artefactos explosivos contenían clavos u objetos similares.

Muchos pacientes tienen heridas graves "relacionados con el efecto de la explosión de la bomba, así como pequeños fragmentos metálicos que entren en sus cuerpos", incluyendo "perdigones" y "objetos como clavos", dijo el médico George Velmahos, responsable de la atención traumatológica en el Hospital General de Massachusetts.

Una variedad de objetos punzantes fueron encontrados en el interior de los cuerpos de los pacientes, dijo, además de que las bombas probablemente contenían varios fragmentos metálicos.

INFOGRAFÍA: Conoce de cerca el lugar de las explosiones.

“La escena del crimen más compleja”, que investiga el FBI

Las autoridades siguen investigando cada pieza de evidencia de lo que el comisionado de la policía de Boston, Ed Davis, calificó como "la escena del crimen más complejo que hemos tratado en la historia de nuestro departamento".

El área acordonada cambió de 15 a 12 cuadras, y se reducirá aún más en los próximos días, dijo el funcionario.

Incluso los más pequeños trozos de escombros podrían ayudar a indicar las “firmas” de las bombas, indicó un oficial federal que trabaja en la comunidad de inteligencia.

El FBI está a cargo de la investigación. "Este será un esfuerzo combinado federal, estatal y local", afirmó Richard DesLauriers, el agente especial a cargo de la división de Boston del FBI.

"Vamos a ir hasta todos los confines de la Tierra para identificar al sujeto o sujetos que son responsables de este crimen despreciable, y vamos a hacer todo lo posible para llevarlos ante la justicia.

"Nuestra misión es clara: llevar ante la justicia a los responsables (...) La gente en Estados Unidos quiere respuestas de los ciudadanos de Boston y de la Mancomunidad de Massachusetts desean y merecen respuestas", agregó DesLauriers. 

Al describir la investigación como "criminal", también dijo que podría involucrar terrorismo, por lo que el FBI declaró jurisdicción federal sobre el asunto a través de la Fuerza de Tarea Conjunta sobre Terrorismo de Boston.

Las autoridades han comenzado a analizar grandes cantidades de vídeo e imágenes de cámaras de vigilancia en el área cercana al ataque. Hasta el momento, no ha sido visto material de archivo que muestre a alguien colocando las bombas, dijo una fuente policial.

El FBI está por emitir solicitudes de acceso a los registros de las torres de celulares en el área para aislar y localizar llamadas de todo Copley Square en el momento de las explosiones, según un oficial de la ley federal.

El agente del FBI afirmó que no existen amenazas creíbles para la ciudad de Boston tras los ataques de este lunes, y confirmó que la agencia está interrogando a testigos y procesando la información de la escena del crimen, lo cual podría tomar días.

El Buró de Armas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos informó que tiene 30 especialistas forenses trabajando en la escena, intentando encontrar pistas que lleven a la persona que puso las bombas.

Buscan pistas en un departamento

Autoridades y expertos en bombas registraron un apartamento en Revere, Massachusetts, de donde extrajeron algunos objetos, horas después del ataque terrorista ocurrido en el maratón de Boston.

Los investigadores no han informado si la búsqueda está vinculada con la investigación de las explosiones.

El registro del departamento de una “persona de interés” se realizó la noche de este lunes, informó el Departamento de Bomberos de Revere en su página de internet. El FBI, el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, funcionarios de inmigración, policías locales y estatales, detectives y técnicos en bombas, revisaron exhaustivamente el lugar, según el departamento de bomberos.

La búsqueda, justo al norte de Boston, ocurrió con el consentimiento de quienes vivían ahí, por lo que no fue necesario una orden de allanamiento, informó una fuente federal a CNN.

Según el representante Bill Keating, de Massachusetts, se encontraron dos dispositivos sin detonar, uno cerca del lugar donde se registró una de las explosiones en el hotel, y otro en un lugar que no se dio a conocer. Keating es integrante del comité de seguridad interna de la Cámara de Representantes.

El legislador calificó el ataque como "sofisticado, coordinado y planeado".

“La situación permanece fluida, y es muy pronto para establecer una causa y un motivo”, afirmó el FBI en un comunicado, en el que pidió a la gente llamar para dar cualquier información, imágenes o detalles con respecto a las explosiones.

“Ninguna pieza de información o detalle es demasiado pequeño”, afirmó.

Las autoridades también buscan a un hombre de piel oscura con posible acento extranjero, de acuerdo a un aviso obtenido por CNN. El hombre fue visto con una mochila negra intentando entrar a un área restringida unos cinco minutos antes de la primera explosión.

Un ciudadano saudí con una pierna herida está bajo resguardo en un hospital en Boston, pero los investigadores no han confirmado que esté involucrado en las explosiones.

Luego de que en un principio se informó de una tercera explosión en la biblioteca presidencial John F. Kennedy, la policía horas después descartó esa posibilidad.

John King, Matt Smith, Steve Almasy y Monte Plott contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×