Autoridades buscan a los sobrevivientes de la explosión en Texas

El área de la explosión será afectada por fuertes vientos, la caída de rayos y de granizo, lo que podría complicar el rescate y evacuación
Explosión en una fábrica de Texas; hay dos muertos
Autor: Josh Levs y Lateef Mungin
(Reuters) -

Las autoridades buscan entre los montones de escombros con la esperanza de encontrar sobrevivientes de la enorme y mortal explosión en una planta de fertilizantes que arrasó gran parte de un pequeño pueblo de Texas.

Unas 35 personas, incluyendo 10 socorristas, murieron en la explosión dijo el alcalde Tommy Muska al diario estadounidense USA Today.

La explosión, que los residentes describen como "masiva" y "abrumadora", dejó hogares dañados y escombros en una amplia franja de West, Texas, un pueblo de apenas 2,800 personas.

"Es abrumador para nosotros", dijo George Smith, director de los servicios de emergencia de la ciudad. Mientras hablaba con KCEN, afiliada de CNN, la sangre le escurría por la cara de las lesiones que sufrió.

"Fue como una bomba nuclear", dijo el alcalde Tommy Muska. Las casas se cimbraron hasta unos 80 kilómetros de distancia.

“Una comunidad muy unida ha sido golpeada, y gente buena y trabajadora ha perdido la vida”, dijo este jueves el presidente Barack Obama a través de un comunicado.

Los afectados “tendrán el apoyo de los estadounidenses”, añadió.

La Casa Blanca informó por su parte que está monitoreando la situación a través de FEMA, que está en contacto con autoridades locales y estatales.

Este miércoles por la noche, un incendio en la planta causó una enorme explosión ensordecedora, lanzando a la gente en varias partes a metros de distancia de donde estaban. Se mide como un sismo de magnitud 2.1 grados, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

La explosión se produjo minutos después de que comenzara el fuego, por lo que los bomberos ya estaban en la escena. Algunos pueden estar entre los muertos, pero esa cifra no es clara, dijo el sargento de Policía de Waco, William Patrick Swanton.

Smith dijo que la cifra de muertos podría llegar en algún momento 60 o 70, cuando la situación se esclarezca. Más de 160 personas resultaron heridas.

"Tenemos dos profesionales del EMS (emergencias) que están muertos a ciencia cierta, y puede haber tres bomberos muertos", dijo Smith.

Alrededor de la mitad de la ciudad fue evacuada, incluido un asilo de ancianos con 133 residentes. Una escuela media también estaba cerca de la planta.

Una tormenta podría afectar el rescate en Texas

Autoridades de Texas están preocupados por la posibilidad de que una tormenta afecte las tareas de rescate.

Un sistema de tormentas que se dirige al área podría empeorar la situación. “Los vientos tendrán ráfagas de más de 56 kilómetros por hora por la tarde”, afirmó Jennifer Delgado, meteoróloga de CNN. “Esto podría mover la dirección del fuego”, una gran preocupación de los bomberos que están trabajando en controlar los incendios.

Los rayos y el granizo pueden también interrumpir las tareas de rescate y poner en riesgo a gente en el área que quedó sin hogar.

West se encuentra a 120 kilómetros al sur de Dallas y a 193 kilómetros al norte de Austin, y es considerado un lugar de inmigrantes checos, que comenzaron a llegar al pueblo en la década de 1880.

 “El techo cayó sobre mí”

La explosión arrancó el techo de West fertilizantes Co, carbonizando gran parte de la estructura y lanzó llamas por el aire, seguido de una columna de humo más grande que la propia planta. Un auge ensordecedor resonó por kilómetros.

Fue "masivo, como en Iraq, al igual que el Edificio (Federal) Murrah en Oklahoma City", dijo DL Wilson, de la Secretaría de Seguridad Pública de Texas, en referencia a un atentado que tuvo lugar hace 18 años.

La explosión impactó un complejo de apartamentos cercano, con 50 viviendas, y dañó paredes y ventanas. "Quedó sólo un esqueleto de pie", dijo Wilson. “Las ventanas cayeron sobre mí, el techo cayó sobre mí, el cielo cayó", dijo Smith. La ciudad, dijo, tiene sólo tres ambulancias.

Entre 50 y 60 hogares en un área de cinco manzanas sufrieron daños, dijeron funcionarios.

"Era como si te levantara", dijo una mujer a WFAA, afiliada de CNN. "Te quitó el aliento. Y entonces cayó y explotó todo alrededor... Era como ser aspirado, y luego simplemente desapareció todo. Podías sentir todo. Se podía sentir en tu piel, el pelo se quemaba. Era una locura".

Se las arregló para cubrir a uno de sus hijas, dijo, y "agarré a la pequeña y me lancé a través de una puerta. Era un caos. Todas mis ventanas volaron, mis puertas de las bisagras. Todo lo que tenía eran mis llaves en la mano, y me lancé por el perro, todo el mundo, en el coche, y me fui".

Un video tomado por el estudiante universitario Eric Perez —de lo que parecía ser una distancia segura lejos del fuego— muestra el momento de la explosión.

En una fracción de segundo, el fuego se convirtió en la explosión generalizada, golpeando a Perez. Había llamas brillantes que llenaban el cielo.

Pérez y sus amigos estaban jugando baloncesto cuando se dieron cuenta de las llamas en la planta. "Nada había sucedido en nuestra pequeña ciudad, así que grababa", dijo. "Entonces se produjo la explosión. Fuimos arrojados hacia mi camioneta".

Uno de sus amigos sufrió una repentina quemadura en la cara y costillas rotas. Otro sufrió quemaduras en el brazo y tuvo golpes. Un tercero tenía un corte en la cara.

Brad Smith vive 50 millas de distancia y sintió temblar la casa. "No sabíamos exactamente de qué se trataba", dijo. "El pronóstico (del clima) decía que una línea de tormentas iba a estar adelante. Mi esposa y yo nos miramos y nos preguntábamos ‘¿llegó hasta aquí seis horas antes de tiempo?’”.

Persiste el riesgo

Aunque los funcionarios han cerrado todas las válvulas de gas, hay preocupación de que otro tanque en la instalación pueda explotar.

“Estamos escuchando que hay un tanque de fertilizante que está intacto en la planta y hay evacuaciones para asegurarnos de que todos estén lejos del área en caso de otra explosión”, afirmó Ben Stratmann, un vocero del senador por Texas, Brian Birdwell.

Si los vientos cambian, la otra parte del pueblo deberá de ser evacuada también.

La gran preocupación: el amoníaco anhidro, un gas que se utiliza como fertilizante.

Cuando la gente se expone a él, puede sufrir quemaduras severas si se combina con agua en el cuerpo. La exposición de altas concentraciones puede causar la muerte.

La compañía West Fertilizer informó que tiene 24 toneladas del químico, según el diario The Dallas Morning News.

La escena de la explosión

Este jueves por la mañana, patrulleros estatales con mascaras antigás mantienen retenes, desviando autos que llegan a través de una autopista.

La Administración Federal de Aviación impuso restricciones de vuelo sobre el pueblo.

Las autoridades cerraron las escuelas por el resto de la semana y pidieron a todos que no vayan a las instalaciones escolares.

Por el momento, las autoridades locales pidieron que no acudan más bomberos y rescatistas, ya que desde este miércoles por la noche hay el personal suficiente trabajando en la zona.

“Los bomberos y los integrantes de los servicios de emergencia están viniendo de cientos de kilómetros de lejos para ayudarnos”, afirmó Wilson. “Ahora mismo, tenemos demasiada ayuda”.

El peor de los casos

En 2006, West Fertilizer tuvo una queja por olor a amoníaco, según el sitio de internet de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas.

La planta informó a la Agencia de Protección Ambiental que no tenía riesgo de fuego o explosión, en un reporte de planeación de emergencia requerido para instalaciones que utilizan químicos tóxicos o peligrosos, de acuerdo al diario The Dallas Morning News. 

El reporte de la planta a la agencia afirmó que en el peor de los casos, habría solo una fuga de amoníaco por 10 minutos sin nadie muerto o herido, según el diario.

Pero lo que ocurrió este miércoles por la noche fue mucho peor.

Tommy Alford, que trabaja en una tienda de conveniencia a casi cinco kilómetros de la planta, afirmó que varios bomberos voluntarios estaban en la tienda cuando vieron la columna de un incendio.

Los bomberos se dirigieron al lugar, y luego entre cinco y 10 minutos después, se escuchó una poderosa explosión.

“Fue masivo, fue intenso”, afirmó Alford.

Chandler Friedman, Carma Hassan, Ed Payne, Greg Botelho, Amanda Watts, Jake Carpenter, Tina Burnside, Dave Alsup, Tanika Gray, Darrell Calhoun, Ryan Rios, Alta Spells, Travis Sattiewhite y Christabelle Fombu contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×