Holanda se prepara para el reinado del monarca más joven del mundo

Beatriz de Holanda entregará el trono a su hijo tras 33 años en una ceremonia con la ausencia de los padres de la princesa argentina Máxima
Máxima, una princesa argentina en Holanda
Peter Wilkinson
Autor: Peter Wilkinson
(Reuters) -

El lunes se cerraba un capítulo más de la historia de Holanda mientras la reina Beatriz pasaba su último día en el trono después de haber sido monarca del país durante 33 años.

Beatriz abdicará este martes por la mañana y entregará el trono a su hijo mayor, Guillermo Alejandro, quien será el primer rey holandés en más de 120 años.

Una de las ausencias notables en la ceremonia del martes será la del padre de la nueva reina, Jorge Zorreguieta, quien fue ministro durante la dictadura militar de Argentina entre 1976 y 1983.

La princesa Máxima dijo que su familia no asistiría a su toma de protesta como reina a causa del controvertido pasado de su padre. “Este es un evento constitucional, mi esposo se volverá rey y mi padre no pertenece a este lugar, especialmente cuando hay estos problemas”, dijo la princesa a NOS. “Sigue siendo mi padre y seguimos disfrutando de momentos privados”.

La abdicación coincide con un día de asueto nacional llamado Día de la Reina, que es una oportunidad para que la gente de toda Holanda se vista de gala y festeje. La investidura del nuevo rey será la culminación de un año de celebraciones que marcan el fin de la ocupación napoleónica de 1813.

La monarca de 75 años anunció en enero que abdicaría y dijo que era momento de que gobernara una nueva generación. “Siempre he considerado que fue un enorme privilegio el poder poner gran parte de mi vida al servicio de nuestro país y de cumplir con mi tarea de dar sustancia a mi reinado”, dijo Beatriz, quien ascendió al trono cuando su madre, la reina Juliana, abdicó en 1980.

“Hasta ahora, esta hermosa tarea que se me asignó me ha dado muchas satisfacciones. Es inspirador sentirse cerca de la gente, sentir empatía durante los tiempos difíciles y compartir los momentos de alegría y orgullo nacional”.

Prosiguió: “Con gran confianza entregaré mi reinado, el 30 de abril de este año, a mi hijo, el príncipe de Orange. Él y la princesa Máxima están absolutamente preparados para su futura tarea. Servirán a nuestro país con devoción, servirán fielmente a la Constitución y darán sustancia a su reinado con todos sus talentos”.

El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, agregó: “Cualquiera que haya conocido a la reina coincidirá en que conmovía a las personas y los ayudaba a salir adelante con sus conocimientos, su experiencia y su gran interés y dedicación”.

Los medios holandeses han especulado que la reina está abdicando para pasar más tiempo con su segundo hijo, Friso, quien resultó herido el año pasado tras una avalancha en un centro de esquí en Austria y permanece en coma en un hospital de Londres.

El príncipe Guillermo Alejandro estudió en Gales y Holanda, en donde obtuvo un grado en Historia en la Universidad de Leiden. Sirvió en la Armada Real Holandesa entre 1985 y 1987. Como príncipe de Orange, el título que se da a la primera persona en línea al trono holandés, ha estado interesado en la sostenibilidad y las innovaciones.

La princesa Máxima, quien nació en Buenos Aires, Argentina, está graduada en Economía, y trabajó para HSBC y el Deutsche Bank. La pareja está casada desde hace 11 años y tienen tres hijas.

La semana pasada, la pareja dio su primera entrevista conjunta en televisión, en la que Guillermo explicó cómo pretende gobernar. “Quiero ser un rey que antes que nada sea tradicional, que se base en la tradición de mis antecesores, que pugne por la continuidad y la estabilidad del país aunque también quiero ser un rey que en el siglo XXI pueda unir y representar a la sociedad como un todo”.

Cuando se le preguntó cómo pretendía lograrlo, Guillermo dijo a la televisora estatal: “Al estar presente en donde se crea necesario brindar apoyo o la ayuda a la gente, al dar atención y presencia adicional a los eventos que valgan la pena y al apoyar a los necesitados”.

Mark Saunders, un biógrafo de la realeza, dijo que se ha encontrado con el nuevo rey y que le pareció que era agradable y relajado. “Lo conocí en las circunstancias más extrañas”, dijo. “Me encontraba en un transbordador, atrapado entre Estonia y Noruega. Charlé con este joven agradable que me dijo que tal vez debería desembarcar. No fue sino hasta después que descubrí que era el príncipe Guillermo. Recuerdo que pensé que él era el miembro ‘menos real’ de la realeza que he conocido. No he conocido a muchos, pero él era un tipo agradable”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“También es joven: tiene solo 46 años, así que es el monarca más joven del mundo, ¡y el único que no tiene canas ni está calvo!”.

Saunders dijo que cree que a diferencia de Beatriz, la reina Isabel de Gran Bretaña nunca abdicaría, ya que detrás de ella hay 1,000 años de historia y el trauma de la abdicación de su tío, el rey Eduardo VIII. “(La realeza británica) cree que tiene el derecho divino de gobernar, lo que se remonta a la conquista normanda de 1066. Nunca romperán esa cadena”, dijo.

Ahora ve
La esposa del secretario del Tesoro tuvo que disculparse por foto en Instagram
No te pierdas
×