El estadounidense condenado está en una cárcel especial: Corea del Norte

La tensión entre Estados Unidos y el gobierno norcoreano impide las peticiones de amnistía para el ciudadano americano
kennethbae-norcorea  kennethbae-norcorea
(Reuters) -

El gobierno de Corea del Norte informó este miércoles que el ciudadano estadounidense que sentenció a 15 años de trabajos forzados comenzó su estancia en una “prisión especial”.

El hombre en cuestión es Kenneth Bae, o Pae Jun Ho para los norcoreanos, que fue arrestado en noviembre en la ciudad portuaria de Rason, ubicada en la zona noreste de Corea del Norte.

Las autoridades locales lo acusan de querer atacar al gobierno de Kim Jong Un, pero sus familiares y el gobierno de Estados Unidos dicen que solo trabajaba como un operador turístico. Un artículo de la Agencia Central de Noticias de Corea publicado este miércoles, indica que Bae “comenzó a vivir en una prisión especial el martes”, pero no incluía detalles sobre la prisión.

Estados Unidos ha pedido amnistía para la liberación inmediata de Bae, pero las solicitudes no han rendido fruto. Incluso una petición del jugador de baloncesto Dennis Rodman para liberar a Bae no ha tenido éxito. Rodman se reunió con Kim Jong Un en un viaje a Corea del Norte en febrero.

Acusado de actos hostiles

La agencia oficial de noticias de Corea del Norte citó a un vocero de la Suprema Corte de ese país que dijo que Bae instaló bases contra Corea del Norte en China y distribuyó literatura antirrégimen. “Cometió estos actos mientras instaba a ciudadanos norcoreanos y extranjeros fuera de la península a perpetrar acciones hostiles para desbancar al gobierno y dirigía una campaña negativa en su contra”, según la Suprema Corte. Bae fue acusado de predicar en iglesias y dar conferencias a algunos grupos sobre la necesidad de aumentar la confrontación, dijo la corte.

El sitio web NK News, que se concentra en temas de Corea del Norte, ha sugerido que Kenneth Bae operaba como misionero tratando de convertir a los norcoreanos. “Yo sabía que Jesús quería que fuera un ‘canal’ para el Norte”, dijo Bae a una congregación coreana en una iglesia de St. Louis en 2011, según reportes de NK News. “Este año estoy trabajando para llevar varios equipos de misioneros a Corea del Norte”.

La hermana de Bae, Terri Chung, dijo este mes que su hermano “nunca tuvo intenciones malvadas en contra de Corea del Norte”, y que su hermano estaba en ese país por negocios relacionados a la compañía turística de la que es dueño.   

Bae había visitado el país anteriormente sin problemas y nada parecía indicar que su última visita fuera diferente, dijo Chung en entrevista para CNN con Anderson Cooper.

No es moneda de cambio

En el pasado, Corea del Norte ha liberado estadounidenses después de la visita de algún dignatario de Estados Unidos, como los expresidentes Jimmy Carter y Bill Clinton.

Pero a principios de este mes, el gobierno de Corea del Norte dijo que Bae no es una “ficha de negociación política”. Este caso “prueba que mientras la política de hostilidad de EU contra Corea del Norte persista, la generosidad humanitaria no servirá para terminar con las acciones ilegales de los estadounidenses”.

La tensión entre Washington y Pyongyang escaló en marzo después de las amenazas de Corea del Norte contra su vecino del sur y Estados Unidos. El discurso hostil contra estos países comenzó después de las sanciones de las Naciones Unidas contra Corea del Norte por realizar pruebas nucleares. La intensidad en la retórica de Corea del Norte ha disminuido en las últimas semanas y los simulacros militares terminaron en abril.

El sistema penal norcoreano es considerado como uno de los más represivos en el mundo. Grupos de derechos humanos estiman que cerca de 200,000 personas están detenidas en una red de campos y prisiones que se piensa son usados por el régimen para anular el disenso político. 

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×