Brasil busca médicos extranjeros ante la carencia en la periferia del país

El país sudamericano mira hacia Europa y Cuba para suplir la falta de sanitarios en algunas regiones; el sector nacional se opone
Una médico brasileña, investigada por muertes
María Martín
Autor: María Martín | Otra fuente: CNNMéxico
SAO PAULO, Brasil (CNNMéxico) -

El ministro de Sanidad de Brasil, Alexandre Padilha, anunció este lunes que quiere contratar médicos españoles y portugueses para que ejerzan en regiones del país donde faltan profesionales.

La propuesta llega una semana después de que el ministro de Asuntos Exteriores, Antonio Patriota, plantease la contratación de más de 6,000 médicos cubanos, una iniciativa de la que se valió el gobierno venezolano de Chávez para suplir las carencias en sus favelas y que no ha gustado nada a las asociaciones de médicos nacionales.

"No podemos recibir médicos de cualquier lugar del mundo sin saber si están bien preparados", explicó a CNNMéxico el presidente de la Asociación Médica Brasileña, Florentino Cardoso. "La mayoría de los médicos cubanos se ha formado en una facultad de La Habana de la que salen poco capacitados", dice.

La importación de médicos extranjeros "no puede ser un tabú en Brasil, porque no lo es en ningún otro país", defendió el ministro. En sus declaraciones, Padilha no quiso mencionar más el posible trato con Cuba, pero sí mantuvo que su "foco" está en España y Portugal, y que se basará en modelos de importación de profesionales como el británico o el canadiense.

"Son países que tienen un número muy alto de médicos formados con mucha calidad y que, por la crisis económica, muchos de ellos están desempleados", afirmó el ministro.

Las condiciones ofrecidas por el gobierno, aún siendo mucho mejores que las de los doctores locales, no son suficientes para atraer a un profesional europeo, según los médicos. “Están ofreciendo contratos de 3,000 euros para trabajar en el interior de Brasil, en lugares donde no hay nada más que un estetoscopio. Dudo mucho que acepten”, dijo el presidente del Consejo Federal Médico, Roberto D’Avila.

Desde Francia, Teresa Martín, que pasó medio año inmersa en la rutina de un médico privado de Río de Janeiro para aprender un tratamiento endovascular, ve con el mismo escepticismo la propuesta. “Las posibilidades de volver a España son pocas, pero ¿cuáles serán las condiciones en Brasil? Es un país de oportunidades, pero aún le falta mucho desarrollo. Los sueldos no son buenos, son muchas horas de trabajo y no es fácil hacerse un huevo decente. O estás muy desesperado o no te vas allí sin unas condiciones mínimas”, explicó en entrevista Martín, “exiliada” en Lille con una beca.

Los recursos del sistema público de salud brasileño están concentrados en las grandes ciudades, mientras que la periferia y regiones de difícil acceso como la Amazonía tienen pocos profesionales y medios.

La mayoría de los brasileños que cuenta con unas condiciones económicas mínimas paga un seguro privado. El más básico ronda los 38 dólares mensuales. "La situación del sistema de salud brasileño es caótica. Hay filas enormes tanto para exámenes simples como para cirugías, las emergencias están todas saturadas, incluidas las de las grandes capitales. No hay una política pública que incentive el trabajo de los médicos en pequeños municipios", lamenta Cardoso.

Existe un programa que ofrece mejores condiciones salariales a los profesionales que ejerzan en municipios de difícil acceso y con falta de recursos, pero hay unos 4,000 médicos inscritos en él.

Hace menos de seis meses que la opinión pública se conmocionó con el caso de una niña que, alcanzada por una bala perdida, murió en un ambulatorio de un suburbio carioca porque el único médico que estaba de guardia no apareció. Otros dos casos, también en Río, se saldaron con la muerte de dos mujeres a las que inyectaron en vena café con leche y sopa al confundir la sonda para la sedación con la sonda gástrica.

Después del Distrito Federal, Río de Janeiro es el segundo estado con más doctores de Brasil. Cuenta con 3,44 médicos por cada 1,000 habitantes, mientras que el Amazonas solo tiene 1,06.

Los médicos que quieren ejercer en Brasil deben pasar una prueba de conocimientos y aptitudes para homologar su título como ocurre en México o España. Los resultados de los dos primeros años de ese examen llamado Revalida muestran que de 1,184 inscritos aprobaron 67.

Las asociaciones de médicos exigen que ese requisito siga siendo indispensable. "No es una prueba difícil ni una exigencia absurda, todos los países serios lo tienen y si no se cumple no dudaremos en acudir a la Justicia", mantiene D' Avila. El ministro Padilha, cuando se refirió a la contratación de los profesionales españoles y portugueses, aseguró que no habría una homologación automática de los títulos.

También que el gobierno no acudiría a profesionales de países, como Bolivia, donde la tasa de médicos por cada 1,000 habitantes es inferior a la de Brasil, que es de 1.8. México, con 1.8 médicos, tiene la misma tasa que Brasil.

Ahora ve
Donald Trump hizo, durante el eclipse, lo que no se debe de hacer
No te pierdas
×