EU está en una "encrucijada" en su lucha contra el terrorismo, dice Obama

El presidente delineó la estrategia que seguirá su administración en el futuro para combatir a las organizaciones terroristas del mundo
Muere sospechoso relacionado con ataques de Boston
(Reuters) -

El presidente Barack Obama dijo que "Estados Unidos está en una encrucijada" en la lucha contra el terrorismo al describir los cambios en la política que sigue su gobierno, la cual incluye cerrar el centro de detención de la Bahía de Guantánamo, en Cuba.

Una de sus iniciativas tiene como objetivo levantar la moratoria sobre la transferencia de prisioneros a Yemen, durante mucho tiempo un país volátil, pero ahora con un gobierno considerado por Estados Unidos como un "socio dispuesto y capaz".

Los yemeníes son una parte importante de los 166 presos alojados en el centro de detención ubicado en la isla caribeña.

Obama pidió que el Congreso se comprometa en los aspectos de la seguridad nacional, una mayor transparencia en el uso de aviones no tripulados, conocidos como drones, y una revisión de las amenazas que enfrenta Estados Unidos.

El país "aún está amenazado por los terroristas", pero la amenaza ha cambiado y evolucionado a partir del ataque terrorista ocurrido en Nueva York del 11 de septiembre de 2001, expuso.

"Desde nuestro uso de aviones no tripulados para la detención de sospechosos de terrorismo, las decisiones que estamos tomando ahora definen el tipo de nación, y el mundo, que heredamos a nuestros hijos", dijo Obama en la Universidad de la Defensa Nacional.

Aseguró que los ataques aéreos son legales y eficaces, sin embargo, señaló que han levantado la polémica sobre las víctimas civiles y la posibilidad de crear nuevos enemigos. "En pocas palabras", dijo, "estos ataques han salvado vidas".

Su esquema estuvo enfocado en una política antiterrorista integral enfocada primero en establecer que Al Qaeda nunca más puede lanzar un ataque coordinado contra "nosotros o nuestros aliados".

En varios momentos, el presidente fue interrumpido por un manifestante identificada como Medea Benjamin, del grupo pacifista Code Pink, quien exigía el cierre de Guantánamo, misma posición que Obama estaba enfatizando en su discurso.

"Usted es el comandante en jefe, puede cerrar Guantánamo hoy", gritó Benjamin durante la parte del discurso del presidente en la que describía los cambios en la política para cerrar el centro de detención. Después le gritó: "¡Ya han pasado 11 años!".

Benjamin ha tenido presencia habitual en eventos en Washington y otros lugares. No estaba claro cómo entró en el auditorio.

"Esto es parte de la libertad de expresión, usted tiene el derecho de hablar, pero también escuchar y que yo sea capaz de hablar, ¿está bien?", dijo Obama en la primera interrupción.

Mientras Obama ha trabajado para cerrar Guantánamo, como prometió al comienzo de su primer mandato, el Congreso promulgó importantes restricciones sobre la transferencia de detenidos de la prisión que han dificultado el cierre de la prisión.

Después de decir que no hay justificación para el Congreso para evitar que su gobierno cierre el centro de detención militar, dijo que llamaría a los legisladores a "levantar las restricciones a las transferencias de detenidos" de Guantánamo.

"Le he pedido al Departamento de Defensa que designe un sitio en Estados Unidos donde podemos mantener las comisiones militares. Estoy nombrando un nuevo enviado de alto nivel del Departamento de Estado y el Departamento de Defensa, cuya única responsabilidad será la de lograr la transferencia de los detenidos a otros países", dijo Obama.

El presidente ha sido objeto de críticas debido al cada vez mayor costo de operación de Guantánamo, y que su reputación es contraproducente para ganar apoyo en la lucha contra el terrorismo.

Este año, el Departamento de Estado reasignó al enviado especial que había sido encargado en 2009 del cierre de la instalación, y redujo el perfil del puesto al asignar el trabajo a la oficina del asesor legal del departamento.

"Guantánamo no ha sido un trabajo de tiempo completo durante un año", dijo un alto funcionario del gobierno a CNN este año, en referencia a las restricciones del Congreso sobre la repatriación de los detenidos que han sido habilitados para el lanzamiento.

En la rueda de prensa diaria del miércoles, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo que Obama está "considerando una serie de opciones" para reducir la población de la prisión. Altos funcionarios dicen que no hay un enfoque en la repatriación y traslado de detenidos.

"Yo diría que una de las opciones es volver a nombrar a un alto funcionario del Departamento de Estado para renovar nuestro enfoque en la repatriación o la transferencia de los detenidos", dijo Carney.

"Estamos en el proceso de trabajar en eso ahora, estamos viendo los candidatos" que podrían conducir el proceso de ayuda a cerrar Guantánamo, dijo el secretario de Justicia, Eric Holder, este mes.

"El presidente ha indicado que es demasiado caro, que es una herramienta de reclutamiento para los terroristas, tiene un impacto negativo en la relación con nuestros aliados, y así vamos a hacer un esfuerzo renovado para cerrar Guantánamo", expuso Holder.

Pero con más de la mitad de los internos de la instalación participando en diversas formas de huelga de hambre, 20 de ellos siendo alimentado a la fuerza, el hecho de cerrar el centro fundado en 2001 es un problema constante para la administración.

Hay 86 detenidos en Guantánamo que han sido habilitados para la transferencia, 56 de ellos procedentes de Yemen.

Los nuevos peligros

Obama dijo que la red terrorista Al Qaeda en la región de Afganistán y Pakistán se ha debilitado, pero explicó que han surgido nuevos peligros contra las operaciones estadounidenses en Afganistán, donde ha tenido presencia en más de una década.

Las amenazas que han surgido provienen de afiliados de Al Qaeda, grupos extremistas y terroristas que se organizan por su cuenta, como los dos hombres sospechosos de atacar el maratón de Boston el mes pasado, explicó.

El gobierno ha estado considerando el cambio de control de las operaciones de drones de la CIA a los militares. Un alto funcionario del gobierno dijo que "el ejército es la agencia apropiada para usar la fuerza", sin descartar la gama de opciones necesarias para hacer frente a las amenazas.

Por ley, los militares no son capaces de actuar en la forma encubierta que la CIA puede hacer en este campo en particular, y deben responder ante el Congreso.

En su audiencia de confirmación para el director de la CIA, John Brennan expresó su deseo de manejar a la agencia distante de las operaciones paramilitares, y regresar de nuevo a las zonas tradicionales de espionaje.

"La CIA no debería estar haciendo actividades y operaciones militares tradicionales", dijo.

Obama rechazó la idea de una guerra global contra el terrorismo, y dijo que está a favor de un enfoque más centrado que involucrará a las redes específicas de los extremistas que amenazan a Estados Unidos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El gobierno planea evitar operaciones que causarán bajas civiles y quiere trabajar con socios en sus operaciones.

Uso de la fuerza será parte de una estrategia más amplia para hacer frente a la inestabilidad y la hostilidad. Obama discutió estrategias para la promoción de la gobernabilidad democrática y el desarrollo económico y el fomento de la participación Estados Unidos en todo el mundo.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×