Habitantes de Oklahoma piden más refugios contra tornados

El alcalde sugirió una ley que pedirá que las nuevas viviendas tengan una habitación segura contra tormentas
  • A+A-
Autor: Holly Yan
(Reuters) -

Con todas las personas en Oklahoma buscando lo perdido tras el tornado, el camino de la recuperación está en marcha. Una multitud de voluntarios han llegado a Moore para ayudar, cada uno tiene una historia conmovedora acerca de la reacción humana ante esta tragedia.

Al menos 12,000 casas fueron dañadas o destruidas del tornado de este lunes, dijo el alcalde de Oklahoma City, Mike Cornett. El tornado mató a 24 personas, entre ellas 10 niños, e hirió a 353 en el centro de Oklahoma.

De los 10 niños muertos por el tornado, siete estaban dentro de la Escuela Primaria Plaza Torres. El tornado aplastó el centro educativo y lo redujo a pedazos.

Kyle Davis, de ocho años, fue una de las víctimas.

"Estoy enojada hasta cierto punto. Sé que las escuelas hicieron lo que pensaron que podían hacer, pero con nosotros que vivimos en Oklahoma, los refugios contra tornados deben estar en cada escuela," dijo la madre de Kyle, Mikki Dixon Davis, a Kyung Lah de CNN.

Su hija, que también estaba en Plaza Towers cuando la tormenta golpeó la ciudad, sobrevivió.

El alcalde de Moore, Glenn Lewis, dijo que iba a impulsar una ley que obligara la construcción de refugios o habitaciones seguras para tormentas en los nuevos hogares.

"Lo que vamos a hacer es conseguir el interés de los ciudadanos... y vamos a discutir lo que creemos que tenemos que tener", dijo Lewis. "Cualquier persona que viva en el área del tornado deberá tener un refugio para tormentas, pero los costos serán una cuestión".

El contratista Mike Barnett dijo que un refugio sobre el suelo cuesta de 8,000 a 10,000 dólares, un pequeño sótano costaría  de 15,000 a 20,000 dólares, y una bodega de hormigón construida durante la construcción de una nueva vivienda le costaría un mínimo de 2,200 dólares.

Mirando hacia el futuro

Además de las pérdidas humanas y el dolor, el costo de la destrucción del tornado es considerable.

Las indemnizaciones de los seguros de la zona son probables que excedan los 2,000 millones de dólares, dijo Kelly Collins, un representante del Departamento de Seguros de Oklahoma.

Sin embargo, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) está en "buenas condiciones" para apoyar a la recuperación de Oklahoma y otras zonas de desastre, como Nueva Jersey y Nueva York tras el huracán Sandy, dijo el administrador de FEMA Craig Fugate.

"Tenemos una estructura plena como la del año pasado con los fondos suplementarios", dijo Fugate. "Estamos tratando de dar respuesta aquí, así como en los desastres anteriores".

Sin embargo, "si tenemos otro huracán, es posible que necesitemos más dinero".

Como Moore continúa con su ardua recuperación, Bowie reflexionó sobre la página del libro de los niños. Se muestra una encantadora casa de color amarillo encima de exuberante paisaje verde.

Dijo que no solo alude a la alegría que se ha perdido después de la tormenta.

"Me recuerda a las risas y recuerdos por venir en las nuevas viviendas que se construirán", dijo. "Los recuerdos se encuentran realmente en el corazón, no en la casa".

Un mensaje que refleja la tragedia

La página solitaria de un libro para niños  provocó el silencio en medio del resto de los escombros. Pero el texto decía mucho sobre el dolor y la nostalgia en la ciudad de Moore:

"Recuerdo que mi vieja casa…”

“Aquí estaban las luminosas y amplias habitaciones…”

 “¡Las habitaciones tendrán eco por mucho tiempo!”

“Las risas se oían en el interior".

Marcos Toney encontró la página maltratada mientras trabajaba como voluntario con LifeChurch.TV.

"Es más que probable que provenía de una casa que había sido demolida", dijo a sus compañeros el voluntario Jared Bowie, que estaba con Toney en ese momento. "Entonces pensé en cuántas casas estaban llenas de risas y recuerdos".

Juan Olivo comenzó la búsqueda de sobrevivientes tan pronto como pasó la tormenta. Se documentó la búsqueda en video.

"¿Hay alguien aquí?" -gritó mientras caminaba montones últimos de escombros.

A lo lejos, en el fondo bajo un montículo de madera triturada, una voz de hombre le respondió: "¡Aquí!"

Olivo y otros voluntarios se apresuraron a quitar  los restos.

"¡Vamos a sacarte!",  dijo Olivo al hombre.

Más tarde dijo a iReport de CNN que estaba asombrado por el descubrimiento.

Christina Zdanowicz, David Williams y Tom Watkins de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve