Siria acepta 'en principio' acudir a una conferencia de paz en Ginebra

El ministro de Exteriores dijo que planean enviar una delegación especial a Iraq, donde se celebrarán negociaciones en junio
Una niña siria recupera su vida
Autor: Saad Abedine
(Reuters) -

Siria aceptó de manera tentativa participar en una conferencia de paz prevista para junio en Ginebra, dijo este domingo el ministro del Extranjero sirio, Walid al-Moallem.

Al hablar en una conferencia de prensa en Bagdad junto con su contraparte iraquí, Hoshyar Zebari, dijo: "Informé al primer ministro de Iraq la decisión de que el gobierno de Siria aceptó en principio enviar una delegación oficial a la conferencia de paz de Ginebra que tendrá lugar en junio".

Al-Moalled añadió: "Desde el inicio de la crisis, dije que Siria ha creído que el diálogo entre los sirios es la única solución para Siria y que nadie puede tomar una decisión en nombre del pueblo sirio cuando se trata del futuro de su país".

Opositores sirios consideran que la renuncia del presidente Bachar al Asad es necesaria para la "transición pacífica".

Pero ha sido complicado reunir a las dos partes de la guerra civil. 

En diciembre, Rusia ─que apoya al gobierno sirio─ invitó al entonces líder opositor Ahmed Moaz al Khatib a dialogar en Moscú, pero él se negó a negociar en territorio ruso.

Al Khatib dijo que el país europeo había ignorado las atrocidades cometidas en Siria y que debía condenar los crímenes antes de que su grupo aceptara entrar en las conversaciones. 

Él se reunió en febrero con el secretario de Exteriores ruso, Sergey Lavrov, durante un descanso en una conferencia de seguridad internacional en Munich, Alemania. 

El verano pasado, representantes de las potencias mundiales que se han pronunciado por el conflicto sirio, crearon un proyecto de paz que implicaba el cese del fuego, un gobierno de transición y una nueva constitución. No obstante, no especificaba si al Asad debía renunciar. 

Rusia y China se unieron a Francia, Gran Bretaña, EU y Turquía, así como a naciones de la Liga Árabe, para crear el plan. 

Las nuevas pláticas llegan en medio de preocupaciones sobre un incremento en la violencia sectaria, lo que detonaría un conflicto étnico en la frontera con Líbano. Este sábado, el grupo militante Hezbolá declaró que iría a la guerra en Siria a nombre del gobierno de al Asad. 

Cuatro cohetes golpearon bastiones de Hezbolá en Líbano este domingo, informó la agencia de noticias estatal libanesa. Dos de ellos dañaron una zona residencial en el norte de la ciudad de Hermel, un vecindario chiita. 

Los rebeldes sirios han atacado Hermel en el pasado, con el argumento de que responden al apoyo militar que Hezbolá otorga al régimen, que tiene una milicia chiita. 

Las Naciones Unidas calculan que más de 70,000 sirios han sido asesinados desde que las protestas antigubernamentales comenzaron en marzo de 2011, lo que provocó una feroz represión y una respuesta armada de los rebeldes que condujo a una guerra civil.

El conflicto ha desplazado a casi una cuarta parte de los civiles. El número de sirios que han huido de la violencia sobrepasa el millón y medio, informó recientemente el alto comisionado para los Refugiados de la ONU.

Desde el comienzo de 2013, el alto comisionado ha registrado cerca de un millón de refugiados que han salido de la, un promedio de 250,000 personas al mes. 

Ahora ve
“Un componente racial” dificulta la renegociación del TLCAN, considera Krugman
No te pierdas
×