China proyecta una nueva vida para sus 'ciudades fantasma'

Los especuladores dominan la inversión en los nuevos complejos inmobiliarios, lejos del alcance de la mayoría de la población china
las ciudades fantasma de china
ciudades fantasma China  las ciudades fantasma de china  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Ivan Watson y Connie Young
(CNN) -

China ha desarrollado la mayor y más ágil urbanización de una sociedad en la historia moderna. Detrás de este fenómeno de la última década, parece esconderse la estrategia de “construye y la gente vendrá”.

En Zhengzhou, la capital de la provincia central de Henan, este enfoque ha generado ideas encontradas. Hace unos años, un distrito de esta ciudad se calificó como la mayor ciudad fantasma de China. Estaba compuesta por filas de apartamentos de lujo y edificios de oficinas vacíos en avenidas amplias y desérticas. Ahora los residentes aseguran que empieza a poblarse.

Una muestra de esa vida creciente es un nuevo parque, que simula a un oasis repleto de árboles, lagos y fuentes, rodeados por relucientes torres de vidrio y acero. Sin embargo, vivir en ese entorno espectacular no es accesible para muchos. Entre ellos, los Zhang, una pareja de recién casados, o  la profesora Li Cai Juan y sus amigas, quienes consideran que los precios de la vivienda son muy elevados.

Según la oficina local de estadística, el ingreso mensual promedio en Zhengzhou es de cerca de 483 dólares. Los precios de las propiedades en el nuevo distrito parten de 1,660 dólares por metro cuadrado y se espera que se incrementen.

Entre la inestabilidad por los excesivos precios de los bienes raíces, el primer ministro de China, Li Keqiang, convirtió la vivienda a un precio accesible en un pilar de su mandato. En 2010 se implementaron estrictos controles sobre el mercado inmobiliario, como el límite en el número de casas por persona y los impuestos más altos a las transacciones. Sin embargo, no se ha logrado controlar a los especuladores.

La carrera rumbo a las ciudades

La demanda de vivienda es consecuencia de la migración de trabajadores desde las zonas rurales hacia las ciudades, en donde reciben mejores salarios y es más fácil encontrar empleo. A principios de 2012, por primera vez en la historia, las cifras demostraron que más de la mitad de la población del país vive en zonas urbanas.

El ritmo de la urbanización es sorprendente y el gobierno cuenta con ello como principal motor del crecimiento económico para las décadas futuras. Actualmente, la población urbana de China es de poco más de 700 millones de personas. “Para 2030, se espera que esta cifra sea de mil millones. Una de cada ocho personas de la Tierra vivirá en una ciudad china. Por lo tanto, necesitan construir mucho más”, dijo Tom Miller, autor del libro China's Urban Billion. A pesar de que Miller predice que siempre habrá gran demanda de vivienda en China, el reto será hacerla accesible para el pueblo chino.

La explosión poblacional en Zhengzhou

Según las estadísticas nacionales, la población de Zhengzhou creció en un 30% entre 2000 y 2010; actualmente es de casi nueve millones de personas, casi la misma población de ciudades como Nueva York, Londres y Bangkok. Sin embargo, parece que la ciudad ha crecido aún más rápido en infraestructura.

En una zona casi dos veces mayor que San Francisco, han surgido nuevos distritos de torres en donde hace 10 años había terrenos baldíos, de acuerdo a la gente local. Decenas de nuevos edificios están en desarrollo, aunque las empresas inmobiliarias buscan la ocupación de los ya terminados.

Los especuladores entran en escena

“Algunas personas están comprando edificios de oficinas como inversión y otros los están usando para sus empresas”, dijo la vendedora Song Lei, del Centro de Negocios Zheng Dong. La zona proyecta para dentro de seis años la construcción de hoteles de cinco estrellas, gimnasios, centros comerciales, oficinas y restaurantes. La pregunta es si algún día habrá suficientes personas que vivan ahí.

De momento, parece que este creciente mercado inmobiliario se dirige a empresarios chinos que prefieren invertir en propiedades en vez de en bancos. Otro motivo de esas compras es la ausencia de un impuesto anual sobre las propiedades, según el autor de China's Urban Billion. “Pagas impuestos cuando compras la propiedad, pero una vez que compraste ya no pagas nada, lo que es notable”, dijo.

Ante el debate sobre la urbanización de estos complejos urbanos, Miller sostiene la teoría de que “si construyes, vendrán. Construye y oblígalos a venir”.

Ahora ve