Fuerzas del régimen sirio y Hezbolla recuperan Qusayr, un bastión rebelde

Los rebeldes temen que con la recuperación de la ciudad, el régimen elevará el nivel de la violencia sectaria en la zona
El dolor y sufrimiento por la guerra civil en Siria
Saad Abedine
Autor: Saad Abedine | Otra fuente: CNN
(Reuters) -

El gobierno sirio anunció este miércoles que tomó el control de Qusayr, una ciudad fronteriza estratégica, donde las fuerzas del régimen y combatientes de Hezbolla han luchado contra los rebeldes durante varias semanas.

La televisión estatal dijo que las fuerzas del régimen organizaron una operación "que llevó a la destrucción de varios terroristas",  un término comúnmente utilizado por el gobierno para describir a los rebeldes.

No hubo respuesta inmediata del Ejército Libre de Siria. Sin embargo, algunos miembros de la oposición siria reconocieron la pérdida de Qusayr ante las fuerzas gubernamentales.

"Sí, queridos hermanos, esta es una batalla que perdimos, pero la guerra aún no ha terminado", dijo el Homs Revolution News, una red activista que se asocia con los Comités de Coordinación Local de Siria.

La pérdida de Qusayr es un golpe significativo para los rebeldes que tratan de derrocar al presidente sirio Bachar al Asad.

Qusayr está cerca de la frontera siria con Líbano y había sido un bastión de los rebeldes a lo largo de la guerra civil.

Durante semanas, los rebeldes temieron que el gobierno recuperara Qusayr, ya que esto podría llevar a un nuevo nivel de violencia sectaria entre sunitas, que dominan la población de Siria, chiitas y alauitas. La familia de Al Asad, que ha gobernado el país durante 42 años, pertenece a la secta alauí.

"Si Qusayr cae en las manos del régimen, no hay manera de detener los actos de represalia y que la venganza alcance otro nivel", dijo el mes pasado a la agencia Al-Arabiya el coronel y portavoz rebelde Abdul Hamid Zakaria.

"Esto llevará a las ciudades chiitas y alauitas a una lucha que los borrará por completo".

Francia ha dicho que Hezbollah, la milicia chiita libanesa, apoyada por Irán y Siria, ha enviado a 4,000 combatientes a territorio sirio para reforzar a las fuerzas de al Asad.

Los combatientes han "producido grandes resultados", sobre todo en la batalla por Qusayr, dijo Fawaz Gerges, director del Centro de Medio Oriente en la London School of Economics.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Se cree que 1,500 personas que están heridas y necesitan atención médica en la ciudad fronteriza.

Matt Smith contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×