El primer ministro de Turquía defiende la respuesta a las protestas

Erdogan dijo que su gobierno está en contra del terror, el vandalismo, la violencia, y la amenaza a otras libertades
Cinco días de protestas en Turquía
Ivan Watson y Gul Tuysuz
Autor: Ivan Watson y Gul Tuysuz | Otra fuente: CNN
ESTAMBUL, Turquía (Reuters) -

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, defendió este viernes el manejo de su gobierno sobre las protestas que surgieron en la plaza Taksim de Estambul, por los planes de eliminar el último espacio verde de la ciudad para construir un centro comercial.

El gobierno "no tiene problemas en términos de demandas democráticas", y "no estamos contra el ambientalismo", dijo Erdogan durante una conferencia de la Unión Europea. "Contra lo que estamos es contra el terror, el vandalismo, la violencia, y la amenaza a otras libertades".

Si las protestas como las que han ocurrido hubieran pasado en países europeos, "estoy seguro que lidiarían con ellas de una forma más dura", afirmó Erdogan.

El primer ministro elogió a su país por remover las barreras de la libertad de expresión, y culpó a la "desinformación" de otros por los incidentes en la plaza Taksim.

"Hemos tenido negociaciones con todas las secciones de la sociedad”, dijo. “Si buscas a alguien para cooperar con este asunto, debes venir a hablar con este primer ministro, su primer ministro".

Afirmó que, como alcalde de Estambul durante la década de 1990, peleó para evitar que universidades se construyeran en áreas verdes.

Con estos comentarios, Erdogan abrió un discurso sobre los paralizados esfuerzos de Turquía por unirse a la Unión Europea. Hizo notar que las conversaciones iniciaron hace ocho años, y urgió al bloque a actuar.

Los obstáculos puestos frente a la adhesión "están causando más daño a Europa que a Turquía", afirmó.

Además, acusó a la Unión Europea de no ofrecer una explicación por la demora. "La gente necesita saber el motivo por el que el progreso es tan lento", dijo. "Nadie ganará nada con continuar esta situación tragicómica".

El primer ministro citó una encuesta realizada en Turquía, donde afirma que solo el 30% de los turcos creen que el país será admitido. “Nuestras esperanzas casi se han desvanecido”, afirmó.

El discurso de Erdogan ocurre luego de una visita de cuatro días por el norte de África, tras lo cual aterrizó el jueves en Estambul, donde fue recibido por simpatizantes.

"Esas manifestaciones han perdido todas las características democráticas", dijo el líder al hablar desde un autobús sobre las manifestaciones que se han registrado en el país. "Mis ciudadanos inocentes deben de liberarse a sí mismos de las manifestaciones".

Erdogan acusó a los manifestantes de romper la ley. A pesar de ello, tuvo frases conciliadoras al reconocer que la policía pudo haber utilizado violencia excesiva la semana pasada, y ha ordenado una investigación.

"Algunos dicen que soy el primer ministro del 50%", dijo Erdogan a la multitud. "Somos los sirvientes de 76 millones de personas", afirmó, en referencia a toda la población turca.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los manifestantes han pedido la renuncia de Erdogan, a quien acusan de autoritario. Las manifestaciones han unido a grupos dispares insatisfechos con Erdogan y enojados por lo que los manifestantes y críticos internacionales han calificado como una respuesta muy dura por las fuerzas de seguridad.

Como resultado, Erdogan se enfrenta a su más grande desafío en sus 10 años de frente al gobierno turco.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×