La plaza Taksim de Turquía, símbolo del encuentro de las ideologías

El lugar del centro de Estambul ha sido escenario de manifestaciones desde 1977, año en el que murieron en la plaza al menos 34 personas
Un testimonio de los disturbios en Turquía
Autor: Susannah Cullinane
(Reuters) -

Se trata de una congestionada y bulliciosa central de transportes, rodeada por arquitectura de los años cincuenta, por la que transeúntes y turistas cruzan la ciudad de Estambul.

Los cambios propuestos para la plaza Taksim la han transformado en el foco de las protestas que se propagaron por Turquía durante la semana pasada y en las que miles de personas resultaron heridas. La atención del mundo ahora se centra en el gobierno del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

No es la primera ocasión en la que la plaza Taksim es escenario de violencia. En 1977 murieron al menos 34 manifestantes durante los enfrentamientos con la policía durante el Día del Trabajo. Desde 1980 hasta 2012, se prohibieron las manifestaciones del 1 de Mayo en la plaza.

Ersin Kalaycioglu, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Sabanci de Estambul, dijo que la plaza Taksim también se conoce como “plaza de la república” porque los padres fundadores de la República de Turquía la construyeron para conmemorar la guerra de la independencia.

La palabra turca taksim se traduce como "dividir". El profesor Kalaycioglu dijo que la plaza recibió su nombre porque era en donde se encontraba la principal presa de Estambul, en donde la corriente de agua se dividía para su distribución.

Desde antes del siglo XX, hubo un cuartel, campos de entrenamiento militar y un cementerio. El hospital militar de aquel entonces, aún se encuentra en pie.

Desde que iniciaron las protestas, el tránsito vehicular se ha prohibido en Taksim. Esta medida improvisada refleja que las autoridades planean desviar todo el tránsito que circulaba por la plaza. Para ello, el gobierno decidió tomar una sección del parque Gezi, una de las últimas áreas verdes del centro de Estambul, “y los ambientalistas y arquitectos de la ciudad empezaron a protestar”, agregó el profesor.

El pasado otomano de Turquía

El cuartel que se reconstruirá data del siglo XIX, un periodo en el que aún gobernaban los sultanes otomanos en Turquía, quienes se consideraban los califas, o líderes espirituales, del mundo musulmán. En 1922, el primer presidente de la República de Turquía, Mustafá Kemal Ataturk, envió al exilio al último sultán y dos años después prohibió el califato y declaró Turquía un Estado laico, así que los ideales de la República de Turquía chocaban con los del pasado otomano.

Hay dos problemas distintos con los planes de reconstruir el cuartel de la era otomana: el cambio estético y la idea que yace detrás, explicó Benjamin Fortna, profesor de Historia del Medio Oriente en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) de la Universidad de Londres.

“Probablemente algunas personas creen que la idea de construir una réplica de un edificio del pasado indica que el gobierno está tratando de relacionarse con el pasado otomano. Pero la plaza existe desde el periodo otomano, desde luego”. Fortna señaló que muchas personas se oponen a la “especie de glorificación” de la era otomana, a la que la republica temprana trató de “ignorar y denigrar”.

Kalaycioglu explicó que el cuartel también estaba relacionado con la masacre de unos oficiales cristianos del ejército durante un gran levantamiento contra el gobierno constitucional en 1909. “Para el pueblo [el levantamiento] fue consecuencia de una conspiración del sultán, quien trató de deshacerse de los oficiales en 1908 por medio de la provocación religiosa”, dijo. “Eso dejó en la mente de las personas la huella indeleble de que la religión podía usarse como factor para impedir la modernización”.

Ese concepto “fue el cimiento” del partido AK de Erdogan, dijo Kalaycioglu. En los planes para la plaza Taksim también se contempla la construcción de una mezquita, agregó.

La mezquita propuesta opacaría a las estatuas de los principales personajes de la república que están representados en el Monumento a la República en la plaza Taksim, dijo Kalaycioglu.

La falta de connotaciones religiosas de Taksim “probablemente es una de las razones por las que la república la consideró como un espacio urbano moderno”, dijo Fortna. Por ende, el plan de construir una mezquita en Taksim fue “sumamente polémico y quienes tienen una orientación laica en la ciudad y en el país se resistirían”, dijo. “La otra parte consideraría que tener una mezquita es algo natural”.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×