La visita de Xi Jinping deja tareas pendientes a México

Los acuerdos firmados por el presidente chino, y el gobierno y empresarios mexicanos exigen elevar la competitividad para que tengan efecto
Estratégica, la relación entre China y México
| Otra fuente: CNNMéxico

La visita del presidente de China a México dejó acuerdos y buenas intenciones para impulsar el comercio entre ambos países, pero también el reto de mejorar la planta productiva mexicana con el fin de aprovechar plenamente lo acordado.

Aunque Xi Jinping y Enrique Peña Nieto eludieron la posibilidad de firmar un tratado de libre comercio, firmaron los Acuerdos de Asociación Estratégica, que incluyen sectores considerados prioritarios para ambos: el energético, el minero, el turístico, el comercial, el académico y el de inversiones. La firma supone la eliminación de las barreras en productos o sectores específicos.

El objetivo de los acuerdos es responder a los reclamos de los empresarios mexicanos de equilibrar una balanza comercial históricamente a favor de China. El año pasado, México importó alrededor de 57,000 millones de dólares del país asiático mientras que las empresas mexicanas exportaron 5,700 millones de dólares.

Con la visita, China abre algunas puertas para acceder a un mercado de 1,300 millones de consumidores, pero para que esto se pueda aprovechar, los mexicanos deben fortalecer la producción de bienes intermedios y de capital, dijo en entrevista con CNNMéxico Ignacio Martínez Cortez, investigador y profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

El académico señala que las exportaciones de productos, como la carne de cerdo y el tequila que ya no tendrán barreras para entrar al mercado chino, por sí solos no lograrán equilibrar la balanza a favor de los mexicanos. “México no tiene una nueva producción que sea exportable a China, entonces la verdad es que el aumento de la exportación de cerdo mexicano hacia China es mínimo con relación a los productos intermedios, bienes de capital y bienes de uso intermedio que México importa de China”, dijo.

Las empresas mexicanas exportan a China principalmente minerales, como el cobre, plomo, aceite de petróleo, harinas, algodón, y en menor medida, partes para la elaboración de computadoras. Las firmas chinas venden a los mexicanos pantallas planas y sus partes, computadoras, teléfonos móviles, videocámaras y partes de maquinaria, entre otros, de acuerdo con la Secretaría de Economía.

Los empresarios mexicanos han exigido en los últimos años que se evitara la entrada de productos chinos a precios muy bajos, resultado de subsidios o políticas conocidas como dumping, que rebajan su costo en mercados internacionales.

Ahora el reto es que México comience a enfocar su producción doméstica en bienes que tengan un valor agregado, que resulte en la obtención de mayores ingresos en caso de ser exportados, reitera Martínez. “Más allá de si este tipo de acuerdos van a impulsar la economía, habría que ver qué tanto el gobierno mexicano tiene una estrategia para impulsar desde adentro a la industria de la transformación para que la industria nacional por sí misma pueda exportar”, dijo el investigador político.

Analistas expertos en la relación bilateral México–China destacan el avance de la relación con la visita, pero coinciden en que los resultados serán visibles a largo plazo.

Incluso es prematuro esperar que con estos acuerdos se solucione el problema del desequilibrio comercial, dijo en entrevista con CNNMéxico Romer Cornejo, académico del Centro de Estudios de Asia y África del Colegio de México.

“Los acuerdos suponen, en el plano económico, una mayor inversión de China en la economía mexicana, además ya se habían logrado acuerdos para la exportación de carne de cerdo y de diversas variedades de tequila con protección de las reglas de origen, esto puede ser considerado favorable para la economía de México, pero no implica subsanar el problema de la balanza comercial desfavorable”, explica en entrevista.

A pesar de que México es uno de los países con más tratados de libre comercio en el mundo, se ha centrado en aprovechar en el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), firmado en 1994. Por ello, ha dirigido sus exportaciones al mercado norteamericano principalmente.

¿Nuevo destino para el petróleo?

Un área clave que México puede impulsar como resultado de los acuerdos con China será el sector energético, según dijo en entrevista con CNNMéxico Roberto Sánchez de la Vara, coordinador de la Maestría de Administración de la Universidad Iberoamericana y representante del sector industrial en las negociaciones del TLCAN.

“En el aspecto energético, México podría llegar a ser un proveedor importante de China cuando deje de serlo de Estados Unidos, en virtud de que se calcula que para 2015, 2016, Estados Unidos será autosuficiente en cuestiones de petróleo, inclusive se piensa que va a exportar petróleo y que México tendrá que colocar ese petróleo en otros mercados”, dijo Sánchez de la Vara.

Entre los acuerdos destaca un par que firmó directamente Pemex con el objetivo de encontrar opciones de trabajo conjunto en materia de ductos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De momento, China invertirá 800,000 millones de dólares en diferentes sectores de la economía mexicana, sobre todo en la construcción de infraestructura y en sectores como la minería. Como destaca Cornejo, China es el único país con la liquidez suficiente para invertir en diferentes sectores de la economía latinoamericana ante la crisis económica de la Unión Europea y EU. 

"No existe una competencia de otras potencias en esos rubros (inversión en infraestructura y compra de materias primas), pues las economías de Estados Unidos y de Europa ya no están en las condiciones de crecimiento vigoroso de otros tiempos, en palabras simples: ‘China es lo que hay’”, sentencia.

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×