La revelación del exagente de la NSA causa controversia sobre su labor

La opinión pública se divide entre los que consideran la revelación de Snowden como un acto heroico y los que piensan que es un traidor
Exasistente de la CIA filtró datos de programa de EU
Ashley Fantz
Autor: Ashley Fantz
(Reuters) -

El hombre de 29 años que reconoció haber filtrado detalles de un programa secreto del gobierno de Estados Unidos para recabar información masiva de conversaciones telefónicas o en internet asegura que no quiere atraer la atención pública.

Pero ya es demasiado tarde. El excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) protagoniza un debate a todas las escalas para valorar su revelación. Unos muestran desprecio y a otros les fascina que destapara el espionaje. Ahora es un pararrayos de los animados debates sobre la transparencia del gobierno frente a la protección de la gente contra la amenaza del terrorismo.

Al igual que la fuente de WikiLeaks, Bradley Manning, quien actualmente está en juicio por filtrar secretos, Snowden dijo que decidió de manera independiente que el programa era contrario a los principios estadounidenses y que debe ser dado a conocer. “No existe supervisión pública”, comentó al diario The Guardian.

Michael Moore, cineasta de tendencia de izquierda, y el comentarista de tendencia de derecha, Glenn Beck, tuitearon que piensan que es un “héroe”.

Los senadores demócratas Ron Wyden, de Oregon, y Mark Udall, de Colorado, y el senador republicano Rand Paul, de Kentucky, dicen estar preocupados de que el gobierno pudiera estar extralimitándose con el programa. La página Opensecrets.org enlista a Snowden como alguien que contribuyó a la campaña presidencial de 2012 del padre de Rand Paul, el conservador Ron Paul.

En los últimos días han aparecido decenas de páginas de Facebook de apoyo a Snowden. Hay por lo menos dos millones de menciones del nativo de Carolina del Norte en Twitter. La página que analiza información de redes sociales, BuzzFeed, dice que la palabra “héroe” aparece más en Twitter que “traidor”.

Los críticos más fuertes de Snowden recurren al terrorismo para argumentar por qué es necesario el monitoreo por parte del gobierno para evitar los ataques. Algunos añadieron que no les importa que los vigilen. Si no se hace algo malo, dicen, no se tiene nada que temer.

Snowden dijo a The Guardian que, aunque admira a Manning y a Daniel Ellsberg, famoso por filtrar documentos del Pentágono durante la guerra de Vietnam, se considera distinto a Manning debido a que él “evaluó cuidadosamente cada uno de los documentos” para “asegurarse que cada uno de ellos era legítimamente del interés público”. “Existen todo tipo de documentos que habrían provocado un gran impacto que no entregué, ya que dañar a la gente no es mi objetivo. Es la transparencia”.

Independientemente de sus intenciones, asegura que está pagando un precio. El periódico dio detalles acerca de su cómoda vida antes de convertirse en un filtrador de información, tras dejar un trabajo de 200,000 dólares para Booz Allen Hamilton, el cual le permitía trabajar desde su casa en Hawaii. Booz Allen Hamilton es una consultora privada que el gobierno contrató para trabajar en el programa.

Temeroso de que el gobierno lo perseguiría, dijo el diario, dijo a su novia que tenía que irse por un tiempo y desde entonces ha estado viviendo en un cuarto de hotel. Ahora Snowden tiene la esperanza de que un país le ofrezca asilo político, lo que hace recordar al famoso fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

En Facebook se han creado páginas a favor y en contra de Snowden, la expectación ha multiplicado las visitas a medios de comunicación. Al mediodía del lunes, el artículo de CNN sobre Snowden había generado casi 10,700 comentarios. Algunos aluden a los atentados de Boston y al 11-S para justificar el espionaje.

Annie Mee señaló que “cuando la gente se enteró de que los terroristas de Boston habían estado bajo vigilancia por el FBI, la gente exigió saber por qué no se había hecho MÁS”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las acciones de Snowden no son equivalentes a espiar o ayudar al enemigo, argumentó un comentarista de CNN de nombre Bacon2014. “Una cosa es revelar los secretos nacionales en materia de espionaje extranjero. Eso es traición. Dicho esto, este hombre reveló una operación secreta de espionaje a los ciudadanos estadounidenses, lo cual lo hace inocente. Contamos con el derecho constitucional contra tales intrusiones. Eso no es un traidor", añadió.

“Estoy a favor de castigar a las personas que revelan los secretos nacionales. Estoy muy en contra de todo el concepto de WikiLeaks. Pero esto es distinto. Revelar la violación de nuestros derechos constitucionales por parte del gobierno es, contextualmente, lo opuesto a traición a la patria”, dijo la usuaria.

Ahora ve
España inicia los trámites para intervenir en el gobierno de Cataluña
No te pierdas
×