Los manifestantes turcos suspenden el diálogo con el primer ministro

Líderes de las protestas dieron marcha atrás a las negociaciones luego de los enfrentamientos con la policía este martes por la noche
Un testimonio de los disturbios en Turquía
Autor: Ben Brumfield y Gul Tuysuz
(Reuters) -

Tras una noche de enfrentamientos entre policías y manifestantes con gases lacrimógenos y cañones de agua, los líderes de las protestas en Turquía dieron marcha atrás al diálogo previsto para este miércoles con el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.

Luego de la violencia de este martes, las negociaciones son infructíferas, dijo Eyup Muhcu, uno de los líderes de las protestas.

Quienes acuden a la reunión en la oficina del primer ministro en Ankara son amigos de su gobierno, agregó Muhcu.

Este miércoles inició en calma, con la lluvia cayendo sobre los escombros de varios días de disturbios. Pero eso podría ser solo un respiro.

Los manifestantes se han enfrentado con la policía en las calles de Estambul desde hace dos semanas, han respirado gas lacrimógeno y soportado cañones de agua. Mientras, esperan que su protesta en un parque del centro de la ciudad no se disuelva.

Lo que comenzó a finales de mayo como una manifestación a favor del medio ambiente —en oposición a un proyecto para construir un centro comercial en el parque Gezi, de Estambul— se ha convertido en una cruzada contra Erdogan que se extendió por todo el país.

Leer: La plaza Taksim, un punto de encuentro de ideologías

Los manifestantes y los alborotadores

Para empezar, no todos los organizadores fueron invitados a las pláticas, dijo Muhcu.

El gobierno marca la diferencia entre los ecologistas que iniciaron las protestas para salvar el parque y los marxistas extremistas, quienes han lanzado piedras y bombas molotov a la policía, explicó el consejero jefe de Erdogan, Ibrahim Kalin.

El funcionario se refirió a estos últimos como "los alborotadores".

"En ninguna parte del mundo serían considerados manifestantes pacíficos", dijo Kalin este martes a la periodista Christiane Amanpour, de CNN. Algunos de ellos están vinculados con el grupo que llevó a cabo el ataque a la embajada estadounidense en Ankara en febrero, agregó.

La reacción de la policía no ha sido distinta a los métodos de las fuerzas de seguridad en contra de grupos similares en la protesta Ocupa Wall Street en Estados Unidos, consideró.

"La policía obviamente tiene el mandato de establecer el orden público", dijo Kalin, tal y como lo hacen en España, Suecia y Gran Bretaña.

Los otros manifestantes

La mano dura y la retórica de Erdogan han dejado muy poco espacio para el desacuerdo, y han provocado a muchos turcos seglares que votaron en contra de su gobierno.

Esos son los manifestantes,  muchos profesionistas, que han acudido al parque y piden la renuncia del primer ministro tras una década de gobierno.

Dicen que tienen muy poco lugar en la mesa del gobierno, apoyado en su mayoría por conservadores rurales religiosos. Hasta ahora, no hay muestras de que tendrán espacio este miércoles.

El registro de derechos humanos

Expertos y grupos de derechos humanos concuerdan con este grupo de turcos acerca de los retrasos en materia de libertades en el gobierno democrático de Erdogan.

"Los fiscales y las cortes siguen usando las leyes del terrorismo para perseguir y prolongar la encarcelación de los activistas políticos kurdos, defensores de derechos humanos, estudiantes, periodistas y uniones de trabajadores", escribió Human Rights Watch en un reporte de 2013 sobre Turquía.

Los periodistas turcos temen escribir cualquier crítica al gobierno y las compañías de medios enfrentan multas por cubrir temas incómodos.

De acuerdo con el Comité de Protección de Periodistas, las autoridades turcas han detenido a periodistas por cubrir las protestas.

El dilema de Erdogan está en cómo maneja a quienes no lo eligieron, dijo el periodista Fareed Zakaria, de CNN. "Cree que habla por todo Turquía". 

Y eso es peligroso.

Aquellos que están en su contra son manejados de manera "demasiado autoritaria", dijo Zakaria a Piers Morgan este martes.

Y el primer ministro ha dicho que no retrocederá.

"Dicen que el primer ministro es duro", dijo Erdogan este jueves en referencia a sus detractores, en una reunión de su partido. "Lo siento, el primer ministro no cambiará".

El exjefe de inteligencia de EU, John Negroponte, cree que las manifestaciones tienen que ver con las ambiciones de Erdogan.

"(Puede) que haya fuerzas uniéndose, cuyo fin es prevenir que él logre su ambición de convertirse en el próximo presidente del país", dijo a Morgan.

En fotos: Una manifestación femenina

El reinicio del miércoles

Un manto gris cubría la plaza Taksim este miércoles por la mañana, quizá enfriando el espíritu de los manifestantes que se enfrentaron con la policía por la noche.

Gente con impermeables y paraguas caminaba en la plaza y quitaba barricadas.

Un batallón de la policía permanecía en una esquina de Taksim, detrás de vehículos armados. Residentes los observaban alrededor.

Con el rompimiento de las pláticas, los manifestantes y el gobierno parecen volver al inicio.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ivan Watson, Nick Paton Walsh, Gul Tuysuz y Arwa Damon reportaron desde Estambul; Ben Brumfield escribió desde Atlanta. Greg Botelho, de CNN, contribuyó con este reporte

 

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×