Un estadounidense preso en Corea del Norte pide ayuda para ser liberado

Un diario norcoreano entrevistó a Kenneth Bae, sentenciado a trabajos forzados por supuestamente intentar derrocar al régimen de ese país
Kerry pone condiciones al diálogo con Pyongyang
Autor: Madison Park
(Reuters) -

El ciudadano estadounidense sentenciado a 15 años de trabajos forzados en Corea del Norte pidió a las autoridades de ese país perdonarlo, y llamó a Estados Unidos a ayudarlo a lograr su liberación, durante una entrevista exclusiva a la que CNN tuvo acceso este miércoles.

Pae Jun Ho, identificado como Kenneth Bae por las autoridades estadounidenses, fue encontrado culpable en un juicio el pasado 30 de abril de “actos hostiles para derribar a su gobierno” y planear actividades religiosas en contra del gobierno de Corea del Norte, de acuerdo con la Agencia Central de Noticias Coreana (KCNA).

“Aunque mi salud no es buena, he sido paciente y le he hecho frente”, dijo Bae. “Y espero que con la ayuda del gobierno de Corea del Norte y Estados Unidos seré liberado pronto".

En imágenes tomadas durante la entrevista se le ve con el pelo rapado y el rostro ligeramente más delgado que en fotos previas. Vestía un sucio uniforme azul manchado de sudor y marcado con el número 103.

“Sé que lo que hice no se perdona fácilmente, pero espero que las cosas se desarrollen de tal forma que pronto pueda estar de nuevo con mi familia”, dijo Bae.

El video fue obtenido por el diario pronorcoreano con base en Tokio, Choson Sinbo, el cual entrevistó a Bae en prisión recientemente. Se cree que la entrevista es la primera desde que Bae fue sentenciado hace dos meses.

Corea del Norte le permitió a Choson Sinbo realizar la entrevista. La edición que dura menos de ocho minutos fue puesta a disposición de CNN.

La entrevista se da a conocer un mes después que Corea del Norte propusiera conversaciones de alto nivel con Estados Unidos. Washington no parece tener prisa por comenzar las conversaciones, ya que antes ha puesto como condición previa a Pyongyang el dar pasos concretos para desnuclearizarse.

Corea del Norte ha dicho antes a través de KCNA que Bae “no es moneda de cambio político”.

Estados Unidos ha llamado al Norte a dar una amnistía a Bea, al citar su preocupación sobre la falta de transparencia en el sistema legal norcoreano.

“No hay mayor prioridad para nosotros que el bienestar y seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero por lo que urgimos a las autoridades de Corea del Norte a dar al señor Bae una amnistía y liberarlo inmediatamente”, dijo Brant Byers, vocero de Estados Unidos de la embajada de ese país en Corea del Sur.

Agregó que la embajada de Suiza en Pyongyang, la cual representa los intereses de Estados Unidos en ese país, se ha reunido con Bae en seis ocasiones desde su arresto.

En la entrevista, Bae se sentó en un cuarto junto a una puerta y un ventilador. Describió calmadamente su actual vida en prisión como alguien que hace labor agrícola durante ocho horas al día, con un descanso a medio día para comer. También fue grabado limpiando campos, vistiendo guantes negros y un sombrero mientras un guardia lo vigila.

Cuando se le preguntó si la prisión era soportable, Bae respondió: “Sí, las personas aquí son muy consideradas. Pero mi salud no está en la mejor condición, así que tengo algunas dificultades. Pero todo mundo aquí es muy considerado, hay médicos, así que tengo revisiones contantes”.

Dijo que padece problemas como diabetes, presión sanguínea alta, hígado graso y un problema en la espalda.

Bae habló estoicamente a lo largo de la entrevista realizada en coreano. Pero sus ojos se llenaron de lágrimas cuando habló del cumpleaños 70 de su padre, este 4 de julio, el Día de la Independencia de Estados Unidos.

“Esperaba que mi problema se resolviera a finales de junio. Mi esperanza es que Corea del Norte me perdone, y que Estados Unidos haga un mayor esfuerzo para sacarme rápidamente. Estoy pidiendo su ayuda”, dijo.

Luego hizo una pausa e inclinó su cabeza para intentar contener las lágrimas. Mientras trataba de recomponerse, habló entre respiros profundos.

“Soy hijo único, mi padre, realmente espero ir a felicitarlo en su cumpleaños”.

Bae dijo que solo había hablado en dos ocasiones con su familia, una antes del juicio y otra después.

Los medios norcoreanos han detallado las razones por las que Bae fue sentenciado. Entre la lista de supuestos crímenes estaban: 1) establecer bases en China con el fin de derrocar al gobierno de Corea del Norte; 2) alentar a los ciudadanos norcoreanos a derrocar a su gobierno; 3) llevar a cabo una campaña maligna de desprestigio.

Corea del Norte añadió que Bae había planeado lo que llamó la “operación Jericó” para acabar con Corea del Norte a través de actividades religiosas. Sugirió que Bae pudo haber sido sentenciado a muerte, pero lo evitó al confesar sus crímenes.

Bae dijo en una entrevista que rechazó un abogado en su juicio porque había confesado violar las leyes norcoreanas en audiencias preliminares. “Admití los cargos, así que no pensé que fuera realmente necesario tener una defensa durante el juicio. Admití mi crimen, y me disculpo por él”, dijo.

KCNA informó que el estadounidense-coreano fue arrestado el 3 de noviembre tras llegar como turista a la ciudad Rason, un puerto del noreste de Corea del Norte. Dijo que Bae fue llevado a “una prisión especial”, aunque dio pocos detalles sobre lo que eso implicó. En la entrevista realizada por Choson Sinbu no queda claro en qué prisión se encuentra.

Bae es padre de tres hijos, de acuerdo con su hermana, Terri Chung. En una entrevista previa con CNN, su hermana dijo que es “un buen hombre, no un espía”. Añadió que Bae es dueño de una empresa de viajes y que estaba en Corea del Norte por trabajo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En 1992 se graduó de la Universidad de Oregon, de acuerdo con un sitio de internet elaborado por sus amigos.

Otros arrestos de estadounidenses en Corea del Norte se han resuelto luego de algún oficial prominente de Estados Unidos acude al país asiático.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN inquieta a Ciudad Juárez, la capital de la maquila
No te pierdas
×