El autoritarismo y la gestión social de Morsi motivaron las protestas

La oposición alega que la manera en que la Hermandad Musulmana acaparó el poder y la falta de avance social agudizaron el malestar social
¿Quién es el presidente interino de Egipto?
Kyle Almond
Autor: Kyle Almond
(Reuters) -

Dos años después de las masivas demostraciones que obligaron a Hosni Mubarak a dejar el poder, Egipto se encuentra en un punto similar. Esta vez, las protestas ocasionaron la destitución de Mohamed Morsi, el primer presidente elegido democráticamente. Algunos llaman a lo ocurrido la “segunda revolución” de Egipto.

¿Cómo llegaron este punto? ¿Qué sigue para Egipto? Examinemos cuatro preguntas clave:

1. ¿Por qué tantos egipcios protestaron contra Morsi?

Morsi, un islamista estricto alineado con el movimiento de la Hermandad Musulmana, fue elegido en junio de 2012. Su campaña atrajo a todos los egipcios, pero sus oponentes dijeron que su gobierno no fue incluyente desde que tomó posesión y dijeron que no se cumplieron las aspiraciones de libertad y de justicia social de las personas.

Morsi fue acusado de autoritarismo por imponer su agenda conservadora mediante edictos y una pequeña mayoría. Se puso en contra del sistema judicial de Egipto, de los medios, de la policía e incluso de los artistas.

“La Hermandad Musulmana no ha reconocido que el 48% de la población no votó por ellos", dijo Fareed Zakaria de CNN a Walter Blitzer este martes. Los egipcios también están frustrados por el crimen descontrolado y la economía que no ha mostrado mejora desde que Mubarak renunció. El nivel de desempleo es alto, el precio de la comida se eleva y hay cortes frecuentes de electricidad y largas filas para obtener combustible.

2. ¿Cuál fue la respuesta de los seguidores de Morsi?

En los últimos días, también hubo grandes asambleas a favor del entonces presidente. Sus seguidores y muchos observadores extranjeros dijeron que al deshacerse de Morsi antes de que termine su periodo presidencial, Egipto está evadiendo el proceso democrático.

“Las protestas populares son el símbolo de una democracia robusta. Pero el cambio en un gobierno electo debe darse en las urnas, no a través de la violencia multitudinaria,” dijo Ed Husain, un académico de estudios del medio oriente del Consejo de Relaciones Exteriores.

Morsi enfatizó su legitimidad en un discurso el martes en el que dijo que no dejaría el cargo y que estaba dispuesto a sacrificar su sangre si era necesario para mantener su legitimidad constitucional. Un día después, estaba fuera y la Constitución del país había sido suspendida.

3. ¿Cuál fue el papel de los militares?

Cuando Mubarak renunció en 2011, los militares del país tomaron el liderazgo y permanecieron en el poder hasta la elección de Morsi. Permanecieron al margen hasta este lunes, cuando dijeron que intervendrían si Morsi no proponía una solución para cumplir con las demandas de la gente, para la cual tendría 48 horas.

“Juramos por Dios que estamos listos para sacrificar nuestra sangre por Egipto y su gente contra cualquier terrorista, extremista o ignorante", dijeron los generales en una declaración llamada Las horas finales.

4. ¿Qué sigue para la Hermandad Musulmana y para Egipto?

La destitución del Morsi no ofrece garantías de que las protestas y la violencia se detengan, incluso pueden empeorar. La Hermandad Musulmana todavía tiene un apoyo significativo dentro del país y esos simpatizantes podrían levantarse. Zakaria calificó la destitución de Morsi como "bastante peligrosa".

La Hermandad pudo “sobrevivir y florecer durante cinco o seis décadas de una persecución total y una prohibición de sus actividades", dijo, “así es que no se irán a ningún lugar”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A largo plazo, muchos temen que la situación podría sentar un precedente peligroso, podría crear mayor inestabilidad, para un país que depende de los turistas y de la inversión extranjera para lograr la prosperidad económica, dijo Husain. “Nació la esperanza, pero ahora el sueño democrático se está alejando ante nuestros ojos. ¿Es demasiado tarde para salvar la democracia en Egipto?"

Matt Smith, Hamid Alkshali, Reza Sayah, Tom Watkins, Dan Lothian, Amir Ahmed, Ben Brumfield, Ali Younes, Chelsea Carte, Shams Elwazer, Elise Labott, Ben Wedeman, Ian lee, Housam Ahmed y Salma Abdelaziz de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×