El 'camión del conocimiento' impulsa a los niños (y a los no tan niños)

Una mujer decidió que podía facilitar tanto a niños como adultos el contacto con la tecnología más básica e indispensable: internet
camión internet héroes
Autor: Danielle Berger
(Reuters) -

Hace cinco años, cuando trabajaba como orientadora académica en el condado de Palm Beach, Estella Pyfrom se percató de que muy pocos estudiantes tenían acceso a una computadora después de la escuela.

El lento crecimiento económico obligó a muchas familias a darle prioridad a su dinero y utilizarlo para cubrir necesidades más apremiantes.

"Necesitaban alimentos. Necesitaban pagar la hipoteca o la renta", dijo Pyfrom, exprofesora. "Algunos de ellos perdieron sus coches. Así que sabía que se trataba de un problema serio".

Sin una computadora en casa o transporte confiable para ir a donde haya una, Pyfrom temía que muchos de estos estudiantes se quedaran rezagados.

Así que compró un autobús, lo llenó de computadoras y llevó la tecnología a los chicos.

Su laboratorio de computación móvil, el Brilliant Bus de Estella, ha proporcionado desde 2011 tutoría gratuita basada en computadoras a más de 2,000 estudiantes.

"Si las personas no tienen algo de conocimiento en tecnología, van a estar limitadas", dijo Pyfrom, quien se retiró en 2009 y utilizó el dinero de sus ahorros para comprar el autobús. "Es absolutamente esencial que tomen parte en la tecnología".

Pyfrom está decidida a ayudar a que los niños pobres tengan las mismas oportunidades de educación que los demás niños. Según el Instituto de Estudios del Trabajo, los estudiantes que no tienen acceso a una computadora en su hogar tienen menos probabilidades de graduarse de la preparatoria.

"La brecha digital es completamente real", dijo Pyfrom, de 76 años. "Y no acaba de convertirse en una realidad. Ha estado ahí durante años y cada vez se hace más grande y más importante".

El autobús con diseño personalizado de Pyfrom está equipado con 17 estaciones de computadoras, las cuales están conectadas a internet de alta velocidad vía satélite.

Estampadas en uno de sus lados están las palabras "Conoce, viajarás", y "Traemos el aprendizaje a ti". El autobús viaja a escuelas, albergues y centros comunitarios en todo el condado.

"Atendemos a niños a partir de 3 años hasta personas de la tercera edad, con base en cuáles son sus necesidades", dijo Pyfrom. "Llevamos el aprendizaje y la tecnología a los vecindarios. Todos pueden beneficiarse de eso".

Pyfrom y su ejército de voluntarios imparten clases regulares y sesiones de tutoría aproximadamente cuatro días a la semana. Ofrecen clases de computación y de fundamentos de internet, así como clases de lectura, matemáticas o ciencias que complementan lo que los niños aprenden en la escuela.

A veces, el autobús tan solo funge como un laboratorio de computación abierto.

Las reglas en el autobús son pocas y sencillas. Entre ellas, no están permitidos chicles y Facebook. Pyfrom le da un acercamiento práctico a su aula móvil.

"Las excusas no hacen el trabajo", dijo. "Haz lo que sea necesario para que ocurran las cosas. Eso es lo único que funciona".

Los ordenadores están cargados con software educativo, proporcionando ejercicios interactivos que refuerzan los planes de estudio obligatorios del estado. Los niños reciben su propia cuenta de acceso y contraseña, permitiéndoles continuar su trabajo desde cualquier punto en el que puedan acceder a internet. Los usuarios solo pueden avanzar al siguiente nivel de un tema una vez que alcancen el 90% de dominio del actual, y el software le permite a Pyfrom seguir sus avances.

Para los estudiantes más grandes, el autobús cuenta con un Examen de Desarrollo de Educación General (GED, por sus siglas en inglés) y asistencia preparatoria para la universidad, una política en contra del bullying y clases de mediación entre estudiantes, y la formación de liderazgo estudiantil.

Pyfrom y su equipo ofrecen cerca de 8,000 horas de instrucción a por lo menos 500 niños al año. Espera que las horas extra ayuden a llevar a los estudiantes a mejorar su nivel de calificaciones en lectura, vocabulario, matemáticas, ciencia y habilidades para la vida.

Freddy y Brianna Rodríguez son dos estudiantes que se benefician del autobús de Pyfrom. Adoptados de hogares de acogida temporal, los hermanos lucharon con sus calificaciones cuando entraron a la secundaria.

"Si no tuviera el autobús para llegar a ella, sería difícil ir a una computadora", dijo Brianna, de 13 años. "Mis calificaciones han mejorado. El tiempo, caso por caso (de enseñanza), me ayudó".

Al trabajar con estudiantes, Pyfrom se dio cuenta de que muchos padres no sabían cómo utilizar una computadora. Ahora su autobús también les ayuda.

"Están aprendiendo a la par de los chicos", dijo Pyfrom. "No se sienten amenazados, porque lo que les digo es, 'Si sus hijo de 4 años saben utilizar una computadora y hacer clic en el ratón, entonces ustedes también pueden'".

En el autobús, los adultos pueden recibir clases de banca en línea, a reanudar la asistencia y ayudar a la búsqueda de empleos y viviendas asequibles.

Los esfuerzos de Pyfrom para ayudar a familias de bajos ingresos no terminan con su autobús. También se asoció con una organización sin fines de lucro para ayudar a proporcionar comidas a 3,000 habitantes al mes. A través de este trabajo, ha identificado otras formas en las que su autobús puede ayudar a los vecinos que se las ven duras para dotarlos de las capacidades tecnológicas necesarias en el mercado.

"Queremos hacer lo que podamos hacer en (cada) vecindario para hacer que las cosas sean mejores para todos", dijo Pyfrom. "Nos encontramos con personas que en verdad quieren mejorar sus estilos de vida y no cuentan con ayuda. Podemos ayudarlas a lograr una gran diferencia en sus comunidades".

Para mantener el impulso de sus iniciativas, Pyfrom se ha mantenido invirtiendo sus ahorros en el mantenimiento y la modificación de su autobús, y hasta el momento ha gastado alrededor de un millón de dólares, dice.

Una jubilación fácil no es algo a lo que ella aspire.

"Todavía no estoy cansada. Y no creo que me vaya a cansar", dijo. "Constantemente me recargo de energías. Miro los rostros de los niños y me lleno de energía".

Pyfrom está decidida a ampliar sus servicios en todo el estado, incluso a nivel nacional. Calcula que tiene ahorros suficientes como para mantener funcionado su autobús por otros dos años, pero espera encontrar apoyo financiero antes de que se quede sin dinero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No pienso en lo que no soy capaz de hacer o en lo que no podré hacer", dijo. "Planeo las cosas que creo que voy a hacer, tengo que hacer y quiero hacer. Y creo que la mayoría de ellas van a suceder.

"Tenemos que seguir en marcha. Vamos a seguir brindando el servicio a los vecindarios, y vamos a seguir haciendo la diferencia", asegura Estella.

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×