El papa Francisco viaja 'sin blindajes' a un Brasil reivindicativo

Varias protestas están convocadas para reclamar apoyo del Pontífice, que usará un 'papamóvil' abierto; el equipo de seguridad está en alerta
Dilma Rousseff promete mejoras en educación y salud
| Otra fuente: CNNMéxico

Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), el Papa llegará este 22 de julio a Brasil, el país con mayor número de católicos del mundo y que vive la revuelta social más multitudinaria de su última década. Ahora enfrenta el reto de velar por la seguridad del Pontífice, ante la llegada de dos millones de peregrinos y miles de manifestantes.

A pesar de que las protestas por mejores garantías sociales y contra la corrupción parecieron calmarse ante la propuesta de diálogo de la presidenta, Dilma Rousseff, ahora se han avivado. En torno a 2,000 personas asistieron este miércoles a una protesta en los barrios de Leblón e Ipanema, en Río de Janeiro. 

Los manifestantes hicieron hogueras en la calle y saquearon tiendas, según informó la Policía brasileña, de acuerdo con un reporte de EFE. La manifestación tenía como objetivo la casa del gobernador del estado, Sergio Cabral. La presencia de la Policía Militar impidió a los manifestantes acercarse, generando un conflicto violento entre manifestantes y agentes de la policía, con siete heridos y más de una decena de detenidos, de acuerdo con el diario brasileño O Globo.

Tras los incidentes, el gobernador convocó una reunión de emergencia para replantear la estrategia de seguridad de la JMJ, que se inaugura el 23 de julio. El secretario de Seguridad Pública del Estado de Río de Janeiro, José Mariano Beltrame, dijo este jueves en una rueda de prensa que "la planificación para la visita del Papa está lista", informó EFE.

"Él (el pontífice) tiene un protocolo. Uno sabe lo que va a pasar en la agenda de esta autoridad y el asunto de la manifestación es una cosa diferente, con la Policía Militarizada adaptándose, porque no es una cosa coordinada y no tenemos información de qué y cuándo van a suceder las cosas", dijo Beltrame.

"La posibilidad de manifestaciones ya estaba prevista, pero estaremos más atentos. Es lógico que las protestas están entre nuestras principales preocupaciones, principalmente si ocurren en locales con más de un millón de personas", dijo este jueves el comandante de la Primera División del Ejército y responsable por la seguridad durante la visita del papa, José Alberto da Costa Abreu.

Contra el gasto público

Algunas organizaciones, como grupos de ateos y de feministas, ya han convocado manifestaciones a través de las redes sociales para los días de la visita, que se prolongará hasta el 28 de julio.

La convocatoria que hasta ahora ha tomado mayor forma es la liderada por el grupo Anonymous Río, prevista para el próximo lunes frente al Palacio de Guanabara, donde Rousseff se reunirá con el Papa.

La consigna de Anonymous para la marcha es "No se trata de religión, sino de gasto público". A través de su página de Facebook, la agrupación denunció su rechazo a los "180 millones de dólares" invertidos en la visita del Papa. El grupo pide la renuncia de funcionarios públicos, entre los que se encuentra el gobernador de Río de Janeiro. Más de 4,000 personas han confirmado su asistencia al evento creado en la red social.

El plan de seguridad, diseñado por el Ministerio de Defensa, tuvo que reforzarse tras las últimas protestas y por la decisión de Francisco de utilizar un papamóvil abierto y sin blindaje en sus desplazamientos. El plan inicial preveía la movilización de 12,000 militares y policías, sin embargo, ese número fue elevado a cerca de 20,000, según un reporte de EFE. El Vaticano informó que el Papa se encuentra tranquilo por la visita y que recorrerá las calles de Brasil sin el blindaje habitual.

Preparativos en las favelas

Mientras, el refuerzo de la seguridad en Brasil es un hecho. A inicios de esta semana, la policía de Río de Janeiro arrestó a 30 personas acusadas de integrar la organización que controla el tráfico de drogas en la Rocinha, la mayor favela de esta ciudad brasileña, según fuentes oficiales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las detenciones se realizaron el 14 de julio en un operativo de la Policía Militarizada y la Policía Civil, en la que se planeaba la captura de 58 personas por supuestos vínculos con el narcotráfico. En mayo, la policía de Río de Janeiro anunció la ocupación de cuatro favelas, cerca de donde el Papa oficiará la misa de clausura de la jornada, y que reforzará el patrullaje con todo su contingente de efectivos.

La visita de Francisco, el primer papa latinoamericano, es su primera al extranjero desde que asumió el cargo. En señal de la humildad que lo ha caracterizado hasta ahora, visitará a los pobres de la favela de Varginha y recorrerá la ciudad en el mismo vehículo que usa en el Vaticano para acercarse a los fieles cuando desee.

Ahora ve
El agradecimiento con el que Agustín Carstens se despidió de Banxico
No te pierdas
×