El papa Francisco llega a Brasil en su primer viaje al extranjero

El pontífice tendrá una apretada agenda en este país sacudido recientemente por protestas sociales contra la corrupción
El papa Francisco llega a Brasil
| Otra fuente: CNNMéxico

El papa Francisco quedó atrapado con su comitiva entre el aeropuerto y el centro de Río de Janeiro por un embotellamiento y la multitud que quiso saludarlo en el primer día de su visita a Brasil.

Francisco estuvo parado unos cinco minutos junto a decenas de autobuses, lo que permitió a la multitud que lo esperaba acercarse a saludar, según EFE. Luego abrió la ventana para responder y en un punto tomó un bebé para poder besarlo.

La comitiva pasó por favelas donde el gobierno local no ha aplicado programas contra el crimen, como Parque Uniao, Nova Holanda y Baixa do Sapateiro, según EFE.

Posteriormente, el pontífice llegó a la catedral, subió a un papamóvil abierto y sin blindaje e inició un recorrido por la ciudad, una actividad que originalmente no estaba prevista.

En tanto, una bomba casera fue encontrada dentro de un baño del Santuario de Aparecida (SP), que Francisco visitará este martes en el segundo día de su viaje oficial a Brasil.

El artefacto fue hallado el domingo por efectivos de la Policía Militar, que ya ocupan el recinto como parte del operativo de seguridad, según confirmaron fuentes policiales este lunes a través de un comunicado.

La bomba, compuesta por un tubo plástico con cinta adhesiva, era de bajo alcance, según la Policía Militar. Unos 5,000 efectivos están desplegados para garantizar que la agenda en Aparecida transcurra sin inconvenientes para el Papa y los fieles.

El papa argentino, de 76 años, llegó en un avión de Alitalia al aeropuerto de Río de Janeiro a las 15:43 hora local. Se trata de su primer viaje a Brasil (el país con más católicos del mundo) y el primero internacional de su pontificado.

La recepción del pontífice estuvo a cargo de la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Francisco presidirá en Brasil la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) del 23 al 28 de julio, a la que asistirán más de 1 millón 500,000 personas, según el Vaticano.

Francisco, apóstol de una iglesia misionera y cercana a los pobres, cumplirá una intensa agenda en el país, que incluye una visita a una favela, a adictos a las drogas y al mayor santuario católico de Brasil, Aparecida, en el estado de Sao Paulo.

Brasil, la primera prueba del "Papa de los humildes" 

La visita ocurre en un momento delicado, con protestas todas las semanas en Río de Janeiro y otras ciudades. Los manifestantes han salido a las calles para protestar contra la falta de servicios del gobierno y los problemas con el transporte público y la corrupción.

 

Con información de Paula Ramón desde Brasil.

 

Ahora ve
El sismo derribó una escultura y una cruz de la Catedral Metropolitana
No te pierdas
×