El papa Francisco llega a un Brasil marcado por las protestas

Una gran variedad de manifestantes utilizarán la visita del Papa para llamar la atención a sus causas, entre ellos el colectivo gay
El Papa preside Jornada Mundial de la Juventud
Eric Marrapodi y Miguel Márquez
Autor: Eric Marrapodi y Miguel Márquez
RIO DE JANEIRO (Reuters) -

Por primera vez en la historia de la Iglesia católica, un Papa latinoamericano visitará su propio continente este lunes.

El papa Francisco comenzará su primera visita apostólica a Brasil, lugar donde vive la mayor cantidad de católicos en el mundo. El Papa participará en la Jornada Mundial de la Juventud, una celebración de una semana destinada a revitalizar a los jóvenes católicos y a la Iglesia.

Los organizadores afirman que 400,000 peregrinos de alrededor del mundo se han registrado para el evento, aunque se espera que los asistentes sean más debido a que muchos buscarán ver al Pontífice conocido como el “Papa de los pobres”. Muchos de los eventos serán abiertos al público, y no solo para peregrinos.

Francisco llegará a Brasil en un momento delicado. Las protestas han sido cosa de todas las semanas en Río de Janeiro y otras ciudades. Los manifestantes han salido a las calles para protestar contra la falta de servicios del gobierno y los problemas con el transporte público y la corrupción.

El reverendo Marcio Queiroz, un vocero de la Jornada Mundial de la Juventud, dice que hay algunas preocupaciones de seguridad, pero afirma que los manifestantes representan también “una cara de Dios”.

Los organizadores dicen que el evento costará unos 156 millones de dólares, pero que creará unos 20,000 trabajos, con festividades que darán una derrama de unos 222 millones de dólares a las arcas brasileñas.

Una gran variedad de manifestantes utilizarán la visita del Papa para llamar la atención a sus causas. Un grupo a favor de los derechos de los homosexuales realizará un “besatón” a lo largo de una vía por donde pasará Francisco en el papamóvil.

La decisión de Francisco de usar un papamóvil sin blindaje ha causado preocupaciones de seguridad. El general José Abreu, que supervisa la visita papal, dijo que respeta la decisión tomada por el Papa, “pero no es remotamente placentera para las fuerzas de seguridad”.

El gobierno brasileño ha desplegado miles de integrantes de las fuerzas de seguridad para proteger al Pontífice.

Mientras el sol se levantaba este lunes en la playa de Copacabana, trabajadores ultiman detalles antes de la llegada de Francisco. Un masivo escenario se está construyendo a unos metros de la playa, con pantallas gigantes y bocinas que se extienden por casi dos kilómetros.

En ese lugar, este martes se ofrecerá una misa a los peregrinos para darles la bienvenida. El próximo jueves, el Papa se reunirá con peregrinos en la playa.

La Jornada Mundial de la Juventud se realiza cada dos años y fue planeada mucho antes del cónclave en el que resultó elegido el cardenal Bergoglio.

En su visita a Brasil, el Papa también irá a uno de los mayores santuarios de la Virgen María, visitará un hospital para adictos en recuperación, escuchará confesiones de jóvenes prisioneros y visitará una favela.

En Brasil viven unos 123 millones de católicos, pero dicha población se ha reducido significativamente en las últimas décadas. En 1970, el 90% de la población se consideraba católica, cifra que bajó a 65% en 2010.

Barbara Arvanitidis y John Allen contribuyeron con este reporte.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×