El alcalde de San Diego tomará terapia tras acusaciones de acoso sexual

Al menos siete mujeres lo acusan de tocarlas, besarlas y provocar otros contactos inapropiados en los últimos años
alcalde de san diego es entrevistado
san diego-alcalde  alcalde de san diego es entrevistado
Autor: Tricia Escobedo
(Reuters) -

Luego de que al menos siete mujeres lo acusaran públicamente de acoso sexual, el alcalde de San Diego, Bob Filner, dijo este viernes que entrará a “una clínica de consejería de comportamiento” por dos semanas para comenzar una terapia intensiva a partir del próximo 5 de agosto.

Su jefe de equipo renunció y su partido le ha pedido que haga lo mismo, a pesar de que su prometida dice estar de su lado. 

Pero Filner se mantiene firme mientras más y más acusaciones de otras mujeres salen a la luz. Lo acusan de tocarlas, besarlas y tener otros contactos inapropiados. Muchos de los hechos supuestamente ocurrieron mientras Filner desempeñaba su quinto término en el Congreso y antes de que fuera electo alcalde en el 2012.

Filner, de 70 años, admitió este mes haber tenido un comportamiento "inapropiado". Dijo que les había faltado al respeto a las mujeres que trabajaron con él, a quienes eventualmente también había intimidado.

Aún así, dejó claro que no renunciará al cargo para el que fue electo hace ocho meses.

“Es muy importante que siga con mis prioridades, para eso fui electo”, dijo Filner la semana pasada. “Por eso no estoy renunciando”.

Eso fue antes de que enfrentara una demanda interpuesta este lunes por su exvocera, y de que el Partido Demócrata, al cual pertenece, votara el jueves a favor de pedirle que renuncie.

Entre las mujeres que lo han denunciado está Irene McCormack Jackson. Asegura que ella y otra mujer fueron objeto de comentarios “crudos y desagradables” y de toqueteos inapropiados. Dice que renunció como directora de comunicación de Filner en junio tras concluir que él no cambiaría su comportamiento.

“Tenía que trabajar en una atmósfera en la que las mujeres eran vistas por el alcalde Filner como objetos sexuales o idiotas estúpidas”, dijo Jackson. Añadió que Filner le pidió ir a trabajar sin ropa interior y que le hizo insinuaciones sexuales en repetidas ocasiones.

“No merece ser alcalde de nuestra gran ciudad. No es digno de tener ningún cargo público”, dijo McCormack.

La exdirectora de comunicación dice que Filner no la escuchó cuando le dijo explícitamente en una reunión que su comportamiento hacia las mujeres era espantoso y posiblemente ilegal.

Filner se rió, y la retó a darle un ejemplo de comportamiento inapropiado. Ella le recordó los comentarios sobre la ropa interior. “Él no respondió”, recuerda McCormack.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tras darse a conocer la demanda de McCormack, la consultora política Laura Fink apareció el martes diciendo que el entonces congresista le tocó “el trasero” en una cena de recaudación de fondos celebrada en el 2005, cuando ella trabajaba como gerente adjunta de la campaña al Congreso de Filner.

El hecho supuestamente ocurrió mientras Fink guiaba a Filner de una mesa a otra.

Ahora ve
El número de turistas mexicanos en EU se desplomó en el último año
No te pierdas
×