Partidarios y adversarios de Mohamed Morsi se enfrentan en Egipto

Las manifestaciones ocurren el mismo día en que la justicia ordenó detener al expresidente por presuntamente escapar de una prisión
Los enfrentamientos en Egipto se intensifican
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Al menos dos personas murieron y más de una treintena quedaron heridas luego de que partidarios y adversarios del derrocado presidente Mohamed Morsi se enfrentaron este viernes en varias ciudades de Egipto, en manifestaciones rivales convocadas en todo el país por los Hermanos Musulmanes y por el Ejército.

La justicia ordenó también la detención preventiva de Morsi, retenido por el Ejército en un lugar secreto desde su derrocamiento el 3 de julio, alegando que ayudó a escapar a 19 miembros de la Hermandad Musulmana de una cárcel en 2011 con la ayuda del Hamas palestino.

Morsi será interrogado sobre si colaboró con Hamas en la fuga y en ataques a estaciones de policía al iniciarse el movimiento que llevó a provocó la caída de Hosni Mubarak.

Las autoridades reforzaron la seguridad este viernes en El Cairo y en el resto del país para esta jornada en la que bandos contemplaban medir fuerzas en las calles, cuando la violencia relacionada con los conflictos políticos dejó más de 200 muertos desde hace un mes.

A principios de la tarde, manifestantes de ambos bandos se enfrentaron a pedradas y se lanzaron botellas en el barrio de Choubra, en el este de El Cairo, después de que detractores de Morsi quemaran retratos del presidente derrocado, según testigos.

Los dos fallecimientos ocurrieron en la ciudad de Alejandría, según la agencia estatal de noticias MENA, que informó que al menos otras 33 personas resultaron heridas en distintas partes de Egipto.

La protesta en El Cairo de los simpatizantes de Morsi fue convocada por los Hermanos Musulmanes. Miles de egipcios se concentraban en los alrededores de una treintena de mezquitas, para salir rumbo a dos lugares donde los simpatizantes del presidente islamista derrocado establecieron sus campamentos.

El movimiento denuncia el "golpe de Estado" con el que el 3 de julio el Ejército depuso al primer presidente democráticamente elegido en Egipto, después de que a finales de junio se registraran manifestaciones de una parte de la población que reclamaban su partida.

El general Abdel Fattah al Sisi, jefe del Ejército egipcio, había llamado el miércoles a los egipcios a que salieran a la calle para darle un "mandato" para "acabar con el terrorismo y la violencia".

Pero desde el jueves el Ejército alterna entre declaraciones más rebajadas de tono y más amenazantes.

Aseguró que las declaraciones del general no estaban dirigidas en contra de los Hermanos Musulmanes, pero al mismo tiempo, en una declaración oficiosa recogida en internet, les dio 48 horas para renunciar a toda violencia y aceptar el proceso de transición política.

Con información de las agencias AFP y EFE.

Ahora ve
Angela Merkel fracasa en su intento de crear un gobierno de coalición
No te pierdas
×